¿Comió y bebió mucho este fin de año? Aquí le decimos como recuperarse

Consejos prácticos para desintoxicarse y volver al trabajo con éxito

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las fiestas ya casi terminan, pero los malestares y pesadez estomacal provocados por exceso de comidas y bebidas pueden permanecer por varios días más.

Esa sensación de indigestión dificulta el desempeño a quienes necesitan volver de inmediato a reuniones y actividades laborales. Incluso, cuando no hay molestias físicas sensibles, la conciencia de haber comido mal y de más puede pasarle la factura a su concentración.

Con estas recomendaciones prácticas, usted podrá desintoxicar su cuerpo de manera saludable y recuperar su capacidad rápidamente:

• El componente más importante de cualquier método de desintoxicación corporal es el agua. Se recomienda tomar abundante agua y consumir alimentos que son fuentes de este líquido: frutas y vegetales que se pueden consumir crudos en ensaladas, en meriendas o en batidos. Estos son buenos aliados para limpiar el cuerpo.

• Evite alimentos fuentes de grasas saturadas, azúcares simples y harinas refinadas debido a que son de baja calidad nutritiva y no contribuyen a brindar un efecto detox en el organismo.

A su vez, es fundamental disminuir el consumo de alimentos de origen animal como carnes procesadas, de alto tejido conectivo como carnes rojas y embutidos, entre otros.

• Una alimentación para desintoxicar incluye una dieta basada en alimentos en su estado natural, no procesados. Es recomendable privilegiar el consumo de alimentos crudos durante los primeros días del año, en lugar de comer alimentos cocinados. De esta forma, se obtiene mayor aporte de fibra dietética, vitaminas, minerales, antioxidantes, agua, enzimas, clorofila; todos estos son nutrientes con poderosas propiedades depurativas.

• Como parte de este régimen de limpieza, hay que evitar el consumo de alimentos que intoxiquen el cuerpo. No consuma bebidas alcohólicas, gaseosas, café, chocolates ni refrescos de paquetito en polvo, pues en lugar de desintoxicar, generan el efecto contrario.

Recuerde que la moderación es clave para no caer en excesos que afecten el estado de salud y nutrición del cuerpo. Disfrute con moderación, no permita que los alimentos hagan fiesta con su cuerpo y aliméntese conscientemente.

Menús saludables

Esta puede ser su dieta desintoxicante y de vida consciente:

Desayuno: frutas picadas o combinadas en un batido verde, con uno o dos vegetales de color verde oscuro como apio, perejil, espinaca, albahaca o hierbabuena, entre otros. Agua al gusto, no agregue azúcar extra.

Merienda: una fruta al gusto, ya sea entera, picada o en forma de batido nuevamente. En este caso, al ser licuada, es importante consumir también la estopa pues es ahí donde se encuentra la fibra.

Almuerzo: ensalada fresca con vegetales crudos variados como lechuga, tomate cherry, albahaca, pepino, zanahoria y remolacha cruda rallada. Como fuentes de proteína de origen vegetal, agregar germinados de alfalfa, frutos secos como almendras y nueces, frijoles o garbanzos naturales (no enlatados).

*Para obtener una buena fuente de energía y carbohidrato complejo, se puede agregar camote o papa cocida y picada en cuadritos, en lugar de frijoles o garbanzos.

La grasa sana sería el aceite de oliva y aguacate, con moderación.

Merienda: batido de fruta o un pequeño snack de semillas o frutos secos (solo si no se consumieron grasas al almuerzo).

Cena: una ensalada o sopa de vegetales naturales, por ejemplo, de tomate con aguacate.

Este tipo de dieta se puede realizar durante tres a cinco días, acompañada de un monitoreo nutricional y con un programa de ejercicios regular que ayude a desintoxicar más el cuerpo. Cada tiempo de comida debe ser acompañado con consumo abundante de agua, de dos a tres litros, según cada persona.

Fuente: Consultas Nutrición.

Sostenbilidad y financiamiento