Costo de los préstamos en dólares subirá para personas y empresas por alza en los rendimientos y en el tipo de cambio

Por: Édgar Delgado Montoya 15 marzo
La Reserva Federal proyecta que las tasas de interés en EE. UU. podría cerrar el 2017 en un 1,4% y el 2018 en un 2,1%, por lo que vendrán más ajustes en los próximos meses.
La Reserva Federal proyecta que las tasas de interés en EE. UU. podría cerrar el 2017 en un 1,4% y el 2018 en un 2,1%, por lo que vendrán más ajustes en los próximos meses.

La Reserva Federal de Estados Unidos (banco central) no quiso guardarse ninguna sorpresa, y tal y como se había previsto semanas atrás, decidió subir este miercoles 15 de marzo nuevamente su tasa de referencia en 0,25 puntos y la dejó en un rango entre 0,75% y 1,00%.

La decisión, segunda en cuestión de tres meses, se sostiene en que la economía de la nación norteamericana está arrojando resultados positivos.

La propia presidenta de la Fed, Janet Yellen, ya había adelantado a inicios de este mes que consideraba "apropiado" volver a subir los rendimientos.

Claramente es un señal de que la economía de esa nación está en franca mejoría y que algunos indicadores se están alineando con lo proyectado: la inflación sigue repuntando y el desempleo volvió a bajar (se ubica en un 4,7%). Solo en febrero se crearon 235.000 empleos y los analistas esperaban 188.000.

La Fed insistió en que el aumento en los rendimientos seguirá siendo graduales, de acuerdo a lo que se observe en la economía.

Bajo este contexto, ¿qué deben esperar los consumidores y empresas de Costa Rica?

Primero, si usted tiene un crédito en dólares (para su casa o carro), ligado a una tasa de referencia variable, como la Libor o la Prime, es probable que empiece a sentir un incremento en sus cuotas mensuales. Misma situación si usted está pensando en pedir un préstamo en dólares.

Segundo, a este escenario también se enfrentarán las empresas que tienen créditos en dólares o, incluso, que tienen lineas de crédito en el exterior, o van a pedirlas. El costo de ese financiamiento será mayor.

Tercero, si el Gobierno decide hacer una nueva emisión de bonos internacionales a futuro (eurobonos), el costo de esos títulos será mayor. Lo mismo ocurre si decide solicitar financiamiento externo.

De acuerdo al Grupo Bursátil Aldesa, el precio de los titulos soberanos de Costa Rica que ya circulan en el mercado empezaron a descontar este incremento en las tasas desde el 3 de marzo pasado y sus precios bajaron.

Cuarto, como los rendimientos en dólares suben, los ahorrantes e inversionistas (tanto físicos como institucionales) podrían decidir comprar más dólares (para cambiar su posición de inversión) y eso podría generar un incremento del tipo de cambio.

Unido a eso, es posible que algunos inversionistas tiendan a sacar fondos de economías como la nuestra para enviarlos a Estados Unidos y aprovechar el aumento en las tasas, lo cual también generará un impacto en el precio de la divisa.

Si el tipo de cambio sigue subiendo, eventualmente tendrá un efecto en la inflación (pues el costo de productos importados será más elevado), pero también para las personas que tienen crédito en dólares, pero que ganan en colones, pues tendrán que pagar más por los dólares para honrar sus mensualidades.

En quinto lugar, también hay que valorar este nuevo ajuste en la tasas de Estados Unidos como una señal de mejoría económica de ese país. Eso significa que los estadounidenses está produciendo y consumiendo más, por lo que nuestras exportaciones y el turismo se pueden ver beneficiados.

Las cifras oficiales indican que la economía de ese país crecerá un 2,1% este año y un 1,9% en el 2018.

Eso sí, el ajuste de tasas afectará el costo de vida de los ciudadanos estadounidenses, por lo que, el efecto podría no ser del todo positivo.

Las proyecciones económicas de la Fed indican que las tasas llegarían al 1,4% a finales del año y al 2,1% en el 2018, lo que implicaría cuatro ajustes más en estos dos años. Lo anterior nos indica que los ticos deben prepararnos para un mayor costo del crédito, y muy posiblemente un tipo de cambio más elevado.