FINANZAS

Banco Central elimina la restricción de crecimiento del crédito en Costa Rica

Ministro de Hacienda aclara que no será panacea para reactivar la economía


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Archivos

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) anunció esta tarde la eliminación de la directriz de limitar el crecimiento de las carteras de crédito en el sistema financiero nacional, que fue emitida el pasado 31 de enero.

Con esta decisión, la medida solo se aplicó parcialmente de enero a julio, cuando lo previsto inicialmente fue que estuviera vigente hasta finales de octubre.

La eliminación aplica para los límites que se establecieron para las carteras en colones y en dólares.

La entidad tomó la decisión bajo el argumento de que ya no es necesario seguir aplicando esta limitación, explicó Rodrigo Bolaños, presidente del BCCR.

El Central consideró, pero no aplicó una medida adicional para frenar la dolarización de préstamos. Esta consistía en aplicar un encaje a los recursos de largo plazo  que los bancos consiguen en el exterior en moneda extranjera.

Minutos más tarde, la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) calificó la decisión como un paso importante para lograr la reactivación de la producción y el empleo. 

"La ABC agradece la atención a nuestros llamados y nos comprometemos con las autoridades del país para apoyar los esfuerzos de reactivación económica mediante una concesión responsable del crédito", manifestó Gilberto Serrano, presidente de la organización.

Al final de enero del 2013, cuando se revisó el Programa Macroeconómico 2013-2014 por parte del BCCR, se anunció la medida de limitar el crecimiento porcentual de las carteras de crédito para este año. El aumento máximo previsto en ese entonces fue de 12% para el total de los préstamos, porcentaje que se descompone en un límite máximo de 9% para las operaciones en dólares y un 13,8% para las operaciones en colones.

La orden inicial del Central fue selectiva porque aplicó solamente para los préstamos al sector privado no financiero, rubro que solamente calculó la entidad emisora, pero no dio detalles acerca de cumplimiento de cada entidad al considerar que tenía limitaciones legales para dar a conocer esos resultados.

Según un cálculo del propio Banco Central, de enero a abril del 2013 el crédito bancario se incrementó en 1,3%, porcentaje más bajo con respecto a lo que se esperaba que era un 3,9%. Este mismo comportamiento se presentó en los préstamos en dólares, para los cuales el aumento  fue de 2%,  pero se esperaba que fuera de 3,1%.

La eliminación de la medida ocurrió junto con la revisión del plan económico, en el que el BCCR cambió las cifras de crecimiento económico para este año pasando de un 4% a un 3%.

En la conferencia de prensa, Bolaños insistió en que el sistema financiero debe tener prudencia en lo que respecta al crecimiento de las carteras crediticias en dólares ante el riesgo de una eventual devaluación. El jerarca también calificó las reacciones que se generaron sobre los límites al crédito como desproporcionadas. "Las reacciones han sido similares a las del deshielo polar", agregó. 

Según el Central, el crecimiento anualizado del crédito en colones era a junio pasado de 5,7% y en dólares fue de 18%.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Edgar Ayales (quien estuvo presente en la conferencia), indicó que el Gobierno apoyo la decisión de levantar el tope al crecimiento del crédito, pero aclaró que no será la panacea para la reactivación económica.

Bolaños dijo que con esta medida está apoyando la producción nacional, pero hizo un llamado a la prudencia.

Alivio bancario

Mario Rivera, gerente general del Banco de Costa Rica, admitió que las condiciones que habían cuando se dictó la restricción de crecimiento eran muy distintas a las actuales y que varios factores y hechos del entorno nacional e internacional cambiaron en unos meses afectando el crecimiento de la producción, cuya proyección resulta ser ahora más baja.

Sin embargo, Rivera enfatizó en que la orden de limitar los préstamos sí ocasionó un cambio en las expectativas de las personas y las empresas, provocando que nuevos proyectos o inversiones se paralizaran y se siguiera solamente manteniendo la operación normal.

Ahora que ya no existe el límite de crecimiento, no es que la economía repuntará automáticamente, pues precisamente las proyecciones de las empresas ya fueron afectadas, agregó Rivera.

Otro de los gerente bancarios, Jimmy Hernández del banco Cathay, fue enfático al decir que el Banco Central cometió un error al imponer los límites bajo el argumento de que el crecimiento económico está ligado al desempeño del crédito y además porque generó incertidumbre en el sistema financiero.

Cathay es uno de las entidades que ha reconocido que sobrepasó desde abril pasado el límite de 12% en dólares, pero que el comportamiento obedeció a la demanda que tuvo por préstamos.

Según Hernández, la restricción se reflejó inmediatamente en las peticiones por préstamos en colones, pero en dólares se mantuvo principalmente porque las tasas seguían relativamente bajas y los demandantes no están obligados a tomar recursos en una moneda más cara.

Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional también reaccionó a la decisión del Central e incluso manifestó sentirse satisfecho porque la medida reforzará la reactivación de la economía  en el segundo semestre del 2013.

De una manera similar opinó Jean-Luc Rich, gerente de Scotiabank Costa Rica. "Con esta decisión esperaríamos que las expectativas para el segundo semestre del año se perfilen levemente más positivas, aunque la reactivación de la economía depende también de otros factores, externos en particular", agregó.

No obstante, Rich afirmó que las expectativas de los empresarios dependen de más factores y no solamente de la eliminación de la orden girada por el Banco Central.

Esta noticia fue modificada posterior a su primera publicación con las reacciones de los gerentes de bancos.

Sostenbilidad y financiamiento