GENEALOGÍA DE CANDIDATOS

Johnny Araya: 300 años de antepasados ticos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

De los cinco candidatos cuyas genealogías investigó EF, sin duda la que nos remite exclusivamente a antepasados costarricenses por más de 300 años es la del liberacionista Johnny Araya Monge, nacido en San José, en 1957.

Al rastrear sus ancestros, todos los sextos abuelos que hemos podido identificar han nacido en Costa Rica y para encontrar algún antepasado foráneo hay que avanzar hasta los sétimos abuelos, donde nos encontramos a Martín de Avellaneda, oriundo de la villa de Portugalete, señorío de Vizcaya, en el País Vasco, quien casó en Cartago, en 1708, con Rosa Viterbo de Chaves.

Geográficamente, las raíces más cercanas de Araya están en Palmares, Alajuela, pero luego se encuentran en diversos lugares de la misma provincia, incluida la ciudad del mismo nombre y San Ramón, Naranjo y Grecia. Luego, como suele suceder en el caso de las familias alajuelenses, sus raíces originarias están principalmente en Heredia, aunque algunas también en San José.

Así, en las ramas de su árbol genealógico hallamos apellidos que lo vinculan con todo costarricense que tenga raíces antiguas en Heredia y Alajuela: Araya, Barrantes, Muñoz, Méndez, Solano, Soto, Quesada, Vargas, González, Paniagua, Sancho, Monge, Barquero, Esquivel, Ulate, Benavides, Ugalde, Murillo, Herrera, Álvarez, Molina; y también algunos de los más comunes de San José (Tibás, Guadalupe y Moravia): Barrantes, Vargas, Jiménez, Castro, Soto, Méndez y Salazar.

Aunque en su genealogía inmediata encontramos una fuerte vena política (es hijo de un exdiputado, sobrino de un expresidente y hermano de un exdiputado y excandidato presidencial), esta vinculación es más bien reciente pues la gran mayoría de sus antepasados han sido agricultores, pequeños y medianos propietarios en las zonas citadas.

Sin embargo, Lorenza Soto Quesada, tatarabuela de Johnny Araya Monge, fue hermana de Apolinar Soto Quesada y, por tanto, tía de Bernardo Soto Alfaro, presidente de la República, y de Eloisa Soto Alfaro, abuela paterna de Daniel Oduber Quirós, también presidente.

El antepasado paterno directo más antiguo que se pudo documentar es Antonio Araya, nacido hacia 1725 y casado hacia 1745 con Antonia Ledezma, cuyos descendientes en Heredia son citados casi siempre como mestizos (es decir, mezcla de español e indio). El fundador del apellido Araya en Costa Rica fue Juan de Araya, de origen presumiblemente español, quien nació hacia 1575 y casó en Cartago con Leonor Gómez, hija del conquistador Román Benito y Juana Gómez de Bonilla.

Algunos de los apellidos que más se repiten en su genealogía son Barrantes, Quesada, González, Vargas, Rodríguez, Paniagua, Rojas, Murillo, Herrera, Alfaro y Castro.

En algunos casos, se debe al matrimonio entre parientes, que caracterizó los distintos pueblos de Costa Rica hasta bien entrado el siglo XX, aunque en otros se trata de una simple coincidencia.

Al llegar al periodo colonial (antes de 1821), las raíces de Araya presentan una alta proporción de raíces españolas y mestizas, lo que remite a los conquistadores españoles y su mezcla con las indígenas costarricenses.

Destacan entre sus antepasadas indias, Juana Hernández Palacio, de Ujarrás, quien por muchos años fue amante del capitán Gregorio de Chaves (1645), criollo español nacido en Cartago, descendiente de conquistadores, con quien procreó siete hijos que dejaron una extensa descendencia que llega a nuestros días. En un hecho bastante poco frecuente para la época, el capitán Chaves casó con la india Juana y así legitimó a todos sus descendientes.

También proviene, Araya Monge, más de 10 veces de Catalina Tuia –conocida como Catalina Pereira–, india curridabateña nacida hacia 1584, madre de dos hijos mestizos, de quien desciende más del 60% de los presidentes de Costa Rica y posiblemente igual porcentaje de costarricenses. Como ya habíamos visto, Villalta y Guevara comparten esta raíz, aunque ellos no la repiten tantas veces.

No obstante, también encontramos claramente rastreables las huellas de los esclavos que vivieron en el Valle Central durante la época colonial. Johnny Araya procede, al igual que Villalta, de uno de los casos más interesantes de la genealogía costarricense, y, además, por partida doble, pues su madre y su padre son sus descendientes.

Se trata de la parda esclava Ana Cardoso (nacida hacia 1649), quien estableció una larga relación amorosa con el capitán Miguel Calvo, español criollo nacido en Cartago, con quien tuvo cinco hijos que dieron origen a infinidad de familias en toda Costa Rica. Calvo fue el primer español criollo cartaginés que reconoció en escritura pública (1715) a sus hijos mulatos habidos con una esclava.

Son descendientes de esta pareja, entre muchos otros, los expresidentes Óscar Arias Sánchez, Luis Alberto Monge Álvarez y Rodrigo Carazo Odio.

Ascendencia familiar

Johnny Francisco Araya Monge

Nació en San José, 29 de abril de 1957. Esposa: Sandra León Solano. Hijos de tres esposas distintas: María Gabriela Araya Morera (1981), Gloriana Araya Campos (1985) y Sergio Araya Gutiérrez (1992)

Padres:

José Fabio Araya Vargas (1922) casó con Myriam Monge Álvarez (1924)

Abuelos:

José Antonio Monge Méndez (1897) casó en Palmares, 1919, con Adelina Vargas Sancho (1897)

Gerardo Monge Quesada (1884-1929) casó en La Soledad, 1916, con Elisa Álvarez Vargas (1900)

Bisabuelos:

Trinidad Araya Muñoz casó en Alajuela, 1892, con Rita Méndez Soto.

Matías Vargas Paniagua casó en Palmares, 1882, con Ildefonsa Sancho González.

Prudencio Monge Esquivel casó en San Ramón, 1872, con Custodia Quesada Ugalde.

Pedro Álvarez Molina casó en Naranjo, 1894, con Alejandrina Vargas Jiménez

Tatarabuelos:

José de Jesús Araya Barrantes casó en San Ramón, 1860, con Ramona Muñoz Mondragón.

Juan Méndez Saborío casó en Alajuela, 1855, con Lorenza Soto Quesada.

José Ildefonso Vargas González casó en Alajuela, 1846, con María de la Trinidad Paniagua Rodríguez.

José de los Santos Sancho Ruiz casó en San Ramón, 1862, con Feliciana González Zamora.

Antonio Monge Barquero casó en Heredia, 1822, con María de los Ángeles Esquivel Lizano.

Manuel María Quesada Benavides casó en Alajuela, 1839, con Rafaela Ugalde Murillo.

Juan Francisco Álvarez Pérez casó en Naranjo, 1870, con María Josefa Molina González.

Antonio Vargas Vargas casó en Grecia, 1866, con Práxedes Jiménez Salazar.

Fuente:   Investigación de Mauricio Meléndez.

Sostenbilidad y financiamiento