Banca costarricense se ajustó para atender a las mujeres

Banca Kristal entra a un negocio que ya persiguen el Banco Popular y el Banco Nacional

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La banca pública está recogiendo frutos por haber apostado por el nicho de opciones financieras hechas a la medida de las mujeres, principalmente empresarias.

El Banco Nacional y el Banco Popular reportan dinamismo en sus carteras específicas al sector femenino y, desde la semana anterior, el Banco de Costa Rica (BCR) entró a competir con Banca Kristal.

El Nacional tiene su departamento de Banca Mujer desde el 2010, y el Popular abrió BP Empresarias en el 2011. Ambos han visto crecer la cartera de préstamos de estos servicios, aunque este año los resultados fueron ligeramente menos dinámicos.

Empero, las oportunidades que representa este segmento llevaron al BCR a entrar al negocio, con una apuesta fuerte al establecer sucursales exclusivas para atender a este público, con una campaña y un diseño que ha sido objeto de debate.

Las tres entidades ofrecen productos que intentan brindarle a las clientas mejores condiciones a las que encontrarían en caso de buscar acceso al crédito en la banca tradicional.

Además, la estrategia conlleva una atención integral para asesorar a las clientas en la toma de decisiones de sus finanzas personales y empresariales.

Según comentan los bancos, la decisión de seguir ese norte les ha permitido obtener buenos resultados en el tiempo. Solo en préstamos, el crecimiento es evidente aunque este año fue menor.

El líder es Banca Mujer, con un total de 21.503 participantes y una cartera que ronda los ¢116.978 millones. En el acumulado al noveno mes del 2015, el programa redujo su cartera 3,8%, luego de presentar en años pasados un dinamismo de este 2% y 6%.

“El comportamiento de la cartera se debe al entorno económico, el año 2015 las empresarias clientes nos han indicado que han pospuesto inversiones a la espera de un mejor entorno económico”, dijo María Minta Quirce, directora de Banca Mujer.

Por su lado, BP Empresarias ha mostrado desde su creación una colocación que casi llega al tope de los recursos disponibles.

En el acumulado a octubre pasado, la cifra alcanzó una cifra cercana a los ¢13.982 millones, luego de un crecimiento de 25%.

Aún así, el programa llevaba dos años consecutivos con incrementos que superaban el 90%.

Programas y servicios

Banca Mujer se dirige a empresarias o negocios en los que el capital accionario es capturado por mujeres en su mayoría y que además son lideradas por una mujer.

La mayor concentración de la cartera se encuentra en clientas entre los 30 y 60 años de edad.

Sus servicios se enfocan en créditos de consumo, tarjetas, préstamos empresariales, planes de ahorro y pensión voluntaria.

BP Empresarias, por su parte, apuesta por personas físicas y jurídicas (dominadas en al menos un 51% por mujeres), con préstamos empresariales.

El promedio de edad es de 45 años, mientras que el de la creación de empresas es de 10 años.

Banca Kristal, en tanto, apostará a todas las mujeres, sean empresarias o no, con lo que amplía su público meta. La marca ofrece desde tarjetas de crédito hasta préstamos para empresarias y emprendedoras.

En general, la oferta diferenciada de los tres programas es la parte sustancial.

Por ejemplo, la tasa de interés del crédito de BP Empresarias corresponde a la Tasa Básica Pasiva (TBP) que esté vigente en el momento de la formalización.

En Banca Mujer, la tasa de interés es de 5,95%, por lo que para un préstamo de ¢3 millones a un plazo de 96 meses, la cuota mensual por cancelar sería de ¢39.351, según la calculadora de su sitio web.

En el programa Kristal Empresarias y Emprendoras (uno de los que ofrece con fondos de banca para el desarrollo), la cuota sería de ¢39.471, al mismo plazo, según el portal web, pero no indica cuál es la tasa aplicada.

Las razones que tuvieron los bancos para incorporarse en este nicho de mercado son variadas, pero giran en torno a la visibilización de un segmento con oportunidad de crecimiento.

Para Banca Kristal, las mujeres son un mercado emergente, con patrones de consumo distintos y necesidades distintas, que deben ser cubiertas con productos hechos a su medida.

El sector femenino captura el 25% del PIB mundial, y esto irá en aumento, explicó Mario Barrenechea, gerente del BCR.

El programa BP Empresarias del Popular se financia con los recursos del Fondo de Financiamiento para el Desarrollo (Fofide), una de las arcas del Sistema de Banca de Desarrollo.

Según Heiner González, jefe de gestión comercial del banco, los fondos debían ser colocados en un sector prioritario y seleccionaron a las mujeres, ya que no contaban con un producto especial para esta población.

En tanto, la razón de anunciar la apertura de Banca Mujer fue atender a un segmento de la población que cada día se prepara más y se incorpora al sector productivo.

La tasa de desempleo de las mujeres es tres puntos porcentuales superior a la tasa masculina y el 33% de los hogares es liderado por ellas, lo que hace que busquen alternativas de negocios para generar sus propios ingresos, esto es una oportunidad, explicó María Aminta Quirce, directora de esta unidad.

Financiamiento dinámico

Monto de colocación en colones por programa, a octubre de cada año.

Año BP Empresarias del Banco Popular Banca Mujer del Banco Nacional
20121.151.815.040112.400.578.734
20135.682.266.040119.172.361.915
201411.159.485.881121.693.102.074
201513.982.992.881116.978.527.671
Sostenbilidad y financiamiento