ENTREVISTA

El tico Alexánder Monge trabaja en la Fed de Saint Louis y esto piensa sobre el rumbo de las tasas

Economista advierte que la inflación es el factor al que pondrán atención en los próximos meses 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Alexander_Monge-Reserva_Federal-Fed-economia-Estados_Unidos-inflacion_ELFCHA20160422_0001_5.jpg
    326x204
    ‘Reserva Federal seguirá vigilante del nivel de inflación de Estados Unidos’
    / 22 ABR 2016

index

La nivel de la inflación de Estados Unidos es uno de los principales temas de atención para las autoridades monetarias de ese país y así lo interpreta el economista costarricense Alexánder Monge Naranjo, quien labora para el Banco de la Reserva Federal de Saint Louis, estado de Missouri.

Monge concedió una entrevista a EF el pasado 18 de abril sobre las condiciones económicas actuales de Estados Unidos y las perspectivas que existen acerca de lo que está por venir en lo que resta del 2016.

LEA TAMBIÉN: Reserva Federal siguió el guión previsto y deja sin cambio las tasas de interés

Precisamente, los gobernadores de la Reserva Federal (Fed), encabezados por Janet Yellen, se reunirán este 26 y 27 de abril. En estas reuniones se toman los principales acuerdos de política monetaria estadounidense como la variación de la tasas de interés de referencia.

A mediados de diciembre del 2015, la Fed anunció el primer incremento en su tasa de referencia interbancaria luego de mantener por años entre 0% y 0,25% este indicador. Esto significó el inicio del cambio de una política monetaria expansiva hacia una que lentamente se volvería más restrictiva debido a un repunte de la producción.

Aunque inicialmente se esperaba que este proceso de incremento en tasas fuera paulatino, diferentes razones hicieron que ahora se aplique más lento pues, aunque la economía estadounidense marcha hacia la recuperación, lo hace poco a poco y con factores externos que no contribuyen, como el menor ritmo de crecimiento de China.

Monge –quien también es profesor de economía en la Universidad de Washington en Saint Louis– considera que la producción y el empleo en Estados Unidos seguirán con una tendencia de crecimiento lenta, pero sin razones para que caiga o retroceda.

Atención en los precios

En su opinión, uno de los principales temas de atención en este momento, por parte de la junta de gobernadores, será el nivel de la inflación estadounidense, la cual se mantiene por abajo de la meta establecida que es de 2%.

Para la medición de marzo pasado, la variación acumulada de los últimos 12 meses indica que los precios subieron un 0,9% y, respecto, al mes anterior aumentaron 0,1%.

Según Monge, respecto a este indicador persisten varias dudas, como, por ejemplo, el rumbo que tomará en los próximos meses y, en especial, cuánto del descenso o el nivel bajo se deben a la influencia de los bajos precios del petróleo.

Sencillamente, las políticas monetarias no fueron capaces de generar un cambio sobre la inflación o el exceso de liquidez que existe en la economía y que se encuentra en las entidades financieras, explicó.

Cuando se le preguntó sobre el posible rumbo que tomará la inflación estadounidense en los próximos meses, contestó tajantemente: “No sé”.

Un bajo nivel de precios está asociado a un ritmo lento del consumo de las personas y de las empresas dentro de una economía, por lo que esta condición no siempre es vista como un factor completamente positivo.

Sobre las tasas de interés, la explicación de Monge se relaciona con el tiempo.

Antes se decía que los aumentos en las tasas de referencia ocurrirían en el 2015, pero ahora se estima que un aumento cercano a un punto porcentual en los rendimientos llegará tarde o temprano y, por lo tanto, lo único que ocurre es un aplazamiento de la medida.

Las tasas más altas llegarán en el 2016.

¿A qué se debe la inflación tan baja y que se mantiene muy cerca de 0% en Estados Unidos?

(Esa es) la pregunta del millón, y no creo que tengamos un modelo que lo explique a cabalidad. Cabe resaltar que mucha de la liquidez emitida durante los últimos años, al final, se ha mantenido como reservas liquidas de los bancos. La contraparte a su pregunta es por qué la expansión de la liquidez no ha llegado a los mercados de bienes y servicios.

¿Cuál es la expectativa para el crecimiento de la economía estadounidense?

¡Hay varias y diversas! Más que debate, lo que hay es incertidumbre. Los distintos modelos y mediciones arrojan números diferentes.

“En lo personal, creo que la economía va a seguir mostrando mejoras substanciales en la parte laboral (mayor empleo en general, debido a mayor participación y quizás menor desempleo) y un crecimiento del ingreso y producto, pero relativamente lento.

“Sobre la tasa tasa de inflación, sí parece haber mayor consenso –y algo de frustración– pues que se va a mantener por debajo de la meta”.

¿Se espera un cambio en las políticas de la Fed o todo se mantendrá como en los primeros meses del 2016?

Sobre esto hay mucho debate al interior de la Fed. Sin embargo, tarde o temprano, la Fed va a proseguir el camino de la normalización.

Respecto al desempeño interno, ¿cuáles son los sectores que más dinámicos en la economía de Estados Unidos?

En general, el empleo y la producción han mejorado en los distintos sectores. Vale la pena resaltar que el sector inmobilario y la construcción han venido en franca mejora.

¿Cuál ha sido la reacción en el mercado de créditos ante las decisiones de la Fed? ¿Cómo se ha comportado el crédito a empresas y a personas?

El mercado ha anticipado correctamente que va a venir una normalización, o sea, volver a tasas de interés que sigan la llamada regla de Taylor (tasa de interés que debería aplicar una autoridad monetaria con respecto a las principales variables macroeconómicas).

“Con respecto a los créditos que han venido subiendo, son más notables los hipotecarios concedidos a las personas”.

¿Hay razones para pensar que Estados Unidos está cerca de un nuevo periodo recesivo o que el lento crecimiento se prolongue aún más?

Las recesiones vienen cuando no se esperan, pero todo parece indicar que no, que no estamos entrando en una recesión. Como le mencioné antes, la expectativa es que nos vamos a mantener en un crecimiento lento pero positivo.

Sostenbilidad y financiamiento