Aunque no revela nombres, se trata de 4 bancos de 15 que tienen un comportamiento por debajo del promedio

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 15 noviembre, 2015
 Salud bancaria. El Banco Central ahora se encarga de medir la salud financiera de todo el sector bancario para determinar cuáles tienen resultados más alejados del promedio de la industria.
Salud bancaria. El Banco Central ahora se encarga de medir la salud financiera de todo el sector bancario para determinar cuáles tienen resultados más alejados del promedio de la industria.

Cuatro bancos de Costa Rica, de 15, tienen los indicadores más bajos de salud bancaria y, por ende, más riesgos; comportamiento que presentan desde hace cuatro años.

Ese es uno de los resultados del indicador comparativo de salud bancaria que calcula y desarrolla el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Se trata solo de cuatro entidades que están en los lugares más bajos de esta medición que considera el desempeño en solvencia, rentabilidad, calidad de cartera, apalancamiento y liquidez respecto del promedio de la industria, en este caso de la bancaria.

 Banco Central detecta cuatro entidades con menor desempeño en indicadores de salud bancaria
Banco Central detecta cuatro entidades con menor desempeño en indicadores de salud bancaria

El Central no revela, sin embargo, los nombres de las entidades con el argumento de que tiene impedimento legal para divulgar información específica.

La institución calcula, además, otros indicadores (como el índice de tensión financiera y el de auge crediticio) e incluye parte de los resultados en los programas macroeconómicos.

Los jerarcas de la entidad habían advertido desde el inicio de este año que su objetivo era tener parámetros para tomar decisiones respecto de la activación o desactivación de medidas que reduzcan las variaciones ocasionadas por los ciclos económicos.

Por ejemplo, esperan tener información que brinde alertas tempranas en caso de problemas cuando hay poco crecimiento en la economía.

Para el expresidente del BCCR Eduardo Lizano, resulta trascendental que la entidad se preocupe también por el sector financiero al igual que el comportamiento de los precios.

Según el economista Juan Muñoz, el Central es un interesado en todo el sistema financiero y en diferentes variables agregadas como los medios de pago, el endeudamiento y los niveles de liquidez, entre otros factores.

Para la evaluación individual, agregó Muñoz, está la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), que además tiene los instrumentos y potestades para hacer intervenciones en caso de que encuentre irregularidades en las instituciones.

Mientras que, para generar cambios en todo el sector financiero, el Central es el que tiene los instrumentos, los cuales pueden ser el encaje mínimo legal de las captaciones, los topes temporales a los crecimientos del crédito y el manejo de la tasa de interés de referencia.

Según Lizano, la lectura general del sistema financiero es importante debido a que algunas crisis económicas surgen en este sector y se expanden por contagio. En otras ocasiones, han surgido por otros motivos como los problemas fiscales o decisiones equivocadas de las autoridades monetarias.

Resultados

“Desde hace cuatro años y de forma persistente, cuatro entidades bancarias han mostrado un desempeño por debajo de la media de la industria bancaria”, explicó Eduardo Prado, gerente general del BCCR.

Agregó que esos resultados se explican principalmente por una mayor mora ampliada y en algunos casos por rentabilidad.

Esos cuatro bancos se encuentran en el percentil 10 con respecto a los demás , es decir, el resto de instituciones se distribuyen el 90% de las mejores calificaciones a setiembre pasado. “Tienen un menor desempeño en solvencia, rentabilidad, calidad de la cartera, apalancamiento y liquidez respecto al promedio de la industria”, agregó Prado.

Los resultados de esos bancos, fueron, en orden decreciente, -0,37; -0,42; -0,53 y -0,81.

En el otro extremo, los bancos con mejor resultado relativo fueron tres, con valores de 0,56; 0,82 y 1,4.

Prado reiteró que estas mediciones son relativas respecto de un promedio que logra el mercado y, por lo tanto, no significa que los bancos con indicadores más bajos tengan problemas en el cumplimiento regulatorio.

El Banco Nacional y el Banco Cathay fueron consultados acerca de estas mediciones y afirmaron desconocer los resultados.

Otros indicadores

Otras de las mediciones que hace el Central con tal de obtener información para reconocer los eventuales riesgos sistémicos son el índice de tensión financiera (ITF) y el índice de auges crediticios (IAC).

Señalan cuándo existe un desequilibro en el mercado que se transmite por medio de una vulnerabilidad y tiene la capacidad de generar pérdidas.

El ITF se ha mantenido estable durante los últimos dos años, lo cual refleja la existencia de liquidez y estabilidad en el tipo de cambio. .

infografia
El IAC –la razón de crédito entre el Producto Interno Bruto– muestra que el indicador se está dentro de la tendencia esperada en el largo plazo o hacia la baja debido a la desaceleración del crédito, en especial por las colocaciones de moneda extranjera de los bancos públicos, explicó Prado.

Por el momento, los resultados más recientes se encuentran lejos de los parámetros establecidos para la alerta en la actividad crediticia.