¿Qué debemos esperar de los principales macroprecios en el 2018?

Panorama del tipo de cambio tasas de interés e inflación serán analizados por tres expertos en evento de EF “Trilogía 2018”

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La economía costarricense muestra síntomas de presión por un creciente déficit y, paralelamente, el próximo relevo gubernamental.

Estos dos factores nublan el panorama de los principales macroprecios para el próximo año.

Entonces, ¿qué debemos esperar en relación con el tipo de cambio del dólar, las tasas de interés y la inflación?

El futuro de estas variables dependerá de factores como el fondeo del déficit fiscal, la incertidumbre ante el periodo electoral, la subida de las tasas internaciones y de los precios de las materias primas, la demanda de divisas y las medidas del Banco Central para atender los movimientos del mercado.

Precisamente, el panorama del 2018 será analizado por los economistas Gerardo Corrales, Edgar Ayales y Luis Liberman en el evento “Trilogía 2018”, organizado por EF, que se realizará el 19 de octubre en el Hotel Real Intercontinental.

Compre su entrada aquí

Aunque la inflación sea más alta en 2018, estaría en el rango meta del Banco Central. Las tasas de interés podrían subir un poco, mientras que la depreciación podría ser menor a la esperada. ( ARCHIVO )

La trilogía del 2018

Primeramente, Gerardo Corrales, exgerente del BAC Credomatic, abordará las expectativas respecto del tipo de cambio.

La exposición se enfocará en mostrar la evolución del precio del dólar en el país, la política cambiaria en la administración Solís Rivera y las perspectivas para lo que queda del 2017 y el año que se avecina.

Según Corrales, los consumidores deberían prepararse para un precio del dólar más elevado en 2018, dada la coyuntura actual de los fundamentales de la economía, el exceso de demanda de divisas y una menor oferta.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que a inicios de octubre, el Central anunció que el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) le aprobó el crédito de $1.000 millones para fortalecer sus reservas monetarias.

LEA: FLAR aprobó crédito de $1.000 millones al Banco Central para fortalecer reservas

Esto podría –según la táctica del Central– amortiguar y hasta reducir la depreciación anual esperada, dijo Corrales.

También, hay que valorar cómo reaccionarán los agentes económicos a todo el proceso electoral.

En segundo lugar, el exministro de Hacienda, Edgar Ayales, explicará lo que puede ocurrir con las tasas de interés.

Los rendimientos en colones se han ajustado al alza en el tramo corto de la curva (hasta los dos años) a niveles vistos en 2015. Queda pendiente el ajuste en el resto de la curva.

De acuedo con Ayales, ese ajuste asimétrico se debe, entre otros factores, a que el Central ha tenido menor necesidad de captación tras la venta de divisas del primer semestre (vendió dólares y captó colones). Eso le dio más espacio al Ministerio de Hacienda para competir por más fondos.

Para el próximo año, Hacienda afrontará nuevos retos, según Ayales. Por primera vez, las necesidades de financiamiento crecerán más rápido que los fondos prestables.

Por lo tanto, al Gobierno no le quedará más que traer dinero del exterior para atender ese desafío.

Hay dos vías: por un lado, está la contratación de préstamos directos, que deben pasar por el filtro legislativo y, por otro, está la triangulación de recursos.

Este último recurso fue utilizado por Citibank en 2012, mediante Global Depositary Notes, instrumento de deuda creado por un banco depositario que evidencia la propiedad de una deuda denominada en moneda local.

Si el premio en el 2012 para traer los GDS fue notorio, para el 2018 será necesariamente mayor dado que ya no se cuenta con grado de inversión de ese momento, afirmó Ayales.

Entre tanto, las tasas de interés en colones se seguirán equiparando lo necesario para hacer atractivo el ahorro externo y captar fondos en el interior.

El estrujamiento del crédito al sector privado continuaría.

En tercer lugar, Luis Liberman, exvicepreseidente de la República, explicará las expectativas de inflación.

Para él, los precios deberían ubicarse dentro del rango meta del Banco Central y quizá subir un poco más.

La meta actual del Central es que la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubique entre 2% y 4%.

Liberman apoya su tesis en que las tasas de crecimiento de la economía externa cada vez son mayores y hay una reacción al alza de algunos commodities como el trigo y algunos metales.

Además, el precio del petróleo está un poco por encima de lo que se sitúo hace un año y, aunque no sobrepasa los $50, este nivel es suficiente para empujar los precios de Costa Rica hacia arriba.

Así, el país tendrá, además de tasas de interés más altas, mayores presiones inflacionarias.

Sin embargo, como se espera que los precios se mantengan en el rango del Central, entonces este no debería ser un tema que le robe el sueño al país en el próximo año, afirmó Liberman.

LEA: Inflación sufre bajonazo pero debería llegar a 2% al cierre del 2017

Aun así, una inflación mucho mayor a la vista recientemente (a agosto fue de 0,91%) sí tendría efectos colaterales en los consumidores.

Y también se reflejará en mayores tasas de interés, que ya de por sí estarían presionadas por el déficit fiscal.

Sostenbilidad y financiamiento