Empleo público sostuvo la planilla para compensar la desaceleración de sector privado

En última década aumentó su ritmo de crecimiento particularmente durante la crisis financiera

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/trabajo_en_Costa_Rica-sector_publico-sector_privado-empleo_ELFCHA20140110_0002_5.jpg
    326x204
    Empleo público sostuvo la planilla para compensar la desaceleración de sector privado
    / 10 ENE 2014
  • /economia-y-politica/trabajo_en_Costa_Rica-sector_publico-sector_privado-empleo_ELFCHA20140110_0003_5.jpg
    326x204
    Empleo público sostuvo la planilla para compensar la desaceleración de sector privado
    / 10 ENE 2014

index

El trabajo en el sector público se convirtió en un colchón para alivianar la caída de la oferta laborar en el sector privado en Costa Rica, de acuerdo con el comportamiento de ambos sectores en la última década.

El sector privado traía una tendencia de aumento significativa, la cual se vio interrumpida por la crisis mundial y aún no se logra recuperar.

Como una especie de rescate, el Estado aumentó la planilla pública, la cual luego bajó y tendió a moderarse, según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Y aunque el balance de la década todavía muestra un dominio de la contratación privada, en el 2013 aún la planilla pública crecía un 4,24%, frente a un 1,12% de la privada.

Actualmente, la empresa privada registra 855.156 empleados y el sector público tiene 297.382 trabajadores, tomando en cuenta personal del Gobierno Central y de instituciones autónomas, según la cotización a la CCSS.

Los altibajos

En el contexto de los últimos 10 años, las variaciones en los sectores empleadores se notan desde el 2004, cuando la empresa privada mostró un ascenso constante hasta el 2008. En esos cuatro años, se dio un crecimiento total de 37,7%.

Solo en 2008 hubo un aumento de 9,01% en los trabajadores del sector privado, respecto al año anterior.

Pero el acelerador frenó en el 2009, cuando se dio una baja a 37.171 empleados, en medio de la crisis financiera mundial; es decir, se presentó un decrecimiento del 4,65%.

“El país venía creciendo fuertemente y después de la crisis, a partir de 2009, el crecimiento ha sido relativamente modesto, en comparación con el que teníamos previo a la recesión”, expresó el economista Ronulfo Jiménez.

Escudo público temporal

El movimiento del empleo público antes de los primeros síntomas de recesión fue moderado, con un promedio de crecimiento de 2,8% entre el 2004 y 2007.

Con los primeros síntomas de la crisis financiera mundial, el gobierno de Óscar Arias desarrolló el Plan Escudo para contrarrestar su impacto. En ese contexto, se experimentó una significativa elevación del promedio de contratación pública a 7,6% en los dos siguientes años.

Solo en el 2009, se registró el aumento de 8,14% de trabajadores públicos, porcentaje más alto en la década.

“Tuvimos varios años de crecimiento muy fuerte de empleo público, el salario promedio del funcionario aumentó, lo cual hizo que fuera más atractivo”, explicó Jiménez. Los rubros educativos y de seguridad fueron reforzados.

Empero, eso tuvo repercusiones. Ante un aumento en la presión por el déficit fiscal, en el gobierno de Laura Chinchilla se bajó la velocidad de la contratación, y del 2010 al 2013, el crecimiento promedio llegó al 2,6%.

Esta administración tuvo que revertir la medida que mitigó en su momento el efecto de la crisis, tratando de contener el paso que llevaba la planilla estatal y buscando opciones fiscales para equilibrar el gasto público.

Debe recordarse que la contratación no es un gasto transitorio sino permanente en las finanzas públicas, por lo que absorbe buena parte de sus recursos.

Recuperación a paso lento

Al cierre del 2010, hubo una recuperación en el empleo privado de 3,50% respecto al 2009; empero, la tendencia vigorosa que traía el sector, aumentando casi dos dígitos al año, no repunta hasta el momento. En el 2011 solo creció en 3,25%, el 2012 terminó con un 3,99% y el año pasado solo aumentó un 1,12%.

El comportamiento del empleo coincide con los vaivenes de la economía y las tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) .

Las estadísticas del Banco Central de Costa Rica (BCCR) muestran que en el 2009 el PIB cayó un 1,01%. Fue el único año en que este indicador fue negativo.

Urge reactivación económica

Ante la situación de desempleo que aqueja al país (8,4%) y con un cambio de gobierno a la vista, es clave evaluar las prioridades para identificar en cuáles áreas se necesita más o menos funcionarios.

Jiménez destacó que urge la reactivación del proceso económico, en lo que también influyen factores externos, y hacerle frente al déficit fiscal, para que la respuesta sea positiva en la contratación.

Sin embargo, de momento la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) descarta cambios en las variables de empleo privado, debido a que la confianza empresarial bajó durante el 2013, según la encuesta Pulso Empresarial del IV Trimestre.

“Cuando no hay confianza en el empresariado, es difícil que se den nuevas inversiones, y por lo tanto nuevas oportunidades de empleo, debido a que los empresarios prefieren esperar”, dijo Jaime Molina, jerarca de Uccaep.

Molina externó que para que haya un avance en la generación de empleo, el país necesita mejorar el clima de negocios para aumentar la confianza empresarial, lo cual incluye la reducción de trámites, elevar la seguridad jurídica, mejorar la infraestructura y la educación y bajar los costos de la energía eléctrica.

Sostenbilidad y financiamiento