Los prestamistas en línea irrumpen en el mercado financiero con la promesa de dinero rápido

Negocios dan créditos personales mientras la Sugef prepara estudio sobre banca “en la sombra”

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Con tan solo llenar un formulario o realizar una entrevista (ambos en línea) y, en muchos casos, sin la necesidad de contar con un fiador, prestamistas no regulados le aprueban créditos personales hasta por ¢5 millones, mediante una transacción electrónica.

Se trata de préstamos otorgados a través de un trámite por Internet, que emergen como un nuevo método de obtener efectivo fácil y rápido o, inclusive, que permite financiar las compras que realiza en algunos comercios.

Beto te Presta, Multimoney, Solicredit y Rapipresta son solo algunos de los sitios web, con operación en Costa Rica o también en Centroamérica, que ofrecen dinero mediante un trámite digital.

Otra opción, Kuiki Credit, difiere del resto puesto que, a pesar de ofrecer un servicio 100% digital, no entrega dinero sino que aprueba una línea de crédito virtual revolutiva para que el cliente pueda realizar compras en los comercios afiliados.

Las opciones que ofrecen estos negocios abarcan montos desde ¢75.000 hasta ¢5 millones, y plazos hasta 60 meses, con cuotas fijas, pero a tasas más altas.

En general, este tipo de negocios en línea roza con la denominada banca “en la sombra”, debido a que carecen de regulación y, por lo tanto, se desconoce el volumen de su negocio.

Por ahora, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) no está facultada para supervisar a este sector ni a los almacenes por departamentos que financian compras de sus clientes. Tampoco a las financieras informales, entre otras.

Sin embargo, el regulador está realizando un estudio para valorar las exposiciones de riesgo al sistema financiero. Este documento estaría listo a finales del 2016 y permitiría ampliar el perímetro de supervisión.

Entre tanto, los prestamistas en línea están penetrando con fuerza el mercado, ante la sed de un público de acceder al crédito.

El consumidor ve como principal beneficio, la posibilidad de realizar un trámite en la comodidad del hogar u oficina, con solo conectarse a Internet, con menos requisitos y la opción de cancelar una cuota fija durante todo el plazo.

En la otra acera, al tratarse de un negocio no regulado, el principal riesgo es la exposición a posibles costos de esta forma de financiamiento, así como el riesgo de verse expuesto a estafas, explicó Javier Cascante, superintendente de Entidades Financieras.

Se trata de un negocio en el que muchas veces se juega la urgencia financiera de las personas.

Hay dos temas por atender. Por un lado, la dificultad de acceso al crédito formal y, por otro, una menor exigencia de requisitos, que implica tasas más altas, dijo Willy Carvajal, director de la Oficina del Consumidor Financiero.

Oferta de prestamistas en línea

La gestión para obtener un préstamo en línea comienza con el simple paso de acceder a alguna de las sucursales electrónicas.

Como requisito, el consumidor deberá indicar un número de teléfono y un correo electrónico activo, para ser contactado.

Posteriormente, debe llenar un formulario de solicitud del dinero, en el que incluirá datos personales, como el número de cédula, ingreso mensual e información de contacto.

En algunos casos, se debe indicar el monto solicitado y la entidad procede con el estudio de los datos enviados por el consumidor y de su oficina de crédito para conocer si aplica. Otra opción, es que la empresa –luego de hacer el mismo estudio– le defina cuánto dinero puede solicitar, a qué plazo y en qué condiciones.

En vez de llenar un formulario, la entidad puede solicitarle una entrevista vía telefónica. En cualquier caso, los prestamistas aseguran que hay confidencialidad de la información brindada.

Por último, la gestión puede ser aprobada en línea, con el consentimiento del consumidor o mediante el envío de un mensajero al lugar indicado, para firmar personalmente los papeles.

Beto te Presta (posicionado también en Guatemala, Nicaragua y El Salvador con productos crediticios similares) promete una aprobación en 24 horas, mientras casos como Multimoney (que también opera en Nicaragua) asegura que, si el cliente cumple con los requisitos, puede contar con el dinero depositado en su cuenta en 30 minutos.

Un caso aparte es Kuiki Credit, que recientemente arrancó operaciones en Nicaragua, luego del éxito reportado en Costa Rica.

Este negocio, de igual forma, estudia la capacidad de pago del deudor, pero si aplica, le aprueba un crédito revolutivo. Entonces, el cliente manifestará su deseo de pagar con Kuiki en el punto de venta (comercio aliado al negocio) y, en segundos, obtiene una respuesta con el monto aprobado, en su celular.

Esta oferta se asemeja a la de las opciones de financiamiento de las tiendas por departamentos, con la diferencia de que el trámite es en línea y las compras se realizan en comercios afiliados de áreas como salud, electrónica, hogar, viajes, motocicletas y más. También, está la opción de pagar en 3, 6 o 12 meses sin intereses.

Las tasas de interés de los prestamistas son más elevadas que las de los créditos de consumo de la banca, debido a que deben cubrir un mayor riesgo de impago.

Por ejemplo, el interés que cobran los bancos privados es de 31,65% y en los bancos estatales baja a 21,12%, según datos del Banco Central de Costa Rica. En los créditos en línea sube a 39%.

La cuota mensual por un préstamo de ¢1.000.000 varía, pero arranca en ¢41.900, en los negocios consultados.

A modo de ejemplo, la cuota de un crédito para gastos personales, por el mismo monto, en el Banco Nacional sería de ¢27.618 por mes, con una tasa de 22% y un plazo de 96 meses.

En la acera privada, Scotiabank ofrece una cuota mensual de ¢30.207,71 para un préstamo personal (con un ingreso familiar de ¢282.500), según la calculadora de crédito de su sitio web.

Aunque adquirir un préstamo en una empresa no regulada puede ser más costoso, la facilidad de acceder al dinero atrae al tico.

Con tan solo indicar el número de cédula, puede iniciar la gestión El resto de requisitos se enfocan en edad (no le prestan dinero a menores de 21 años), salario (mínimo entre ¢180.000 y ¢200.000), nacionalidad (costarricense) y tiempo de laborar en la misma empresa.

Ante esto, una de las recomendaciones principales es leer bien los contratos y la “letra menuda”, dijo Jorge Bonilla, director de crédito del Banco Nacional.

Créditos por Internet

Detalle de cuota y rango de préstamos que otorgan este tipo de empresas. Cifras en colones.

Sitios webCuota por millón de colonesRango de préstamosPlazo máximo
Betotepresta.com57.200200.000 hasta 5.000.00060 meses
Kuikicredit.com*50.600Hasta 10.000.00042 meses
Multimoneycr.com41.900500.000 hasta 5.000.00060 meses
Rapipresta.com57.20075.000 hasta 5.000.00060 meses
Sostenbilidad y financiamiento