Entidad asegura que sigue operando con normalidad y tiene fondos suficientes para hacerle frente a posibles retiros

Por: Édgar Delgado Montoya 29 mayo
A partir del 14 de julio, Bancrédito dejará de realizar operaciones de intermediación financiera y cerrará sus sucursales.
A partir del 14 de julio, Bancrédito dejará de realizar operaciones de intermediación financiera y cerrará sus sucursales.

El Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) reveló este lunes 29 de mayo que el retiro de fondos que sufrió durante el fin de semana alcanzó solo el 8,8% de sus captaciones en colones y el 5% en dólares.

Esto significa que salidas sumaron ¢7.800 millones y $3,6 millones (¢2.113 millones al tipo de cambio de venta promedio actual), según confirmó el propio gerente de la entidad, Gerardo Porras.

Aun así, tanto el jerarca como las autoridades del Gobierno, aseguraron que el banco sigue operando con normalidad.

Esta tarde se ofreció una conferencia de prensa en Casa Presidencial, en la que también participaron el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, y el presidente de la junta directiva de la entidad, Ronald Rojas.

Porras confirmó que el banco tenía ¢38.000 millones para hacerle frente a los retiros el fin de semana y que lo que efectivamente se retiró fue menor.

Agregó que desde el viernes se estableció una comisión de manejo de liquidez, que siguió un protocolo para abrir agencias en horarios no usuales y para asegurarse de que hubiera dinero suficientes, entre otras labores.

Reconoció que el sábado anterior, se dio una afluencia de clientes fuera lo normal, pero que estaba programado. Al final de la tarde, se redujeron las filas y a las 7 p.m. se atendió al ultimo cliente. El domingo prácticamente no se presentaron clientes, indicó.

El 80% de la captación del banco se da por medio de emisiones estandarizadas de títulos valores en bolsa y por eso hay que esperar hasta su vencimiento. Por lo tanto, las cuentas a la vista solo representan entre el 15% y 18% de la captación total del banco.

El Gobierno anunció el pasado viernes 26 de mayo que Bancrédito abandonaría su operación comercial, de intermediación financiera, mientras va preparando un proyecto de ley para convertirlo en un banco de fomento.

Se trata de un proceso paulatino que concluirá en diciembre próximo.

Esto significa que la entidad dejará de otorgar préstamos y de recibir captaciones (ahorros del público) y se concentrará solo en administrar algunos negocios, entre ellos, el cobro del impuesto de salida del país, la administración de las tiendas libres de impuestos en el aeropuerto, la corredora de seguros, el almacén fiscal y la emisión de tarjetas prepagadas.

Además, la decisión también implica la venta de la cartera de crédito y de depósitos de la entidad. Para eso, el Gobierno presentará, antes del 16 de junio, un plan a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) para definir el proceso. Dicha cartera se vendería "al mejor postor".

Sergio Alfaro, comentó que esta tarde que aunque no está definido como será el proceso, no descarta que el Banco Nacional o el Banco Popular puedan participar en la transacción.

Entre tanto, el proyecto de ley para transformar al banco sería enviado al Congreso en junio.

A partir del sábado y tras la noticia, cientos se clientes se apersonaron a las sucursales a retirar sus ahorros. La entidad tiene alrededor de 65.000 clientes tomando en cuenta créditos y depósitos.

En relación a los empleados del banco, la entidad dijo se hará una valoración de cuántos son necesarios para seguir atendiendo los negocios que mantendrá y cuáles serán despedidos. Bancrédito mantiene abierto un programa de movilildad laboral.

* Esta información fue corregida posterior a su publicación debido a un error en el comunicado de prensa y de las autoridades de Bancrédito en relación al monto de los retiros en dólares.