Practique etiqueta en casa

Organice una actividad privada y prepárese para las cenas y reuniones laborales

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las cenas de Navidad, las recepciones de fin de año, los agasajos para socios o empleados longevos, todos estos son escenarios en los que usted se puede enfrentar a una mesa con un montaje completo, que requiera la puesta en práctica de las reglas de etiqueta.

De acuerdo con cuatro expertos consultados por EF, la mejor forma de prepararse es llevar un curso, comprar un buen libro, buscar la teoría y, sobre todo, ponerla en práctica en casa, porque le resultará muy difícil recordar espontáneamente un grupo de reglas que usted no sigue.

Adelántese a los acontecimientos: organice su velada de etiqueta en casa y siga estos consejos.

Elementos básicos

“Es muy importante que todos los elementos que estén sobre la mesa sean funcionales o decorativos y armonicen entre sí, desde el mantel hasta los adornos”, asegura Oria García-Ordás, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo y Marketing.

La armonía se puede conseguir utilizando piezas de una vajilla completa, o combinando estratégicamente un juego de copas con ensaladeras, cubiertos y platos, aunque los de cada tipo sí deben corresponder al mismo juego, sin ser muy llamativos.

Irene Jara, experta en etiqueta y protocolo, comenta que “en una mesa elegante son los alimentos los que deben predominar, por lo que alrededor de ellos se elegirán, con equilibrio y buen gusto, los elementos decorativos: manteles, servilletas, velas, cubertería, fuentes de servicio y cristalería, entre otros”.

Si decide que su cena-ensayo tenga un aire un poco más “casual”, puede alternar ciertas piezas temáticas con otras más clásicas. “Un menú y montaje informal pueden ser muy agradables y elegantes si se consideran una serie de detalles: que las vajillas de colores o con estampados estén en excelentes condiciones; si se usan manteles o servilletas alusivas a la Navidad no tienen que ser ambos estampados, se puede recurrir al contraste; usar los elementos alusivos a la Navidad en el petit menage (salero, servilletero, aceitero o florero) y que todo esté limpio y brillante”, recomienda Alejandra Flores, asesora corporativa de Consultoría en Imagen y Mercadeo.

Eso sí, todos coinciden en que el secreto para proyectar mayor elegancia y formalidad es apegarse al estilo clásico.

El experto Juan Carlos Bonilla lo resume así: “Prefiera el menaje blanco, con adornos muy discretos, lo clásico es muy elegante y no pasado de moda, además de ser sobrio. Si queremos usar algún diseño vanguardista, se deben preferir colores como el negro, azul oscuro o tonos pasteles. Las copas deben ser transparentes con pocos o ningún labrado en el vidrio o cristal”.

El montaje completo de una cena formal debe incluir plato base, plato para el pan, cubiertos según los platillos de la noche y copas para dos vinos y el agua. Solamente se deben colocar los elementos que se utilizarán, colocar los demás a modo de adorno es de muy mal gusto. Recuerde que el montaje de la mesa se debe poder interpretar por parte de los comensales.

Platillos de cuidado

Un menú formal puede ir de los tres a los siete tiempos de comida, con entradas, sorbete (para limpiar el paladar de ciertos sabores), platos fuertes y postres.

En su casa lo ideal es proponer un menú sencillo, con el que se sienta cómodo y se pueda manejar sin problemas: evite carne con hueso, pastas con mucha salsa y complicaciones similares. Pero fuera de su casa podría encontrarse con platos que requieren habilidades especiales: si en el menú aparece alguno de estas opciones, evítela o practique con tiempo.

Pescado entero: se utiliza un cuchillo especial para desprender la carne de las espinas.

Ostras, langosta y cangrejo : Pueden requerir solo un tenedor de marisco, si ya la carne está separada de la base, o una cuchara e incluso un rompemariscos, para separar las piezas.

Caracoles: requieren tenazas y tenedor de gancho.

Caviar : con cucharilla.

Irene Jara hace énfasis en que “todo alimento servido en la mesa debe comerse con cubiertos”, así que usar las manos en estos casos tampoco es una opción.

El pollo, el pavo y todas las aves se deben comer estrictamente con cubiertos tradicionales.

Recuerde además que en caso de ser invitado a celebraciones de otras culturas, podría haber platos especiales. En este caso, “los anfitriones deben darnos las explicaciones correspondientes para conocer de antemano la tradición o el rito”, explica Bonilla.

Reglas básicas

Además de recordar que los cubiertos se usan en el orden en que están colocados, con la mano correspondiente al lado del plato donde los ubicamos y de los extremos hacia el centro, hay otras consideraciones de comportamiento que complementan la etiqueta en la mesa.

“Deberíamos respetar estas normas durante todo el año”, dice Díaz-Ordás, “como empezar a comer hasta que todo el mundo esté servido, después de la indicación de la anfitriona o el anfitrión, no pedir un nuevo plato hasta que todos hayan terminado el primero, por eso, no debemos comer ni muy rápido ni muy lento”.

Flores acota “el arroz con pasas o almendras se come exclusivamente con el tenedor, con el pan como aliado para empujar. El pan se toma con la mano izquierda y se parte solamente el bocado que se consumirá, la mantequilla se unta a ese bocado, no a todo el bolllo. Si nos ofrecen uvas en un ramito sobre un plato, se toman una a una y se llevan directamente a la boca, sin partirlas. En caso de bombones o dulces, si son pequeños también se consumen de un solo bocado”.

La moderación con las bebidas alcohólicas es fundamental: una actividad de gala puede ofrecer vinos u otros licores secos antes de la cena, dos o tres vinos durante la comida (para las entradas, el plato fuerte y el postre) y digestivos al concluir, por lo que un abuso en las primeras etapas puede pasarle factura al final.

Jara recuerda otras prácticas que, de no presentarse, pueden dañar su imagen aún si aplica correctamente sus modales en otros momentos.

“Sea puntual; lleve un presente a los anfitriones (puede ser vino, flores); vista de la manera apropiada para la situación (consultar cuán formal será la cena y si se celebrará en un sitio abierto o cerrado); evite el uso de celulares y de ninguna manera lo coloque sobre la mesa durante la cena; omita el perfume, particularmente si la actividad incluye una cata, mantenga buen comportamiento, y haga uso de sus habilidades sociales”, recomienda.

El objetivo de toda actividad social debe ser pasarla bien, por eso es mejor tener frescas las reglas de etiqueta y evitar los malos ratos.

Sostenbilidad y financiamiento