8 AÑOS DESPUÉS DE HABER ADQUIRIDO LOS BANCOS CUSCATLÁN Y UNO

Citibank abandona banca de consumo en Costa Rica

Concentrará su negocio de retail en los mercados que tienen mayor potencial de crecimiento. El Centro de Servicios Compartidos en Costa Rica no se verá afectado por los cambios


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Costa Rica es uno de los 11 mercados de los que el banco Citi planea abandonar su operación de banca de consumo en el 2015. Así lo especificó este martes en un comunicado de prensa donde divulgó los resultados del tercer trimestre del 2014.

Sin embargo, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) confirmó que el Centro de Servicios Compartidos que la multinacional Citi tiene en el país no se verá afectada tras los cambios anunciados por la compañía.

Los otros mercados de donde tiene intenciones de partir son Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú, Hungría, Guam, Japón y República Checa. También quiere dejar su negocio de financiamento de consumo en Corea del Sur.

En el comunicado, Citigroup anunció sus acciones estratégicas para acelerar la transformación de "Banca de Consumo Global" para centrarse en aquellos mercados en los que tiene una operación de mayor escala y crecimiento potencial.

Según la compañía, en la mayoría de países hay procesos de ventas activos los cuales están sujetos a las condiciones del mercado y las aprobaciones regulatorias en cada país. El plan incluye concretar estas transacciones hacia el final del 2015.

El anuncio de la salida de Citi ocurre un día después de que se dio a conocer que Grupo Prival lanzó una oferta para adquirir el Banco Bansol, uno de los más nuevos en el mercado nacional.

"Estoy comprometido a simplificar nuestra empresa y la asignación de nuestros recursos finitos a donde podemos generar los mejores rendimientos para nuestros accionistas. Aunque hemos hecho progresos optimización de estos 11 mercados de consumo, creemos que nuestra Banca de Consumo Global puede lograr un desempeño más fuerte, centrándose en la países en los que nuestra escala y red proporcionan una ventaja competitiva", dijo Michael Corbat, presidente del Citigroup.

Citi fortaleció su operación en Costa Rica a finales del 2006, tras la compra de los bancos Aval-Uno y Cuscatlán. Antes de esa adquisición, Citi solo tenía una oficina que atendía banca corporativa, negocio que aparentemente piensa retener.

Con la adquisición de Cuscatlán, Citi logró dejarse una cartera de créditos hipotecarios y de consumo, así como un portafolio de medianas empresas. Con la compra de Banco Uno, se quedó con una entidad emisora de tarjetas que fuerte presencia en el mercado.

No obstante, la fusión de las operaciones de los tres bancos no fue sencilla y Citi tardó varios años en lograr integrar sus sistemas informáticos. Durante el proceso, se deterioró mucho el servicio al cliente.

A setiembre pasado, la entidad reportó un total de 711 empleados y activos por ¢525.566 millones. En el 2012, la entidad terminó de unir su negocio en Costa Rica, que incluía su parte dirigida a consumo y la coporativa.

Citigroup amplió en mayo pasado su Centro de Servicios Compartidos con una inversión de $35 millones. En el centro de servicios compartidos de la multinacional se realizan labores operativas, tecnológicas, finanzas y contabilidad de 23 países en América y Asia.

Sostenbilidad y financiamiento