REUNIÓN DE PRIMAVERA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL Y EL BANCO MUNDIAL

Actividad económica de América Latina y el Caribe se contraería 0,5% en este 2016

En Centroamérica, los precios bajos del petróleo y recuperación de Estados Unidos impulsan el crecimiento de la región


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Washington.  El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja las perspectivas económicas de América Latina y el Caribe, abriendo la posibilidad de que la región se contraiga en este 2016.

Se trataría entonces del segundo año consecutivo en el subcontinente cerraría con una cifra negativa. Para este año, el dato sería de -0,5% (en octubre de 2015 se dio a conocer la cifra de -0,3%), mientras el año pasado cerró en -0,1%. Sin embargo, el próximo año percibiría una recuperación, alcanzando un crecimiento de 1,5%.

Las dificultades están permeando tanto a economías avanzadas como emergentes. Los ojos de la región están encima del comportamiento del precio de las materias primas que, según la proyección del FMI, se mantendría bajo por más tiempo.

Gran parte del precio en el que se sitúen los commodities dependerá de los resultados de China, nación de la que se espera una desaceleración gradual mientras busca el equilibrio de su actividad económica.

Más allá de esa situación externa, "se prevé que los países que registren un crecimiento negativo lo hagan principalmente debido a las rigideces y los desequilibrios internos", explicó Alejandro Werner, director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional.

Al comprar el norte de la región, con el sur, la evolución del crecimiento es distinta.

La mayoría de economías de América del Sur están respondiendo al cambio de precios de commodities por debajo de lo acostumbrado, mediante una combinación de políticas en pro del empleo y el crecimiento moderado.

LEA: Commodities, China y políticas monetarias sobrecargadas son los principales desequilibrios globales

Chile estaría creciendo un poco más lento, mientras que Perú a un paso más acelerado. Por su lado, Colombia no espera sorpresas y mantendría un repunte moderado.

Esos tres países conforman la lista de los que verían una cuenta corriente que sería sostenible durante el año, pero existe otro grupo de naciones que se están contrayendo.

Argentina, Ecuador, Brasil y Venezuela serán testigos de deterioros a lo largo del periodo.

En Argentina, la contracción obedece a una serie de medidas que está tomando el nuevo Gobierno con tal de eliminar distorciones y desequilibrios del mercado, que lo llevarán a ver un difícil 2016, pero se prevé una importante recuperación para el 2017.

En Ecuador, la necesidad de un mayor ajuste fiscal alza la voz, mientras la apreciación del tipo de cambio real, la restricción del ambiente financiero y la baja de precios del petróleo lo llevan a continuos descensos.

Una de las recesiones más difíciles de la historia de Brasil está explicada por desaciertos en la aplicación de políticas y debilidades a nivel macroeconómico.

Asimismo, el desequilibrio fiscal continúa acabando con la actividad económica de Venezuela, que espera una caída adicional de 8% este año.

En la otra acera, la visión más favorable cubre a México y gran parte de América Central y el Caribe.

Según Werner, en América Central, aunque las perspectivas favorables han impulsado ajustes tanto fiscales como de cuenta corriente, es necesario redoblar los esfuerzos para institucionalizar la disciplina fiscal, reforzar las defensas fiscales e impulsar el crecimiento potencial.

En las naciones centroamericanas, el crecimiento económico es impulsado por factores externos, al mismo tiempo que continúa el pendiente de tratar el tema fiscal.

Aún así, la actividad económica de varias de las naciones de Centroamérica percibió una subida respecto a las cifras mostradas a inicio de año. Las nuevas proyecciones dictan un repunte del 4,3% para la región.

La recuperación gradual en Estados Unidos estimula la demanda externa y la reducción de costos es una realidad gracias los bajos precios del petróleo, inclusive impulsando el crecimiento por encima del promedio histórico en muchos países.

Además, la región se ha visto beneficiada por el aumento de las remesas, explicó Werner.

En el caso de Costa Rica, la entidad proyecta un repunte del 4,2%, misma cifra que había dado a conocer el Banco Central de Costa Rica (BCCR) a inicio de año.

LEA: FMI revisa al alza proyección de crecimiento económica de Costa Rica y la sitúa en 4,2%

Werner destacó que, en Costa Rica, el Gobierno presentó varias propuestas para ajustar el tema fiscal. No obstante, e FMI ha destacado en varias oportunidades que la reforma del país es realizable, pero que se está agotando el espacio para hacerlo.

LEA: FMI asegura que reforma fiscal es realizable y poco onerosa

Sostenbilidad y financiamiento