Guía práctica para aplicar el autocoaching empezando el 2016

Impulse sus planes personales y profesionales este año

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Siempre se propone el inicio de año como una época para fijarse objetivos y adquirir nuevos hábitos. Sin embargo, en medio del arrollador ritmo cotidiano que se experimenta en puestos ejecutivos, la visión y la misión se pueden perder.

Entonces, ¿cuál es la manera de lograr sus metas del 2016 y planificar un futuro exitoso? Sea su propio coach y programe desde ya en su agenda, una cita con usted mismo, donde pueda permitirse un espacio de reflexión y una conversación posibilitadora del cambio.

El coaching es un proceso de crecimiento, que por medio de la reflexión, que se apoya en las fortalezas personales para lograr objetivos específicos.

Considerando que las principales herramientas para el éxito son internas, este procedimiento persigue el autoconocimiento para la construcción de un futuro satisfactorio.

Con una guía de preguntas en lenguaje enfocado al cambio, es posible analizar su situación y contexto actual, evaluar sus recursos, plasmar sueños y metas y concretar acciones puntuales para alcanzarlas.

Pasos y preguntas guía

Incluya en su autoevaluación y plan del 2016 el análisis de las siguientes áreas: familia, salud, finanzas, carrera profesional, trabajo, espiritualidad, relaciones sociales y pasatiempos.

1. Reflexione sobre su situación actual:

–¿Cómo me siento conmigo mismo hoy? Incluya respuestas para cada área.

–¿Qué es lo más importante para mí en cada área?

–¿Cuáles son mis fortalezas? ¿mis áreas de oportunidad? Esta información puede tomarla de su autoconocimiento, pedir feedback a sus compañeros, jefe, familiares o, bien, si en su trabajo realizan planes de desarrollo personal, revisar los resultados de sus evaluaciones.

–¿Qué cosas me apasionan?

–¿Qué cosas he logrado que me hacen sentir orgullo?

2. Imagine: permítase la libertad de soñar. Para contestar estas preguntas, no filtre sus respuestas pensando en qué es posible y qué no, solo contéstelas escuchando su corazón.

–¿Cómo podría sentirme mejor? ¿Cómo puedo ser más feliz?

–¿Qué metas he querido obtener y por diferentes razones he abandonado?

–¿Cómo me visualizo dentro de un año? o su variación: ¿Qué tipo de profesional (padre/madre, deportista, etc.) quiero ser en un año?

–Amplíe su respuesta: ¿dentro de 5, 10, 15 años?

–¿Qué legado quiero dejar? ¿qué quiero que los demás recuerden de mí?

3. Proponga acciones concretas:

–¿Qué estoy haciendo hoy para llegar ahí?

–¿Qué hábitos, personas o situaciones actuales me alejan de la meta? ¿Cómo puedo cambiar?

–¿Qué actitudes o pensamientos me impiden realizar mis metas? ¿Es mi conversación interna positiva?

–¿Qué necesito aprender o incorporar a mi vida para lograr estas metas?

–¿Dónde puedo obtener ese aprendizaje?

–¿Necesito presupuesto para lograrlas? ¿Cómo puedo establecer un ahorro para estas metas? ¿Cuánto puedo ahorrar con mi situación financiera actual?

–¿Necesito consultar con otras personas para lograr estas metas? ¿Quién puede ser mi apoyo, mi mentor, mi coach ?

–¿Se verán afectadas otras personas, al cambiar yo mi rutina, para conseguir mis metas? ¿Con quiénes debo compartir mi plan?

–¿Qué acciones específicas puedo ejecutar mañana para iniciar el proceso de cambio?

Programe las acciones en su calendario y destine de una vez tiempo para la ejecución y seguimiento del plan.

4. Seguimiento : Programe sesiones mensuales de seguimiento a las metas planteadas, revise acciones concretas que logró ejecutar, pendientes o cambios que surjan en el camino.

–Si compartió su plan con alguien, pida que retroalimenten su progreso.

–Revise acontecimientos importantes y repase su actuación:

–¿Puede ser diferente la próxima vez? ¿Cómo puede ser mejor?

–¿Qué alternativas tengo?

–¿Cómo puedo convertir estas situaciones en una oportunidad para mí?

–¿Qué puedo aprender de esta experiencia?

–¿Cuál es mi compromiso de cambio para la próxima ocasión?

Atrévase a salir de su zona de confort. Las respuestas para su crecimiento están en el área de expansión donde el aprendizaje es posible, y su principal recurso es usted mismo. Destinar tiempo para la reflexión y el cambio es sin duda, una inversión a futuro.

Otras herramientas

Valore el grado de satisfacción que siente en su vida, con la guía mencionada. Del 1 al 10 ¿cuán feliz se siente en cada área? ¿qué lo haría sentirse mejor?

Sustituya su conversación interna negativa. Nuestra forma de pensar define lo que somos lo que logramos y cómo vemos el mundo.

Programe recordatorios en su teléfono o computadora con mensajes motivadores acerca de sus habilidades, sus capacidades o sus metas.

Tome distancia. Ante la duda, piense su situación como si le ocurriera a un amigo o ser querido que le pide consejo. ¿Qué le diría usted sobre sus capacidades?

Cuando se cuestione a sí mismo, utilice para qué, en lugar de por qué, esto le evitará refugiarse en excusas y le permitirá abandonar el rol de víctima en su destino; asumiendo una posición más activa.

Considere el aporte que un mentor o un coach puede sumarle a este proceso.

Fuente www.psicologiaydesarrollocr.com.

Sostenbilidad y financiamiento