Banco Nacional disminuye la velocidad al crecimiento de su cartera crediticia

Entidad pretende crecer en préstamos un 11% en el 2014, pero el año pasado el incremento fue de 18%

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) viene reduciendo su cartera de préstamos a la agricultura, el comercio y el turismo desde el 2012, mientras que ha orientado su estrategia al campo de la electricidad y telecomunicaciones, y el consumo.

Mientras tanto, los préstamos para la construcción y compra de inmuebles (hipotecarios) siguen siendo la base de la cartera de esta entidad, pues es el sector que tiene el mayor peso relativo de su cartera (35%).

Además, la meta de crecimiento del crédito total para el 2014 es de 11%, un porcentaje menor al logrado el año pasado, que fue de 18%.

infografia

Durante el 2013, el BNCR estuvo más activo en lo que respecta a préstamos, en especial los dirigidos a la industria manufacturera y al propio sector financiero. Ese mayor dinamismo le acarreó al banco una factura en la suficiencia patrimonial al final de año, la cual descendió a menos del 11%, más cerca del mínimo que la normativa exige: 10%.

Además, sufrió de una disminución en sus ganancias.

El deterioro en las cifras y los indicadores ocasionó que, desde enero pasado, la junta directiva de la entidad ordenara planes de mejoramiento a las gerencias, todo con el objetivo de mejorar los resultados.

La administración del banco señaló que el periodo entre el 2012 y el 2013 fue poco usual, pues inicialmente el incremento en las tasas de interés generó recursos extraordinarios, mientras que el año pasado disminuyeron por la caída en las tasas, según informó EF en su edición anterior.

Movimiento en carteras

La variación total del BNCR es similar a la esperada por el Banco Central de Costa Rica para el 2014, que es de un 11,3% (sin excluir la inflación) según el Programa Macroeconómico 2014- 2015.

En los saldos reportados a julio pasado, la mayor parte de los créditos de todas las entidades financieras estaban orientados a consumo (31%), en segundo lugar están los dirigidos a las compras de viviendas (28%) y en tercer lugar los servicios.

La cartera del Nacional seguirá creciendo este año, pero a un menor ritmo. Su base, los préstamos para compra de inmuebles, creció entre diciembre y setiembre de este año un 3% en términos reales.

El aumento esperado es impulsado hasta la fecha por otros sectores como el de electricidad y telecomunicaciones con un 25% y el consumo con un 10%; en esta última categoría están las tarjetas de crédito.

En el campo de los proyectos eléctricos, la oficina de prensa del BNCR informó que el aumento obedeció a que en el 2013 participaron en el financiamiento de tres proyectos eólicos y varios hidroeléctricos, y se mantienen girando recursos al Proyecto Hidroeléctrico Reventazón.

Incluso, para el próximo año, esperan que este sector siga creciendo al sumar préstamos para dos proyectos de generación hidroeléctrica y un eólico, indicó la entidad.

El segmento sacrificado es el comercial, pues esa cartera ha disminuido este año un 8% y entre el 2012 y el 2013 cayó un 2%. Según el banco, al respecto, no hay ninguna restricción y ese descenso en la actividad responde al comportamiento de la demanda.

Para el BNCR, no hay restricción para ninguno de los sectores y más bien el comportamiento de los portafolios crediticios responde a la demanda.

Para el exbanquero Carlos Fernández, el crecimiento del crédito del 2013 en el BNCR fue grande. En todo el sistema fue de 13% y el banco creció un 18%.

Según Fernández, la meta planteada por el Nacional este año le podría permitir mantener en un nivel aceptable el indicador de suficiencia patrimonial, que de cumplir la proyección, podría terminar con un nivel que esté entre 11,75% y 12,25%.

Desde el punto de vista de salud financiera, Fernández explicó que, para una entidad con las características del Banco Nacional, es recomendable que diversifique en los sectores de consumo y compra de vivienda y no en la parte corporativa.

Es usual que los préstamos corporativos o grandes proyectos de infraestructura tengan un mayor peso dentro del total de la cartera, mientras que las deudas por compra de vivienda o préstamos personales representen una parte ínfima del total.

Movimiento del vecino

Uno de los competidores del Nacional, el Banco de Costa Rica (BCR), mostró un comportamiento diferente en la variación de la cartera total de préstamos.

Creció un 8% entre el 2012 y el 2013, pero en los primeros nueve meses de este año ya llevaba un aumento acumulado del 11,9%.

Rodrigo Ramírez, director de gestión de crédito del BCR, dijo que la meta de crecimiento para este año es de 14,5% (3 puntos por encima del Nacional), en donde el segmento de vivienda se espera que crezca en una misma proporción.

“De cumplirse esta proyección, el segmento de vivienda continuará representando alrededor de un 25% de la cartera total”, dijo.

El sector más importante para el BCR es el de servicios, pues representa un 34% del total.

Sostenbilidad y financiamiento