Ingresos de visitantes por vía terrestre pierden terreno

Entradas por aire acaparan el 72 % del total de llegadas registradas en el país

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los ingresos por vía terrestre tienen cada vez un menor peso en las visitas del país.

Desde el 2011 a la fecha las visitas por Paso Canoas, Peñas Blancas, Tablillas, Sabalito y Sixaola han pasado de representar un 33% de los ingresos anuales a un 27% en el cierre del 2016.

El desempeño en las visitas terrestres no ha sido necesariamente exitoso. El año pasado Costa Rica solo creció en un 0,85% en la llegada de este tipo de visitantes y en el 2014 y el 2015 se registraron caídas interanuales de medio punto porcentual.

Actualmente el país recibe poco menos de 2.000 personas con respecto al 2013 que decidieron entrar al país por esta vía.

La tendencia no quiere decir que Costa Rica pierda visitantes en total (al contrario, el año pasado el país creció casi un 10% en todas sus formas de ingreso) sino que hay otra vía de entrada al territorio cada vez más importante: la aérea.

Aumento por vía aérea

Que Costa Rica empuje más la llegada de visitantes aéreos que la de terrestres no es necesariamente una mala noticia.

Hoy el sector aéreo recibe dos de cada tres visitantes que llegan al país. La proporción entre la distribución total es 5,5 puntos porcentuales mayor a la del 2011 y acapara un 72%.

Un mayor ingreso de personas por vía aérea puede significar más ingresos económicos para los nacionales con empleos relacionados con el turismo, si se compara con la visita de personas por vía terrestre.

Según el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) las personas que ingresaron por vía aérea en el 2016 a los aeropuertos Juan Santamaría, Daniel Oduber o Tobías Bolaños tendieron a registrar una estadía de 12 días y a mostrar un gasto medio de $1.268. En su perfil son usualmente norteamericanos (67%) o proceden de Europa (17%).

Los visitantes por vía terrestre tienden a pasar más tiempo en el país (15 días), pero gastan cuatro veces menos de lo que invertiría una persona que ingresa por vía aérea ($300) en promedio.

“Un alto porcentaje (más del 30%) se desplaza hacia Costa Rica por motivo de visita a familiares o amigos y se hospeda la mayor parte del tiempo en casa de esas personas” explica Rodolfo Lizano, director de Planeamiento y Desarrollo del ICT.

Los registros de visitas por vía aérea vuelan cada vez más alto y “atrapan” los grises resultados que el terrestre ha mostrado desde el 2013 . El año pasado el ingreso por los aeropuertos reportó su aumento interanual más importante desde el 2005, año a partir del cual se encuentran disponibles estadísticas del ICT.

En buena medida, estos resultados se deben a decisiones políticas y comerciales para la apertura de nuevos servicios de vuelos y transporte. En el 2016 el país pasó de tener solo un vuelo directo a España (proporcionado por Iberia), a otros tres servicios directos a Reino Unido (British Airways), Francia (Air France) y Alemania (Condor).

Aunque ínfimos (tienen menos de medio punto porcentual de las visitas totales del país) los ingresos por vía marítima también aumentaron en casi un tercio hasta llegar a los 10.439 ingresos.

Otras tendencias del 2016

Todo este desempeño del sector aéreo empujó unos positivos resultados en los registros de visitantes del país. En el 2016 Costa Rica volvió a superar su récord de ingresos, para elevarlo a los 2,9 millones de personas.

Pudo ser mucho mayor, si no se hubiera quitado el acelerador en el último trimestre.

Hasta octubre, se habían mostrado un crecimiento interanual promedio de 12% por mes. Sin embargo, noviembre reportó 4.700 turistas menos que en el 2015 (-2%) y diciembre creció un tercio de lo que suele aumentar.

Para el Instituto, es probable que la caída esté relacionada con el huracán Otto –que afectó al país en noviembre– y con algunos otros fenómenos climatológicos relacionados.

“Los efectos del huracán Otto y la exposición mediática a la que el destino se vio expuesto en los últimos meses del año, pudo haberse sumado a una actitud más reservada de viaje por parte de algunos turistas producto del proceso de elecciones y cambio de Gobierno en los Estados Unidos”, valoró Lizano.

Aún el ICT desarrolla un análisis para evaluar las causas de la caída del país en los dos últimos meses del 2016, de la cual se espera que no afecte la temporada al ta de enero a marzo del 2017.

infografia
Sostenbilidad y financiamiento