Bancos ya pueden ser liquidadores del negocio bursátil

A finales de noviembre, se aprobó la participación del Banco Nacional y otros están en camino


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Aunque desde marzo de este año, los bancos tienen la posibilidad de convertirse en liquidadores y custodios en la Bolsa Nacional de Valores (BNV), fue hasta ahora que empezaron a recibir el aval.

La participación de estas entidades les permitirá brindar un mayor respaldo a las operaciones bursátiles de los clientes, en un servicio que hasta ahora solamente era brindado por los puestos de bolsa.

En noviembre pasado se autorizó el ingreso de la primera entidad bancaria: el Banco Nacional.

Según la BNV, a este banco se le unirán más participantes el próximo año, y uno de los que mostró su interés en sumarse es el Banco de Costa Rica (BCR).

Las entidades podrán así dar el servicio de liquidación y compensación.

La compensación se refiere al proceso en el que se calculan las obligaciones de liquidación, posterior al cierre de los contratos bursátiles. Por su parte, la liquidación consiste en el cumplimiento de las obligaciones asumidas en la negociación, lo que se logra mediante la transferencia de valores del vendedor al comprador, y la entrega de fondos del comprador al vendedor.

Los bancos están ahora autorizados a ejercer es la posibilidad de responsabilizarse ante el sistema por el cumplimiento de operaciones de terceros.

Asimismo, pueden ser custodios los bancos, los puestos de bolsa y las centrales de valores, pero estas últimas no están autorizadas como liquidadores.

Este servicio también lo pueden adoptar las instituciones públicas que cumplan con los requisitos que establezca la Superintendencia General de Valores (Sugeval).

Cabe recordar que el interés de que los bancos tuvieran este permiso estaba presente desde hace más de una década. De hecho, desde que se aprobó la Ley Reguladora del Mercado de Valores, se les permite brindar servicio de custodia y ser miembros liquidadores.

En el 2009, con el Reglamento de Custodia , emitido por la Sugeval, se estableció los requisitos para que los bancos brindaran ese servicio. En ese mismo año, la BNV emitió el Reglamento Operativo de Compensación y Liquidación de Valores .

Sin embargo, operativamente, la incorporación se hizo posible este año, cuando se creó el sistema Patron Clear de la Bolsa.

Gracias a esto, el pasado 13 de noviembre se incorporó al Banco Nacional como el primer banco miembro liquidador, mediante el acta de junta directiva de la BNV 14-2014, en el artículo 4.

Existen otros bancos que están en proceso de incorporarse al sistema de liquidación.

Tal es el caso del BCR, que mostró su interés y está a la espera de la autorización, explicó Mario Rivera, gerente del BCR.

El BAC San José, por ahora, no está interesado. Se intentó conocer la posición del Banco Popular, pero no fue posible.

Según José Rafael Brenes, gerente general de la BNV, el interés del mercado no es que se incorporen una gran cantidad de entidades bancarias, sino que lo hagan aquellas que tengan las operaciones de mayor tamaño.

Además, a raíz del interés que han mostrado los bancos en unirse a este mercado, podría haber una disminución en la cantidad de puestos de bolsa que dan el servicio en el 2015. Lo anterior, en caso de que los bancos interesados cuenten con un puesto de bolsa que también tenga el aval, lo que podría generar que algunos eliminen esa participación para que la asuma el banco, dijo Brenes.

Beneficio para el inversionista

El interés de que los bancos tuvieran la posibilidad de ser liquidadores y custodios, recae en el beneficio para el inversionista.

Lo que el negocio bursátil buscó, al abrir la opción a estas entidades, es que existiera un mayor respaldo, más que todo para el inversionista institucional.

La idea es reducir el riesgo que existe al realizar un traslado de los fondos a un intermediario bursátil poco capitalizado, sustituyéndolo por una representación con un patrimonio mayor, donde la mejor opción eran los bancos, explicó Brenes.

Aunque existen puestos de bolsa con un alto patrimonio, es la excepción y no la regla, por lo que es más alta la posibilidad de no poder hacer frente a la liquidación de operaciones.

Mientras, difícilmente, un banco grande incumplirá un compromiso que tiene más patrimonio y que, además, cuenta con acceso a los mercados de liquidez del Banco Central de Costa Rica.

En términos generales, los beneficios son: mayor flexibilidad, porque pueden operar con distintos puestos de bolsa teniendo su custodia centralizada en una sola entidad; la integración de su operativa de inversiones con los servicios bancario, y el mayor respaldo patrimonial

Esto ayudaría no solo a inversionistas locales, sino también a aquellos del exterior que acudían al país pero su interés se veía reducido, porque la capitalización de los intermediarios bursátiles no era lo suficientemente alta.

Disposiciones

Requisitos para ser liquidador • Presentar una solicitud por escrito suscrita por el representante legal de la entidad, dirigida a la Gerencia de la Bolsa. •Adjuntar una certificación expedida por el Registro Nacional de Valores e Intermediarios, donde conste que está inscrito como custodia autorizada. Remitir una copia al BCCR. •Autorizar a la bolsa ante el Central para tener acceso de consulta en línea sobre los saldos de las cuentas de valores o efectivo que serán afectadas por la liquidación. •Contar con un volumen de operaciones que le permita participar de la liquidación de manera permanente; que en un plazo de 12 meses no haya tenido presencia en las sesiones activas de los mercados, al menos en un 25%.

Obligaciones del liquidador •Cumplir con la compensación y liquidación de las operaciones. • El miembro liquidador vendedor deberá cumplir con la entrega de lo vendido libre de contingencias legales. • Disponer de fondos y valores para garantizar la liquidación del contrato. •Guardar la confidencialidad de las operaciones. Permitir a la bolsa ver los estados de cuenta.

Nota: Incluye algunas disposiciones.

Fuente: Bolsa Nacional de Valores.

Sostenbilidad y financiamiento