Tres bancos otorgan crédito sindicado para proyecto hidroeléctrico

Para un proyecto hidroeléctrico las entidades bancarias prestarán $120 millones a un fideicomiso

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/ESPH-bancos-credito_sindicado-Bancredito-BCR-BNCR-Banco_Popular_ELFCHA20150327_0005_5.jpg
    326x204
    Tres bancos otorgan crédito sindicado para proyecto hidroeléctrico
    / 27 MAR 2015

index

Tres bancos públicos suscribieron un préstamo sindicado a un fideicomiso que se encargara de construir una planta hidroeléctrica.

Se trata de una operación por $120 millones dividida en partes iguales ($40 millones) entre el Banco Nacional (BNCR), el Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco Popular y de Desarrollo Comunal.

El préstamo es al Fideicomiso Proyecto Hidroeléctrico Los Negros II, que tiene como objetivo su financiamiento, construcción y producción. La obra surgió como iniciativa de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) como parte de su estrategia para obtener fuentes de energía.

El pasado 13 de marzo se anunció esta operación, cuya administración es ejercida por el Banco Crédito Agrícola de Cartago.

Francisco Angulo, encargado de mercadeo e imagen corporativa de la ESPH explicó que el proyecto hidroeléctrico se originó en el 2004. Más recientemente, el departamento de banca de inversión del BCR fue la entidad con la que se definió el tipo de financiamiento; es decir, el establecimiento de un fideicomiso y crédito conjunto.

“Los bancos acreedores del fideicomiso fueron seleccionados después de una valoración de las entidades financieras que ofrecieran las mejores condiciones de acuerdo a las necesidades del proyecto”, dijo Angulo.

El fideicomiso será por 23 años. La construcción de la planta está programada para que se inicie en abril y se contrata bajo el modelo “llave en mano”, en el cual el constructor se compromete entregar a las obras terminadas y en operación.

Préstamo conjunto

Un préstamo sindicado es en el que participan al mismo tiempo varias entidades. Usualmente se lleva a cabo para financiar proyectos de costos elevados o que superan la capacidad de un solo intermediario financiero.

Aunque el monto final y total del proyecto está dentro de la capacidad de los bancos, este financiamiento se dividió en partes iguales. Para Angulo, la operación permite a las entidades diversificar sus carteras crediticias en condiciones homogéneas y mitigar eventuales riesgos por concentraciones que pudieran afectar sus indicadores.

El préstamo se gira al fideicomiso, que pasa a ser el propietario de todos los activos del proyecto, al que también la ESPH debe hacer los pagos mensuales.

Por su parte, el patrimonio del fideicomiso posee todos los activos tangibles e intangibles relacionados con el proyecto, lo cual incluye obras constructivas civiles, infraestructura electromecánica y de transmisión de energía, planos, diseños, estudios técnicos y propiedades.

El BCR funcionó como un banco agente, lo cual implica que los demás bancos negociaron las condiciones a través de esa entidad en lo que respecta a tasas y plazo.

La operación es por un plazo de 20 años. ESPH no reveló las condiciones de la tasa de interés y solamente detalló que está basado en la tasa prime (3,25%) más un margen adicional.

Los costos de administración del fideicomiso provendrán de los recursos del propio financiamiento mientras se desarrolla la fase constructiva de la obra y mientras se encuentre en operación se obtendrá del arrendamiento.

Para los bancos no es la primera vez que se usa este esquema de préstamo sindicado. Por ejemplo, el Banco Popular tiene activas nueve operaciones de este tipo, donde incluso participan entidades financieras internacionales, dijo Carlos Mario Alpízar, director de banca empresarial del Popular.

Para este banco, el monto máximo a prestar para un mismo deudor o proyecto es de $160 millones.

El BCR por su parte mantiene activos tres créditos sindicados y este es el único otorgado a un sistema de fideicomiso, dijo Roy Benamburg, gerente de banca de inversión de la entidad.

Según Benamburg, el reglamento sobre límites de crédito a personas individuales y grupos de interés económico de la Superintendencia General de Entidades Financieras permite un máximo de crédito equivalente al 20% del capital ajustado del banco, que en este caso sería de unos $140 millones.

En el BNCR un monto máximo de endeudamiento debe ser aprobado por la junta directiva. Actualmente corresponde al 12% del capital social y reservas, suma que sería de aproximadamente $80 millones, dijo Alfredo Flores, director general de Banca Institucional.

En algunas excepciones, el préstamo puede superar ese 12% para ciertos grupos de interés económico, estas pueden ser operaciones para organismos como el Instituto Costarricense de Electricidad, la Refinadora Costarricense de Petróleo o las empresas de distribución de energía eléctrica, agregó Flores.

La operación incluye una fase de construcción de tres años, que es el mismo periodo de gracia del crédito, el cual debe empezar el repago de deuda una vez que se reciba el proyecto terminado.

El proyecto

Desarrollo del proyecto hidroeléctrico Los Negros II, ubicado en Upala, Alajuela, y para la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

Origen: En el 2004 la ESPH inicia un proceso de precalificación de ofertas para proyectos hidroeléctricos con potencia de hasta 40 megavatios. La empresa Hidroeléctrica Cuatro Bocas fue una de las preseleccionadas y que contaba con avances en sus planes.

Convenio: En el 2013 la ESPH y Cuatro Bocas firman un convenio para implementar el proyecto donde se define que la vía de financiamiento debe ser por medio del fideicomiso.

Contrato: En junio del 2014 la Contraloría General de la República refrendó el contrato de fideicomiso en donde se incluyeron las variables del negocio como el contrato de construcción, el constructor, la contratación de ESPH como supervisor del proyecto y el contrato de arrendamiento operativo una vez finalizada la obra.

Fuente ESPH..

Sostenbilidad y financiamiento