Consumir sustitutos del azúcar frecuentemente podría arriesgar su salud

Estudio advierte que pueden aumentar de peso y desarrollar síndrome metabólico, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los consumidores frecuentes de sustitutos de azúcar pueden estar en mayor riesgo de aumentar de peso y desarrollar síndrome metabólico, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Son parte de las conclusiones de un estudio hecho por la Universidad de Purdue que, aunque admite sin duda que “la sustitución de calorías con edulcorantes no calóricos reduce la densidad de energía de los alimentos y bebidas”, cuestiona que “reducir la densidad de energía de esta forma se traduzca siempre en una reducción de la ingesta energética, menor peso corporal y mejoras en la salud metabólica”.

Los investigadores explican que comer alimentos y bebidas con sabor dulce pero sin calorías o bajos en calorías interfiere con las respuestas aprendidas que normalmente contribuyen a la homeostasis de la glucosa y la energía.

Así, el consumo frecuente de los edulcorantes podría tener el efecto contrario a la intuición de inducir alteraciones metabólicas después de la ingestión y deteriorar la capacidad de compensar la energía proporcionada por el consumo de este tipo de alimentos.

Esto no debe interpretarse como una sugerencia de que los azúcares se deba preferir frente a los edulcorantes artificiales ---aclaran--- sino, de que “el consumo de edulcorantes artificiales puede exacerbar los efectos negativos de los azúcares mediante la reducción de la capacidad de predecir las consecuencias de su consumo y/o mediante la alteración de los procesos cognitivos que conducen a más consumo”.

Por eso, los investigadores recomiendan ser precavidos y garantizar que el dulce global de la dieta esté garantizado, independientemente de si el edulcorante proporciona energía directamente o no.

Sostenbilidad y financiamiento