Futuro de Bancrédito se barajará entre cuatro frentes legislativos

Gobierno presentaría su proyecto de ley la última semana de junio

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El porvenir del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) deberá pasar por el filtro legislativo y serán los diputados quienes elijan cómo desencadenará este proceso de acomodo.

Ese futuro se sortea, por ahora, entre tres proyectos de ley presentados por varios diputados y una cuarta propuesta que el Gobierno ya tiene casi lista.

Este último texto quiere transformar al ente estatal en un banco de fomento del desarrollo.

Sin embargo, la propuesta deberá competir con otros dos caminos planteados por tres diputados de la bancada del Movimiento Libertario y uno adicional de Ottón Solís, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC).

El cierre definitivo de su operación, la conversión hacia una sociedad anónima y la venta de las acciones al mejor postor o al Banco de Costa Rica (BCR) son parte de las ideas principales de esas propuestas que tratan de darle al empinado camino de Bancrédito.

Desde febrero de este 2017, el futuro del banco comenzó a verse más incierto, pues estuvo a punto de caer en irregularidad financiera.

Un acuerdo con el Banco Nacional por $2.000 millones evitó que Bancrédito se quedará sin liquidez y desde ese momento el Gobierno expresó que lo apoyaría para darle sostenibilidad en el largo plazo.

La Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) solicitó que el banco presentara un plan de fortalecimiento y tras dos revisiones, lo avaló en abril.

LEA: Sugef aprobó plan de fortalecimiento de Bancrédito

En ese mes, el Gobierno solicitó la renuncia de la junta directiva y nombró una nueva, para ir en busca de una transformación hacia una entidad de fomento.

Luego se anunció que el banco estatal abandonaría el negocio de intermediación financiera y para ello, se elaboró un nuevo plan de fortalecimiento, y se fijó un límite al 15 de julio para que los clientes retiren los fondos.

LEA: Directiva de Bancrédito presenta plan para desligarse de intermediación financiera

En los últimos cinco meses, Bancrédito pasó a cirugía, pero lo más difícil está por venir.

Mientras tanto, el banco apuesta por potenciar negocios marginales que le darían oxígeno hasta que alguna de las propuestas en papel, pase a ser ley.

LEA: Futuro de Bancrédito dependerá de negocios marginales

Sobre proyectos de ley

La propuesta más reciente sería la del Gobierno. Fue revisada en Consejo de Gobierno el 20 de junio pero recibió una serie de sugerencias que implican cambios “menores” en el texto.

infografia

El proyecto se presentaría nuevamente al Consejo la semana del 26 de junio, luego sería enviado a la Asamblea Legislativa, dijo Mariano Segura, comisionado del Consejo Presidencial Económico.

Aunque se desconoce el detalle de este proyecto, el Gobierno ha enfatizado que incluirá la transformación de Bancrédito en un banco de fomento, principalmente de proyectos de infraestructura e inclusive, fideicomisos.

Adicionalmente, se valoraba la idea de que el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) funcione como hasta ahora pero bajo la sombrilla de Bancrédito.

Entre los proyectos con los que se topará esta propuesta en el Congreso, está el de Ottón Solís.

Propone cerrar Bancrédito y que el BCR absorba su operación, “mediante el traspaso de los activos, pasivos, patrimonios, fideicomisos y cuentas contingentes y de orden deudoras”, según indica el proyecto.

Respecto al patrimonio, si el monto en neto es positivo y menor a la deuda del Gobierno Central con el BCR, deberá descontarse de dicha deuda. En cambio, si ese patrimonio es positivo y mayor a esa deuda, la diferencia deberá ser cancelada por el BCR al Ministerio de Hacienda.

Si el monto del patrimonio es negativo, Hacienda deberá capitalizar al BCR por esa cuantía.

El BCR no se haría más grande porque no es un aporte a su patrimonio, si no que se cancela deuda interna, pero “el potencial del negocio se le mejora”, dijo Solís.

Por su lado, el Movimiento Libertario presentó dos proyectos muy similares.

Uno dispone la transformación de Bancrédito en una sociedad anónima y que sus acciones se vendan al mejor postor, mediante una licitación en la que participe la banca pública y privada, inclusive internacional.

El segundo, además de transformarla en una sociedad, también establece que sus acciones deben llegar al BCR.

En este caso, según el diputado Otto Guevara se autoriza el traspaso de las acciones al BCR, de modo que se haga cargo de todos los activos y pasivos de Bancrédito y lo maneje como una subsidiaria, como lo hace con Bicsa.

El dinero se utilizaría para la deuda pública o invertirlo en proyectos de bien social.

Tanto Guevara como Solís afirmaron que defenderán sus propuestas y que no están de acuerdo con que Bancrédito se convierta en un banco de fomento, debido a las duplicidades de funciones estatales y burocracia que esto generaría.

Sostenbilidad y financiamiento