FINANZAS

Fitch Ratings baja calificación de riesgo de Grupo ICE

Degradación obedece a los descensos en las inversiones extranjeras y locales a largo plazo en Costa Rica


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Fitch Ratings degradó este lunes 23 de enero la calificación de riesgo de largo plazo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y sus subsidiarias, la cual pasó de BB+ a BB, con una perspectiva de negativa a estable.

El pasado jueves 19 de enero, Fitch bajó la calificación de riesgo soberano de Costa Rica de BB+ a BB, con perspectiva de negativa a estable. Por lo tanto, la rebaja en la calificación del ICE responde en parte a la situación fiscal de Costa Rica y a la reducción en las inversiones.

LEA: Fitch Ratings baja calificación de riesgo a Costa Rica

Fitch Rantings informó mediante un comunicado que la degradación de la calificación de largo plazo en moneda local y extranjera afecta los bonos sin garantía del ICE con fechas de vencimiento en 2021 y 2043.

La caída en la calificación obedece a los descensos de las inversiones extranjeras y locales a largo plazo de Costa Rica.

Las calificaciones de Grupo ICE están vinculadas a la calificación soberana de Costa Rica debido a que es una empresa del Estado.

Fitch Ratings bajó la calificación de riesgo de Grupo ICE este lunes 23 de enero del 2017. (Archivo GN)
Fitch Ratings bajó la calificación de riesgo de Grupo ICE este lunes 23 de enero del 2017. 

"Las revisiones de calificación soberana reflejan la deteriorada dinámica de la deuda del país, grandes déficits fiscales y un continuo bloqueo institucional que impide el progreso de las reformas. A pesar de la estimación de un 0,6% de la mejora del PIB en 2016 (debido a medidas administrativas), se espera que el déficit fiscal aumente en los próximos dos años con una mayor carga de interés y rigideces en los gastos", señaló Fitch.

La calificación BB es reflejo de un elevado riesgo de incumplimiento en relación a otros emisores u obligaciones en el mismo país. Dentro del contexto del país, el pago es hasta cierto punto incierto y la capacidad de pago oportuno resulta más vulnerable a los cambios económicos adversos a través del tiempo.

LEA: Fitch Ratings prevé que la reforma fiscal no verá la luz verde en 2017

Asimismo, la perspectiva —que puede ser positiva, estable o negativa— indica la dirección que puede tomar una calificación dentro de un período entre uno y dos años. Al mismo tiempo, evidencia algunas tendencias o prácticas que aún no terminan por generar un cambio en la calificación, pero que podrían hacerlo si continúan.

En el caso de Grupo ICE, Fitch indicó que la compañía tiene una importancia estratégica para el Gobierno debido a la creciente demanda de electricidad en el país y los planes futuros que incluyen: aumentar la generación renovable y reducir la exposición a las fluctuaciones de los precios de los combustibles fósiles.

Valoraciones positivas

La calificadora de riesgo contempló algunos aspectos como valoraciones positivas, sin que se elimine la relación directa entre la calificación de riesgo soberano de Costa Rica y la de Grupo ICE.

Fitch enumeró como supuestos clave los siguientes factores:

- Continúa el fuerte vínculo entre la calificación soberana de Costa Rica y la ICE

- Grupo ICE sigue siendo importante para el gobierno como un activo estratégico para el país

- La revisión tarifaria de los costos variables de los combustibles y ajustes arancelarios ordinarios

- El activo de proyecto hidroeléctrico Reventazón y la deuda asociada se incorporarán en los fondos y declaraciones

- La revisión arancelaria del 2017 considera el servicio de la deuda del proyecto hidroeléctrico Reventazón

- Grupo ICE continuará apoyando a sus filiales en términos de sus obligaciones financieras, como consejero sobre cuestiones operacionales o técnicas, cuando sea necesario.

En tanto, Ficth Ratings también alertó que las calificaciones de Grupo ICE podrían verse afectadas negativamente por nuevas rebajas soberanas a Costa Rica; por el debilitamiento de vínculos legales, operacionales y estratégicos con el Gobierno, y la intervención regulatoria que afecta a la empresa.

Reducciones previas de calificación

En febrero de 2016, Moody's rebajó la calificación de deuda soberana de Costa Rica y a este anuncio le siguió la rebaja de Standard & Poor's.

El 8 de ese mes, Moody's dio a conocer que mantendría la calificación del país, pero que su perspectiva cambiaria de positiva a negativa. La explicación al cambio fue la falta de consenso político para reducir el déficit fiscal, lo que continuaría ejerciendo presión sobre el peso de la deuda del Gobierno.

LEA: Moody's rebaja a perspectiva negativa la deuda soberana de Costa Rica

El 25 de febrero, una nueva reducción continúo alertando la necesidad de una reforma fiscal. En esta oportunidad a manos de Standard & Poor's.

En este caso, la principal razón para que Costa Rica pasara de tener un riesgo soberano de BB a BB-, fue la combinación de las crecientes presiones del gasto y, de nuevo, la ausencia de una reforma tributaria que ha debilitado las finanzas del país y aumenta la vulnerabilidad frente a shocks externos, según dio a conocer mediante un comunicado.

LEA: Standard & Poor's degrada calificación de riesgo de Costa Rica

Sostenbilidad y financiamiento