Chile y Uruguay superan al país a nivel de América Latina

Por: Andrea Rodríguez Valverde 9 abril, 2015
Gasto en salud se triplicó.
Gasto en salud se triplicó.

Mientras en 2014 Costa Rica lideraba a nivel regional como el país socialmente más avanzado de Latinoamérica; un año más tarde cayó a la posición número tres en la región. Así lo reflejó el Índice de Progreso Social (IPS) elaborado por el Social Progress Imperative y dado a conocer la mañana de este jueves.

El IPS permite evaluar la eficacia con que un país traduce su producción en la capacidad para satisfacer las necesidad básicas de sus ciudadanos, como vivienda, seguridad personal, educación superior, salud y nutrición, entre otros componentes.

De acuerdo con el rankin, el país obtuvo un puntaje de 77,88, contra Uruguay y Chile que lograron obtener calificaciones de 79,21 y 78,29, respectivamente.

Índice de Progreso Social
Índice de Progreso Social

Roberto Artavia, residente de INCAE y vicepresidente de la organización que publica el Índice de Progreso Social, explicó que la desmejora relativa responde a que para el 2015, se dio una actualización de las variables que componen el Índice, utilizando información mucho más actualizada que la referenciada un año antes.

"Es claro que estos otros países han avanzado más rápidamente y han sido más eficacez", subrayó.

En contraparte, Honduras, Cuba y Guyana, se ubican en las últimas posiciones, de los 21 países de la región en análisis.

Expectativas superadas

Pese a ello, la mayoría de los países de América Latina y el Caribe superan las expectativas al obtener buenas calificaciones en relación con su nivel económico.

Entre los países de ingreso medio - alto, Costa Rica tiene el mayor progreso social relativo a su producción, pues logra un IPS de 77,88 con un PIB per capita de $13.431, superando a Italia y Corea del Sur, que tienen un PIB per cápita casi dos veces mayor ($34.167 y $32.708), por ejemplo.

"Se tiene un desempeño más alto del esperado. Hemos sido eficientes en convertir el ingreso en progreso social. Ahora, esa posición la logramos por una acumulación de politicas sociales históricas, que han dejado de presentarse en las últimas generaciones", comentó Artavia.

A nivel mundial, y de 133 países analizados, Costa Rica se ubicó en la posición 28. Las primeras tres posiciones son lideradas por Noruega (88,36) , Suecia (88,06) y Suiza (87,97).

Fortalezas

La medida evalúa 52 indicadores en tres sub-índices: necesidades humanas básicas, infraestructura social y oportunidades.

El mejor desempeño relativo de Costa Rica en relación a su nivel de ingreso medio, se debe a los puntajes altos que el país obtiene en: salud y bienestar, factores en los que ocupa el puesto 8 del mundo, y en la dimensión de "oportunidades", especialmente en medidas de derechos personales, libertad personal y de elección, así como en el área de tolerancia e inclusión donde ocupa el puesto 17 del mundo.

Limitantes

La posición de Costa Rica no fue mejor porque aún hay un porcentaje significativo de habitantes que no logran satisfacer las necesidades esenciales.

La educación superior es una de las principales áreas de alerta para el país, junto con otros temas como nutrición (tanto la subnutrición y el déficit alimentario como la tasa de obesidad), salud (la mortalidad materna o la incidencia de suicidios), agua (especialmente, el acceso en zonas rurales y el stress hídrico) y seguridad personal (por una elevada tasa de homicidios).

El Índice igualmente muestra indicadores en los cuales el país está rezagado como: la incidencia del matrimonio adolescente, el uso de internet o la libertad de culto (por ser un Estado con religión oficial).

"De 52 variables Costa Rica muestra debilidades relativas en 16 de ellas. Tenemos niños obesos pero desnutridos a la vez, por ejemplo", comentó Artavia.

El Índice de Progreso Social fue creado por un equipo dirigido por el Profesor Michael E. Porter de la Escuela de Negocios de Harvard. Se diseñó como un complemento del PIB y otros indicadores económicos, para ofrecer una mirada integral sobre el desempeño general de los países.

La edición de 2015 es la tercera publicación del Índice. Sin embargo, en 2013 debutó como un plan piloto que solo analizó a 50 países del orbe.