Un 2013 sin grandes emociones

Principales indicadores económicos seguirán igual que el 2012; Central espera menos crecimiento

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /finanzas/Proyecciones-pronosticos-economicos_ELFINF20121221_0001_5.jpg
    326x204
    Infografía: Los pronósticos económicos
    / 29 DIC 2012

index

  • /finanzas/servicios-exportacion-instaladas-opiniones-levemente_ELFCHA20121221_0010_5.jpg
    326x204
    Los servicios de exportación, el turismo y las empresas instaladas en las zonas francas son las que sumaron la mayor cantidad de opiniones con el endoso que el 2013 será levemente mejor que el año pasado.
    / 29 DIC 2012
  • /finanzas/expectativas-economistas-coinciden-previsiones-Central_ELFCHA20121221_0009_5.jpg
    326x204
    Las expectativas de los economistas coinciden con las previsiones del Central.
    / 29 DIC 2012
  • /finanzas/construccion-reparacion-infraestructura-especialistas-principal_ELFCHA20121221_0008_5.jpg
    326x204
    La construcción y reparación de infraestructura es para los especialistas la tarea principal que se debe llegar a cabo este año.
    / 29 DIC 2012

index

 30

economistas encuestados por EF como parte del proyecto de Inteligencia Financiera, bajo la coordinación del economista Ronulfo Jiménez.

Las expectativas económicas para el 2013 se estancaron y dibujan un panorama muy similar o apenas superior con respecto a lo que fue el 2012.

En otras palabras, el año que apenas empieza carecerá de sorpresas en caso de que se cumplan los bocetos de pronósticos hechos en diciembre pasado.

El cuadro incluye los mismos trazos en producción, inflación –medida por el índice de precios del consumidor (IPC)–, tipo de cambio, inversión extranjera y consumo local, entre otras variables.

La imagen que difiere un poco del 2012 es la tasa de interés, específicamente, la Tasa Básica Pasiva (TBP), que se vislumbra un poco más baja con respecto al promedio del año pasado.

El pronóstico completo lo dibujaron 30 economistas encuestados por EF como parte del proyecto de Inteligencia Financiera, bajo la coordinación del economista Ronulfo Jiménez.

La encuesta se realizó entre el 26 de noviembre y el 9 de diciembre anteriores.

En resumen, para quienes participaron, la frase que más se ajusta a la descripción de las expectativas de crecimiento económico para el 2013 es “Se acelerará levemente”.

Un 37% contestó de esa manera, pero las frases de “Un año más de lo mismo” y “Se desacelerará levemente” fueron las que ocuparon el segundo y tercer lugar como mejores descripciones de lo que pasará, ambas con un 30% cada una. .

Para las autoridades económicas, los indicadores se mantendrán sin muchas variaciones con respecto a como se habían revisado en julio anterior en el Programa Macroeconómico 2012-2013.

Según ese plan, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real estará cerca del 4,2% y, el pasado 20 de diciembre, el presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Rodrigo Bolaños, adelantó que esperan una variación del PIB entre 3,75% y 4,25%.

Bolaños también dijo que se espera un aumento en los precios similar al del 2012 y un presión a la baja en las tasas de interés.

No obstante, el jerarca advirtió que el BCCR debe “esterilizar” los recursos que entran en la economía por la llegada de capitales extranjeros y eso mismo podría de nuevo generar una presión al alza en los rendimientos.

Las expectativas de los economistas coinciden con las previsiones del Central. La encuesta de EF reveló que la inflación anual será de 5% y la producción crecerá el 4% real.

De la misma manera, empresas consultadas también creen en los planes la Autoridad Monetaria y esperan que, por lo menos, en la inflación, se cumplan las metas planteadas.

Actualmente, la política monetaria que sigue el BCCR es el de metas de inflación, en el que las expectativas y el cumplimiento de los precios es importante.

Es un esquema que hace explícito que su principal objetivo .es lograr niveles bajos y estables de inflación, por lo que utiliza instrumentos de control monetario para estabilizar la tasa de variación de los precios alrededor de un valor.

Viendo el futuro

Al preguntar sobre el comportamiento que tendrán los diferentes sectores productivos del país, los economistas pintan con más color los sectores relacionados con el sector externo como las exportaciones o los servicios.

Tampoco es que vaticinan un crecimiento vertiginoso, sino que tendrán un año ligeramente superior al 2012.

Los servicios de exportación, el turismo y las empresas instaladas en las zonas francas son las que sumaron la mayor cantidad de opiniones con el endoso que el 2013 será levemente mejor que el año pasado.

En el otro extremo, no hay ningún sector que tenga una mayoría de pronósticos desalentadores. La agricultura para el mercado local es la que acumuló un 23% de pronósticos en torno a que tendrán un 2013 “levemente menor al 2012”.

Ejecutivos consultados por EF también coinciden con las proyecciones hechas e, incluso, están confiados en que se alcancen las metas inflacionarias.

Francisco Correa, presidente regional de MediaGuru (firma ligada al sector publicitario), considera que los principales indicadores macroeconómicos estarán controlados.

Detalló que el presupuesto que elaboraron incluye un tipo de cambio a ¢505 y ritmo de producción con una ligera variación a la baja.

Específicamente, en el campo publicitario, Correa espera un repunte para el primer trimestre del próximo año, pero este no será tan fuerte como el que tuvo a inicios del 2012.

En términos generales, el crecimiento real en este campo estaría entre un 2% y un 3%.

En el campo financiero, puntualmente, Adrián Álvarez, subgerente general de Coopenae, afirma que serán los sectores exportador, de seguros y de servicios financieros los que probablemente aporten mayor dinamismo el próximo año.

Según Álvarez, esos sectores estarán impulsados por la liquidez que impera entre las entidades financieras.

El representante de esta cooperativa financiera detalló que la expectativa para el comportamiento del crédito en esta empresa es de un aumento del 18% y el sector más dinámico sería el hipotecario.

Gerardo Sánchez, director financiero del Hospital Clínica Bíblica, vaticina que esta entidad tendrá un crecimiento en los ingresos cercanos al 5% y, respecto a los principales indicadores económicos, estos no se alejan en gran medida de los resultados de la encuesta y de lo que prevé el BCCR.

En el sector comercial de grandes productos, algunas empresas también esperan aumentos en sus ingresos.

Grupo Purdy Motor, vendedor de vehículos de la marca Toyota, estima un aumento en ventas del 15%, al que califican de optimista. Esa cifra es notablemente más baja de la obtenida en el 2012, que fue de un 40% según información aportada por el director comercial, Víctor Morgan.

Esta compañía considera que el 2013 es un buen periodo para hacer inversiones, pues incursionará en Houston, Estados Unidos. Según Morgan, las nuevas operaciones incrementarán en un 10% su personal.

También confirmó que existe una clara recuperación económica con respecto a lo sucedido hace tres años con la crisis, pues las ventas han venido mejorando desde entonces.

Prioridades

La encuesta de EF también indagó sobre cuáles deben ser las prioridades de las políticas públicas o acciones que se deben desarrollar el próximo año.

La construcción y reparación de infraestructura es para los especialistas la tarea principal que se debe llegar a cabo este año. Un 43% así lo consideró, mientras que la segunda labor en importancia (33%) es la reducción del déficit fiscal.

Como tercer labor, están las políticas de combate a la pobreza.

Precisamente sobre el déficit fiscal, el presidente del BCCR, Rodrigo Bolaños, insistió, justo a finales del 2012, en la tarea de evitar el endeudamiento creciente, pues es una de las causas que empujan las tasas de interés hacia arriba.

Entre los trabajos que carecen de prioridad para los encuestados están la capitalización del BCCR para lograr mayores reducciones de la inflación, la modificación del sistema cambiario y la búsqueda de nuevos tratados de libre comercio.

De cumplirse todos los pronósticos, nadie espera un cuadro final muy distinto del que se acaba de ver en el 2012 y, aunque los indicadores fueron solventes, tampoco es de esperar un surgimiento inesperado del optimismo entre empresas y hogares.

INCLUYA SU COMENTARIO