ANÁLISIS

¿Traerá sorpresas el Programa Macroeconómico de este año?

El bajo nivel de la inflación en el 2013 pone sobre el tapete la posibilidad de reducir la meta de inflación vigente desde 2011


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Audios
  • Imágenes

Rodrigo Bolaños prepara el último Programa Macroeconómico de su periodo como presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), el cual deberá dar a conocer a más tardar este 31 de enero.

Tal vez la interrogante más grande es si el jerarca optará por despedirse con una reducción en la meta de inflación que se ha mantenido invariable entre 4% y 6% desde el 2011.

Además de la meta de inflación, el Programa Macroeconómico 2014-2015 contendrá la lectura de la autoridad monetaria sobre el comportamiento de la economía y sus proyecciones de variables como el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), del déficit del Gobierno Central y del déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos.

Estos son algunos indicadores a los cuales seguirles la pista en el nuevo Programa Macroeconómico:

Meta de inflación. El crecimiento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el 2013 fue el menor en casi cuatro décadas (3,68%), y por primera vez se ubicó por debajo del piso del rango meta del Banco Central. El bajo nivel de inflación es percibido por algunos economistas como una oportunidad para reducir la meta en al menos un punto porcentual. Sin embargo, también juegan factores políticos como la inminente llegada de un nuevo jerarca al Central en mayo, pues Bolaños ha afirmado que no seguiría al frente de la autoridad monetaria.

Sin embargo, reducir más la meta del crecimiento en los precios se ve difícil cuando el Gobierno cerró el año pasado con un déficit fiscal superior al estimado y cuando se estima que la economía podría crecer un poco más.

Proyección de crecimiento del PIB.  Precisamente, el presidente del Banco Central ya ha adelantado que es probable que el crecimiento de la producción en el 2013 haya rebasado la previsión del 3% que trazó la entidad a mediados del año pasado. Este repunte en el dinamismo de la producción obligaría a modificar la proyección para el 2014 del 3,7%. Bolaños ha asegurado que probablemente la nueva previsión de crecimiento de la economía esté más cercana al 4%.

Sin embargo, falta por verificar si este crecimiento está siendo jalado más que todo por el motor externo de la economía (exportaciones y zonas francas) y no por el motor interno (industria local y consumo). Recientemente, el Central ha intentado reanimar este último y por eso rebajo su Tasa de Política Monetaria (TMP) en julio pasado.

Mayor déficit fiscal en el 2014. El faltante en las finanzas del Gobierno Central en el 2013 superó las previsiones del Ministerio de Hacienda y el Banco Central, y alcanzó un monto equivalente al 5,4% de la producción. Edgar Ayales, ministro de Hacienda y miembro de la junta directiva del Central, aseguró que de no tomarse medidas correctivas el déficit fiscal podría representar un 6% del PIB. En la revisión del Programa Macroeconómico 2013-2014 se proyectaba que este faltante sería del 5,8%.

Un mayor déficit fiscal augura una fuerte presión para las tasas de interés en colones este año, un elemento a considerar cuando se habla de reactivar la economía, pero también cuándo se quiere mantener la inflación a la baja.

Sostenbilidad y financiamiento