Bolsa Nacional de Valores creó rueda de negociación para aceptaciones bancarias

Negocio permite a los bancos gestionar recursos a clientes sin tener que emitir créditos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El pasado 7 de marzo, la junta directiva de la Bolsa Nacional de Valores (BNV) autorizó la creación de una rueda de negociación para las denominadas aceptaciones bancarias, amparadas en el Reglamento de Bolsas de Valores sobre los mercados de títulos no inscritos.

Según un comunicado de la BNV, la rueda de aceptaciones bancarias (ACEP) iniciará funciones el próximo 13 de marzo en la plataforma transacional Siopel.

Las aceptaciones bancarias son instrumentos que se negocian en un mercado abierto constituidas por una letra de cambio que, en este caso, una empresa elabora como compromiso de pago a cambio de recibir recursos. El banco entra en el esquema porque brinda un aval de este documento, el cual sirve como respaldo para quien decide otorgar los recursos.

La BNV también divulgó este 11 de marzo el instructivo de operación de ACEP en el que detallá que las operaciones se harán en colones y dólares; la negociación y valoración se realizará por el mecanismo de descuento simple, se tendrá como emisor al banco avalista y como vendedor al puesto de bolsa que plantea la oferta de venta.

El monto de venta será el monto facial de la aceptación.

El capítulo 11 de las reglas del negocio de la BNV establece que el plazo mínimo de estas operaciones será de siete días y el máximo de 360. Los emisores autorizados serán los bancos comerciales del Sistema Bancario Nacional.

Estas operaciones se deberán liquidar al siguiente día hábil de pactada.

El mecanismo establece que un inversionista compraría la aceptación bancaria cuando esta sea emitida y avalada por un banco, posteriormente los recursos se destinan a quien necesita el dinero, quien, a su vez, al final del periodo convenido, debe cancelar la deuda.

La medida evitaría que los bancos vean incrementadas sus carteras crediticias, pues las empresas reciben dinero aportado por inversionistas, mientras que el banco emite un aval respaldado por alguna garantía. La operación queda en registros como una contingencia para los bancos y no como un crédito. En este momento, existe una petición del Banco Central de Costa Rica a los bancos para que eviten que sus carteras de préstamos aumenten más del 12% en el 2013.

José Rafael Brenes, gerente general de la BNV, dijo a EF la semana pasada que este tipo de negocio se viene estructurando desde hace unos seis meses y que dependía de la aprobación por parte de Sugeval a una parte del Reglamento de Bolsas de Valores.

Sostenbilidad y financiamiento