Supen propone eliminar la devolución de este ahorro cada cinco años y en su lugar valora establecer un seguro de desempleo

Por: María Fernanda Cisneros 11 diciembre, 2015
Álvaro Ramos, superintendente de pensiones, brindó una capacitación a periodistas este 11 de diciembre.
Álvaro Ramos, superintendente de pensiones, brindó una capacitación a periodistas este 11 de diciembre.

Un total de 193.535 afiliados al Fondo de Capitalización Laboral (FCL), tendrán el derecho a ejecutar el retiro del quinquenio en marzo próximo, según una estimación de la Superintendencia de Pensiones (Supen).

El 50,73% de esos trabajadores retirarían menos de ¢1.250.000. El grupo está conformado, en su mayoría, por personas entre 43 y 52 años de edad, y son liderados por servidores públicos.

Esas personas corresponden a aquellas que empezaron a hacer uso del retiro cada cinco años, desde la promulgación de la Ley de Protección al Trabajador.

Pero, la posibilidad de que se mantenga ese retiro de estos recursos pierde fuerza, y la Supen quiere eliminar esa opción estableciendo en su lugar una protección al desempleado mediante una póliza. Sin embargo, para ello requiere impulsar un proyecto de ley.

El FCL es un ahorro laboral que se crea con aportes patronales de un 3% sobre el salario mensual de cada trabajador.

El ahorro se puede retirar bajo las siguientes condiciones: en caso de rompimiento de la relación laborar por cualquier causa, por cumplimiento de cinco años de relación laboral continua con el mismo patrono (quinquenio) y por último, en caso del fallecimiento del trabajador, situación en la que sería el beneficiario quien recibiría el dinero.

En el caso del quinquenio, el monto a retirar no corresponde a la totalidad de la cifra ahorrada, sino que el 50% será trasladado al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) cada año.

Además, deben ser reducidas las comisiones por administración cobrada por la Operadora de Pensiones Complementaria (OPC) y a la cifra se suman los rendimientos que rondan el 0,70%.

El estudio de Supen muestra que el del retiro de los ahorros del FCL irá perdiendo importancia en los próximos años, de igual forma que se ha reducido en los últimos periodos, explicó Porfirio Rojas, de la División de Planificación y Normativa de la Supen.

En el primer quinquenio, un total de 342.595 afiliados optaron por el retiro, seguido de 243.615 en el segundo periodo. En el tercer quinquenio, que correspondería al 2016, la cifra se reduce a 193.535 personas.

El monto que retirarán alcanza una cifra de ¢196.246 millones.

Al detallar las características de la población que podría retirar parte de sus ahorros del FCL en marzo, el 36,08% del monto a retirar se encuentra bajo la administración de Popular Pensiones OPC.

Por provincia, San José acapara la mayor parte (40,73%), seguido de Alajuela con 15,61%, Heredia 13,62% y Cartago 11,1%. Guanacaste, Puntarenas y Limón toman cerca de 5% cada una.

Por sexo, el 43% de la cifra estimada coresponde a mujeres. Además, el 31,12% de los trabajadores cuenta con una edad entre 43 y 52 años.

Adicionalmente, de 189 entidades en las que se ubican estos afiliados, el 66% del monto corresponde aservidores públicos.

¿Qué pasa si estas personas no hacen el retiro? Los recursos se mantienen disponibles para cuando el trabajador quiera hacer uso de ellos, e inclusive continúan generando rendimientos bajo la administración de la OPC.

Cabe destacar que si el trabajador es despedido o renuncia puede retirar el saldo acumulado en el FCL.

Aún así, Álvaro Ramos, superintendente de Pensiones, destacó la importancia de que los trabajadores valoren cuándo es realmente necesario hacer el retiro, que está hecho como soporte de los trabajadores en caso de cese de la relación laboral.

El objetivo de Supen es que el retiro cada quinquenio sea eliminado en algún momento, aunque la fecha aún no está definida.

En su lugar, ese aporte sería destinado a la pensión del ROP, pero existiría un seguro de desempleo para no dejar sin protección a las personas que pierden su puesto de trabajo.

Etiquetado como: