VENTAS AL DETALLE SUBIERON EN JULIO

Economía británica aleja los malos augurios del 'Brexit', por ahora

Analistas siguen siendo pesimistas en relación a los próximos meses y advierten de que la economía británica puede estar agotando sus reservas de optimismo.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Londres. El buen estado de la economía británica desbarató, por el momento, los malos augurios vinculados a la decisión de abandonar la Unión Europea (UE), aunque los analistas advierten de que la situación podría empeorar en los próximos meses.

Las últimas estadísticas oficiales muestran de forma casi unánime que la actividad económica no ha sufrido por el referéndum del 23 de junio, para gran sorpresa de los analistas que habían previsto su desaceleración.

Buena parte de los economistas, los organismos internacionales, e incluso el Tesoro y el Banco de Inglaterra temían un impacto negativo inmediato, dada la incertidumbre ligada al "Brexit", empezando por el largo periodo de negociación poco propicio para tranquilizar a los medios financieros.

"Hasta ahora, el voto del 'Brexit' no ha afectado a los indicadores económicos oficiales (...) Aún es pronto, pero es evidente que por el momento la confianza no ha caído, ni para los consumidores ni para las empresas", constata Laith Khalaf, analista de Hargreaves Lansdown.

La economía británica resiste bien, como las cifras de venta al por menor, publicadas este jueves 18 de agosto, que subieron un 1,4% en julio, mucha más de lo previsto, haciendo pensar que los consumidores no han cambiado de hábitos.

Las tiendas, incluso, han podido beneficiarse del gasto de los turistas, cuyo poder de compra está inflado por la debilidad de la libra esterlina.

LEA: La promesa del Regrexit.Otras publicaciones de julio, el primer mes completo tras el referéndum, refuerzan esa confianza, como la bajada de las demandas de ayuda por desempleo, la ligera aceleración de la inflación o la estabilización de las ventas de coches nuevos.El gigante británico de bricolaje, Kingfisher, apuntó el jueves que el "Brexit" no había tenido "un impacto claro sobre la demanda" en sus tiendas. "El desempleo es históricamente bajo y la confianza de los consumidores sigue siendo elevada", señala Daniel Vernazza, economista de Unicredit, explicando que "la mayoría de personas que votaron por la salida de la UE no pensaban que el resultado fuese a hundir la economía de Reino Unido, por lo que no deberían rebajar su gasto a corto plazo".El optimismo es generalizado también entre los inversores, como muestra la aceleración del principal indicador de la Bolsa de Londres desde principios de agosto, principalmente empujado las perspectivas que trae consigo el nuevo dispositivo desvelado por el Banco de Inglaterra (BoE).El Boe, que ha bajado sus tipos e inyectado liquidez en el sistema financiero, podría verse respaldado dentro de poco por el gobierno británico, que baraja medidas de estímulo para otoño.Sin embargo, los analistas siguen siendo pesimistas en relación a los próximos meses y advierten de que la economía británica puede estar agotando sus reservas de optimismo.

LEA: Banco de Inglaterra recorta sus tasas de un nuevo mínimo por efecto del Brexit.Los recientes sondeos que evalúan la confianza de consumidores y empresas son mucho menos tranquilizadoras que las cifras oficiales.El gran temor de los analistas es que el movimiento de salida de Europa paralice a las empresas, que reducirían sus inversiones, sus costes, y finalmente, sus contrataciones."Los consumidores se beneficiarían de un poder de compra menos favorable en un momento en el que la inflación acelera y donde el crecimiento de los beneficios de las empresas se verá limitado por el control de gastos. Por otro lado, parece que el paro aumentará en los próximos meses", explica Howard Archer.La patronal británica también espera un futuro no tan rosa."La reciente bajada de la libra encarecerá el coste de la vida el año próximo, lo que afectará a la capacidad de los hogares para gastar", advierte Anna Leach, economista de la CBI.

Sostenbilidad y financiamiento