Márgenes financieros de los bancos revelan distorsión en el mercado de créditos

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, cuestiona si tasas en colones subsidian las de dólares

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Mientras que en los préstamos en colones el margen de intermediación de los bancos es de 11,2 puntos porcentuales, el margen en dólares más bien es de 8,4 puntos. Es decir, las entidades obtienen 2,8 puntos porcentuales menos de ganancia bruta en un préstamo en moneda extranjera.

La diferencia revela una eventual distorsión en el mercado que tiende a favorecer a los créditos en dólares, a pesar de que el costo de otorgar y administrar ambos préstamos es el mismo.

El margen es la diferencia entre las tasas que las entidades cobran por sus préstamos y las que pagan por los ahorros; es la ganancia bruta por la intermediación del dinero.

En mayo pasado, durante una entrevista con EF, el presidente del Banco Central, Olivier Castro, cuestionó las razones por las cuales el margen de intermediación en dólares es más pequeño. Incluso, habló de un eventual subsidio de los créditos en moneda local hacia los que se efectúan en dólares, pues los bancos ganan más prestando en colones que con la divisa estadounidense.

Parte de los argumentos de Castro consiste en que el costo de generar un crédito, analizarlo y administrarlo debería ser similar en cualquiera de las dos monedas, pues no es una operación que se relacione con el costo de los recursos o fondeo.

infografia

Sin embargo, algunos bancos afirman que existen razones técnicas por las cuales se presentan esas diferencias en los márgenes.

El economista y especialista en banca Juan Muñoz explicó que Castro puede llevar la razón de manera parcial, pero que también debe considerar otros componentes.

Específicamente, se refirió a que el margen en colones estaría afectado por la pérdida esperada de los créditos (reservas) y el nivel el riesgo que tengan, mientras que en dólares, la estabilidad actual del tipo de cambio los beneficia al evitar más provisiones.

Javier Cascante, superintendente general de Entidades Financieras, reconoció que este tema se ha estudiado y que la evidencia indica que ese subsidio no sería una característica estructural del mercado, y que más bien, dependiendo del modelo de negocio y la mezcla del fondeo de cada entidad, el margen en dólares complementa el de colones.

Por su parte, el Banco Central insiste en que es un tema a estudiar. “Un asunto en el que es necesario trabajar son los spreads bancarios; me parece que el spread en colones es muy alto y en dólares es muy bajo. ¿Hay un subsidio interno en el banco?”, dijo Olivier Castro.

Según el jerarca de la autoridad monetaria, si una entidad financiera tiene un costo determinado en su operación, que debería ser el mismo o parecido en préstamos para ambas monedas, entonces se podría cuestionar por qué hay cargos más altos para los créditos en colones.

“Como que financieramente no tiene una explicación lógica”, agregó Castro.

Sin embargo, Muñoz explicó que el margen se ve afectado por varios factores: uno es el encaje sobre las captaciones que deben hacer las entidades, que en este momento solo afecta a los recursos que se obtienen con financiamiento en colones. También por las reservas ante la morosidad de las carteras.

Ambos factores terminan por disminuir los ingresos y las ganancias esperadas de los bancos, por lo que deben aumentar los márgenes.

Razones bancarias

Arturo Giacomin, presidente ejecutivo del banco Davivienda, explicó que, efectivamente, solo tienen una unidad de análisis de crédito que hace el trabajo para operaciones en ambas monedas y por lo tanto no es en esta parte en donde se generan las diferencias.

No obstante, añadió que los préstamos en colones se ven influidos por distorsiones como la predominante participación de la banca estatal, tanto en captación como en la intermediación.

“Además, el riesgo país se manifiesta de una manera más significativa en la creación de instrumentos financieros en moneda local, pues incorpora los efectos del riesgo de la inflación interna y la devaluación”, añadió.

Sobre los créditos en dólares, Giacomin dijo que se ven influenciados por factores locales y externos y que existe un mercado más profundo que obliga a los participantes, en especial, los bancos privados, a adaptarse a tasas más bajas que reflejan ese nivel competitivo más alto.

Precisamente sobre este tema el presidente del Central afirmó que cuando los bancos estatales entraron al mercado de préstamos en dólares, encontraron que la forma de competir era disminuyendo el spread , pero mantuvieron el de colones, lo que conservó la ineficiencia en moneda local.

Otras de las razones es la composición de las carteras. En el lado de los activos, por ejemplo, los préstamos sin garantía, como las tarjetas de crédito, son los que suelen tener las tasas más altas y la mayoría se encuentra en colones. Al tener un menor respaldo, la entidad debe sacar de sus ingresos para las provisiones respectivas, dijo Carlos Brina, subgerente general de Scotiabank.

En la parte de los pasivos, los depósitos en colones poseen un mayor peso y, combinados con estos factores, resulta en curvas de rendimientos más altas, dijo.

Aseguró que, en el caso de esta entidad, el margen mayor más bien se presenta en dólares.

Para Brina, el eventual subsidio se podría estar dando en entidades que manejen una parte importante de los créditos en colones. “Al tener una importante cartera cautiva de depósitos baratos en colones (pensemos en todos los depósitos a la vista relacionados con entidades y empleados del sector público), podrían generar utilidades extra en colones que subsidien el margen en dólares”, apuntó.

Por su parte, Andrés Víquez, subgerente general del Banco de Costa Rica, explicó que el margen de intermediación es más alto por la misma razón que las tasas de interés en colones superan a las de dólares, es decir por las expectativas más altas de devaluación del colón frente al dólar.

Sostenbilidad y financiamiento