Luis Liberman: “Las tasas bajarán”

Vicepresidente cree que emisión de eurobonos y coordinación con bancos públicos tendrán efecto sobre los tipos

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Para el próximo año, habrá una menor presión al alza sobre las tasas de interés.

El vicepresidente de la República, Luis Liberman, aseguró que la necesidad de captación del Gobierno se reducirá en cerca de un 30% y eso continuará desinflando las tasas.

“Era irracional una Tasa Básica Pasiva de un 11% siendo la inflación de un 4%”, señaló la cabeza del equipo económico del Gobierno que, además, reveló sus pronósticos para el 2013.

Sus proyecciones optimistas contrastan con el ánimo empresarial. “Que sigan descontentos con nosotros, la realidad es que más de dos terceras partes de ellos aseguran que el 2013 será un buen año para sus negocios, y eso es lo que cuenta”, aseguró el jerarca en referencia a la encuesta a líderes empresariales, Barómetro de Deloitte, publicada por EF en la edición anterior (894).

En dicho estudio se revelaba que más del 57% de los empresarios desaprueban la gestión del Gobierno.

¿Hubo respuestas de los bancos públicos sobre el incremento de las tasas de interés?

Hemos estado conversando. Ya las tasas en las últimas semanas están más en línea con las del Gobierno, pero seguimos sin entender por qué los bancos pagaban tasas superiores a las que pagaban los intermediarios privados.

“No es que la tasa deba volver al 8%, la Tasa Básica Pasiva debe volver a donde debe estar por mercado”.

Pero, los bancos públicos compiten por recursos. ¿Deben dejar de hacerlo ?

Hay transacciones muy grandes a tasas totalmente fuera de mercado, la pregunta es ¿por qué?

¿La explicación?

Claro, están en competencia pero yo también fui banquero y sé que hay límites en lo que se puede pagar.

“Ahora se están coordinado mejor las necesidad del fisco y la de los bancos. Noviembre es un mes complicado, son tres semanas de mucha necesidad de liquidez, pero ya Hacienda captó todo lo que necesitaba y no se está captando en dólares así que las cosas ya se empezaron a estabilizar”.

¿El Gobierno le está poniendo límite a la tasa básica?

La tasa básica traslada costos a los deudores, no tiene lógica subirla, hacerlo implica provisiones altas para los bancos.

¿Hay acuerdo en presionarla menos al alza?

El Estado ya ha hecho su parte, no puede existir un acuerdo, pero sí se puede ver qué cosas se requiere hacer para que las tasas no lleguen a los niveles que están.

¿Por qué cree que las empresas desaprueban la gestión del Gobierno pero dicen estar optimistas sobre su desempeño?

Al sector empresarial, en su conjunto, no le gustó que se planteara una reforma fiscal, pero ahora tampoco les gustan las consecuencias de no haber aprobado una reforma fiscal.

“Muchos se acercan porque tienen problemas con las consecuencias. Lo único que uno les puede decir es: ¡se los dije!”.

¿Cuáles fueron las consecuencias de no pasar la reforma?

El aumento en las tasas de interés y el déficit más grande; el estrujamiento del sector privado.

Pero, el déficit fiscal se está reduciendo.

Se mantiene entre el 4% y 4,5% del PIB y eso no es sostenible en el mediano plazo.

¿Esta satisfecho con el desempeño económico del país?

Sí, la economía crece a ritmos del 4,5%, se está creando empleo, y estamos volviendo a los niveles previos a la crisis. Me gustaría verla mejor, pero los grados de libertad que tenemos son pocos.

“Si aumenta el gasto público, aumentaría el déficit y suben las tasas; si se bajan los gastos, la economía crece menos”.

¿Cuáles son sus pronósticos para el 2013?

Todo depende de qué pasa con economía internacional. Si no hay crisis en Europa, el 2013 podrá ser similar al 2012 desde el punto de vista de crecimiento. Si no pasa nada, los flujos de inversión podrían aumentar y también se impulsaría la inversión local.

“La inflación crecerá entre 4% y 5%, habrá un programa de inversiones cuyos frutos se verán en el segundo semestre y un déficit que se tratará de mantener entre el 4% y el 4,5%”.

“Si, por otro lado, Estados Unidos empieza a crecer más rápido, y si China también lo hace, desde el punto de vista del comercio será un año optimista”.

¿Los empresarios tienen razón de desaprobar la gestión del Gobierno en infraestructura?

Sí y no. Tuvimos buena suerte de recibir de parte del Gobierno anterior algunos préstamos para hacer infraestructura, pero lo que ha pasado es que hay plata pero no proyectos.

“Los últimos dos años se han gastado preparando proyectos para que se puedan licitar. No se pueden hacer casas sin planos y, en muchos casos, ni las propiedades existían”.

Eso es ineficiencia.

No es ineficiencia, es que no existían los planos.

Es ineficiencia que no existieran los planos.

Pero no me eche la culpa a mí, es lo que me encontré, no es la culpa de este gobierno.

“Vea las noticias de hace 25 años, cuando se dio la decisión consciente. Se decía que el sector privado debía hacer todo y el MOPT debía ser lo más pequeño posible. Al MOPT lo destruyeron, ahora los pocos ingenieros que quedan trabajan 18 horas al día para poder sacar la tarea”.

¿Hay que reconstruirlo?

Sí, hay que reconstruirlo. Hoy existe un plan nacional de infraestructura, sabemos cuáles son las prioridades, pero hay que tener un Estado fuerte, en diseño, en planeamiento, en supervisión. Se inició un proceso de contratación de jóvenes para luego enviarlos a estudiar fuera. En 35 años nadie estudio ingeniería en carreteras.

INCLUYA SU COMENTARIO