Tesoro Directo está ganando protagonismo como opción de fondeo de Hacienda

Monto transado en el mercado primario cayó 30% en los primeros cinco meses de este año

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La plataforma Tesoro Directo toma protagonismo dentro de las opciones que tiene el Gobierno para atender sus necesidades de financiamiento.

Este mecanismo permite la negociación de títulos valores de forma directa, mediante un sistema electrónico, por lo que no es necesario pasar por un puesto de bolsa, excepto si el inversionista desee recibir asesoría.

La plataforma lleva cuatro meses activa en un plan piloto, con la participación de 14 instituciones públicas y ya acapara el 25% del total de las captaciones del Ministerio de Hacienda.

Esta cifra aumentará a 30% al cierre del 2016, según la estimación de la autoridad tributaria.

El resto de entidades públicas, así como el sector privado, serán incorporadas para finales de junio del año en curso, y eso influirá en el crecimiento.

Tanto inversionistas como el Gobierno se ven beneficiados con la plataforma, ya que al tratarse de una gestión directa entre las partes involucradas, se eliminan los gastos por comisiones que, con otros mecanismos, se deben cancelar a los puestos de bolsa.

Estos pueden percibir una reducción de las comisiones y los volúmenes de transacciones que registran. Pero algunos puestos reportan que aun no reciben impacto dado que los títulos que se venden por la plataforma no tienen bursatilidad.

Por ahora, el Gobierno reporta una baja de 30% en el monto transado en el mercado primario en los primeros cinco meses del año, respecto al mismo lapso del 2015.

El atractivo de la plataforma

De primera entrada, el mecanismo ha logrado captar una porción importante de recursos en sus primeros meses de prueba.

Entre enero y mayo de este 2016, el plan piloto de Tesoro Directo ha logrado colocaciones por ¢460.242 millones, siendo marzo y abril los meses más dinámicos.

En la actualidad, el sistema cuenta con la participación de 14 entidades, entre las que están los bancos públicos, algunas cooperativas, y compañías como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), entre otros.

En las colocaciones por tipo de inversionista, las instituciones públicas bancarias son las que poseen la mayor participación relativa, tomando el 66,3%. Le siguen las empresas no financieras nacionales (27%), las financieras no bancarias (5%) y las entidades descentralizadas no empresariales con 1,6%.

El atractivo se debe a la reducción de costos de intermediación y custodia, al acceder de forma directa a títulos de Hacienda y en una emisión desmaterializada.

Las transacciones se realizan a través del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe) y permiten a las instituciones adquirir títulos valores de acuerdo a plazos, monedas y tipos de instrumentos que se ajusten a sus portafolios y flujos de pago.

El monto mínimo de inversión es de ¢1.000 y su equivalente en dólares. Los títulos pueden ser redimidos anticipadamente, cuando se requiera liquidez.

Por ahora, la oferta se enfoca en operaciones de deuda individuales, con títulos denominados Over The Counter (OTC). Esto cambiará a partir de enero del 2017 cuando se lance la opción de negociar bonos de deuda estandarizada, posibilidad elevará el interés de los inversionistas.

Empero, entre las limitaciones, está que no se constituyen como objeto de forma pública y no disponen de mercado secundario.

Esa nula bursatilidad de la operación no atrae a una parte de los inversionistas y por esto no hay impacto en este mercado, que más bien está más dinámico, dijo Karla Arguedas, gerenta de Trading de Prival Securities.

El interés de Hacienda por dinamizar Tesoro Directo ya es tangible en los resultados de las captaciones del Gobierno dentro del mercado primario.

Al hacer un corte antes de que finalice el primer semestre, había transado un 30% menos en ese mercado respecto a un año atrás, un total de ¢538.462 millones.

Al mismo tiempo, las subastas muestran un menor apetito. El monto captado por el Gobierno en lo que llevamos del año, por seta vía es de ¢592.282 millones, un 40% menos que al 2015.

Aún en medio del dinamismo de la plataforma, el mercado primario sigue ofreciendo un atractivo a los inversionistas.

A través de este mercado pueden encontrar otras opciones distintas a títulos del Gobierno Central lo que les permite diversificar sus carteras de inversión y maximizar su rendimientos, explicó Luis Diego Herrera, economista del Grupo Financiero Acobo.

Captación del Gobierno Central

Resultados de lo que lleva el primer semestre por mecanismo.

Mecanismo ¿Cómo funciona?Monto captado en el primer semestre (millones de colones)
CanjeSe otorga a los inversionistas bonos con un vencimiento de largo plazo, a cambio de que entreguen otros que vencen en un futuro más cercano. Reduce las presiones del flujo de caja para los próximos meses y permite un alargamiento en el perfil de vencimientos de la deuda interna.592.282,4
SubastaEl sistema le permite a emisores de títulos valores ofrecer cantidades limitadas o ilimitadas de sus títulos, definiendo fechas límite para recibir y asignar ofertas.97.960,4
VentanillaMediante el sistema de la ventanilla,las empresas captan recursos de los inversionistas de forma directa. Las empresas emiten los títulos valores en sus propias dependencias, con un trato personalizado.281.295,9
Tesoro DirectoSistema electrónico que automatiza el proceso de captación del Gobierno con inversionistas, sin intermediarios. Participan 14 entidades. Bancos: Nacional, el Banco de Costa Rica, Bancrédito y Popular. Instituto Costarricense de Electricidad, Instituto Nacional de Seguros, Recope y la Caja Costarricense de Seguro Social. Y las cooperativas Coopealianza, Coocique, Coopeande, Coopenae y Coopeservidores. También, la Municipalidad de San José.460.242,0 (al corte de mayo)
Sostenbilidad y financiamiento