La mujer no mediática de la televisión

Noticias Repretel celebra 15 años en manos de su progenitora, la periodista Roxana Zúñiga Quesada

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Conocida por su tendencia a permanecer detrás de cámaras, la directora de Noticias Repretel celebra 15 primaveras de uno de sus hijos periodísticos favoritos: Noticias Repretel .

A sus 56 años la comunicadora hace un recuento de los amores cosechados en el “parto” de otros proyectos como el de la sección de Internacionales de La Nación , la revista Rumbo , Rumbo Centroamérica y Al Día .

Su favorito, sin embargo, es sin duda el proyecto que el pasado 19 de enero ameritó un brindis. Para ella es el bebito, el quinceañero, aunque todos le hayan heredado grandes satisfacciones.

Además de su pasión por el periodismo, Zúñiga colecciona figuritas de monjas y padres, sin relacionarlos en lo absoluto con la religión. Tiene unas 800 que colecciona desde hace 30 años.

De no haber estudiado periodismo se hubiera inclinado por historia, derecho o trabajo social. Es amante de la lectura y de ver televisión. Disfruta del cine viejo y de ingresar a las redes sociales, en las que parece reproducir su conocido comportamiento detrás de cámaras: no ingresa para participar, si no para sondear y analiza la opinión de la gente.

En 1980 usted ingresaba a La Nación ¿Qué reflexión hace del periodismo de aquella época?

Se trataba de un periodismo con mucha pasión, pero incipiente en el uso de herramientas tecnológicas. Había pasión y espíritu pero hacía falta recorrer camino para la profesionalización.

¿Eso es lo que le falta al periodismo de ahora?

Ahorita lamentablemente no hay equilibrio entre la pasión y la tecnología. Hay un gran uso de herramientas tecnológicas pero no existe la pasión que garantice un uso adecuado.

¿Y de quién es la culpa de eso?

En parte se debe al exceso de universidades privadas que gradúan periodistas a granel.

Y la solución sería...

Uhhh.. bueno un sano consejo para jóvenes sería analizar su reacción ante un acontecimiento. Si la persona siente que sus entrañas vibran, que el corazón le palpita y que quiere salir corriendo a dar cobertura... eso podría dar indicios de que tiene vocación... y eso no lo es todo, pero es un gran componente, es el elemento esencial. Es lo que hace la diferencia de un periodista –que pone el alma– y un trabajador de la prensa.

¿Cuál es el principal reto como directora de Noticias Repretel?

Producir un noticiero con balance y responsabilidad que logre posicionarse y conquistar el público costarricense.

Después de tantos intentos ¿Por qué este noticiero sí funcionó?

Se hizo una apuesta fuerte por periodismo para la gente y se establecieron 4 ejes temáticos: trabajador, consumidor, ciudadano y asegurado. La agenda gira sobre esos ejes, que cuentan historias.

¿ Cómo fue reemplazar a Marcela Angulo y regresar en 2010?

Fue difícil porque estuve afuera por 4 años, especialmente en Guatemala y Argentina. Pasé de un ritmo de reflexión, observación y análisis a uno lleno de acción detrás de un noticiero, pero eso me emociona. El zorro pierde pelo, pero nunca las mañas .

¿Cuál fue la herencia como directora regional de noticias?

Que los periodistas deben trabajar y estudiar mucho. Siempre tendemos a hacer un periodismo tradicional, es necesario hacer un periodismo diferente.

¿Cómo es un periodismo diferente?

Uno que responda a las necesidades informativas de la gente y no a las necesidades de los sectores. El periodista necesita leer mejor los cambios en la sociedad. Necesita prepararse mejor y dejar de caer en lugares comunes.

¿Diferencias con el periodismo de Centroamérica?

Es un periodismo muy similar. Nos han igualado.

¿Para bien?

(Risas). No sé. Se hace periodismo muy oficial todavía. En Costa Rica me preocupa la preponderancia de las agencias de noticias y de relaciones públicas. Ahora los funcionarios no te hablan, se limita la información, se filtra a través de esas agencias. Eso me parece un retroceso porque no permite la repregunta y eso es esencial. Debe existir el cuestionamiento y no ser una grabadora que reproduce todo lo que dicen.

Pero a veces eso es culpa de la mala preparación del periodista...

Ambas cosas no son excluyentes. Muchas veces es una reacción a que el periodista va muy mal preparado y no sabe ni qué preguntar. Por eso es necesario que aumente la cantidad de periodistas especializados, así contribuye con nuevos enfoques y con una agenda propia. Los periodistas generales van a ir desapareciendo.

Usted estuvo en radio, prensa escrita y televisión, ¿puede un periodista hacer de todo y ser bueno en todos los formatos?

Sí, sí lo creo. El periodismo es el tronco y las ramas son las especialidades. Un buen periodista lo será en cualquier formato.

¿Qué hay detrás de cámaras que le gusta más estar ahí?

Desde ahí se puede analizar el panorama y tomar las mejores decisiones, las más prudentes, las más arriesgadas. La dirección detrás de cámara permite analizar todos los factores.

¿Qué dice el noticiero de Roxana Zúñiga?

Que esa señora siempre quiere que todos hagan buen periodismo. Siempre quiere más y mejor, para conseguir la excelencia.

¿Qué le hace falta al periodismo nacional?

Más preparación, más profundidad, más atrevimiento, ser menos predecibles.

Usted ha promovido que el periodista no sea noticia ...

¡Claro! porque lo importante es la noticia, no el periodista. Nos interesa que el periodista haga bien su trabajo y no que crea que él es el importante.

¿En qué se convierte el raiting ? ¿La atormenta? ¿La esclaviza?

Es un elemento con el que tenés que vivir día a día. Es un excelente instrumento para medir preferencias, pero no es el instrumento para tomar decisiones a largo plazo. Es importante, muy importante, pero no debe determinar el rumbo.

INCLUYA SU COMENTARIO