Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint 30 diciembre, 2016

A pesar de que es aún un terreno incipiente, cada vez más negocios están adoptando nuevos enfoques de gestión de la información, que incorporan el análisis de datos como una disciplina estratégica, y en la que la información es un componente fundamental de la transformación digital en las organizaciones.

Sin embargo, todavía son pocas las empresas que invierten en el talento así como en las plataformas y procesos necesarios para poder transformar esa información en visión.

En el 2012, la Harvard Business Review señaló que el rol del data scientist era el más “sexi” del siglo XXI, y todavía hoy en día, en tiempos de escasez de talento, ese perfil sigue siendo muy buscado y apreciado por las empresas.

A lo largo de los últimos 10 años, el tratamiento y gestión de la información ha evolucionado de ser un subproducto operacional –sobre datos transaccionales y operativos– a convertirse en una preocupación estratégica del Consejo Directivo.

La utilización y aprovechamiento de la analítica ha dado lugar a nuevos enfoques sobre el compromiso del cliente, la amplificación de las habilidades y la inteligencia sobre cliente; a nuevos productos, servicios y ofertas e, incluso, oportunidades de explorar nuevos modelos de negocio.

Es el momento de adoptar un nuevo abordaje sobre los datos, uno en el que CEO y los líderes de negocio desarrollen el talento, el uso de datos y los modelos de gestión e infraestructura requeridos para habilitar resultados respetables y a escala.

Mediante esta forma de “industrialización de la analítica”, las organizaciones podrán, por fin, sentar las bases de una empresa impulsada por una visión con las capacidades de la tecnología subyacente y la escala operativa necesaria para aprovechar las ventajas que ofrece el potencial de data .