Autos nuevos acelerarán en 2014

Sector crecería 15% y distribuidores abren más sucursales; el mayor desafío es para los carros usados

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /negocios/Automoviles-Ventas-2014-Expectativas_de_consumo-Importacion_de_Autos_ELFCHA20140215_0001_5.jpg
    326x204
    Autos nuevos acelerarán en 2014
    / 15 FEB 2014
  • /negocios/Automoviles-Ventas-2014-Expectativas_de_consumo-Importacion_de_Autos_ELFCHA20140215_0002_5.jpg
    326x204
    Autos nuevos acelerarán en 2014
    / 15 FEB 2014

index

Si el 2013 fue un año de bueno a regular para las ventas de automóviles nuevos, el 2014 promete un mejor, aunque retador, panorama.

Al menos, así lo demuestran los planes de siete de las principales importadoras y distribuidoras del país que fortalecerán la inversión en sucursales, financiamiento y mercadeo.

Veamos. Veinsa Motors (distribuidor exclusivo de marcas como Mitsubishi, Citroen, Ssang Yong, Geely y JMC) se propuso como meta superar en 15% las 2.400 unidades vendidas durante 2013 entre sus siete marcas, reportó Stephanie Charpentier, gerente de mercadeo.

Por su parte, Grupo Automotriz (Ford y Volkswagen) apostará a un crecimiento del 28% para llegar a un total de 1.380 carros colocados.

En el caso de Disitali (Fiat y Alfa Romeo), el 2014 se convertirá en un año récord de inversión y ventas. Carlos Muñoz, gerente general, aseguró que la estimación es crecer en 68% (650 unidades vendidas).

Grupo Danissa (representante de Nissan y Audi) se puso como meta sobrepasar en 20% de lo vendido en 2013 (3.860 vehículos) y Grupo Purdy Motor (Toyota) espera superar, o al menos mantener, el récord de unidades comercializadas en 2013 (7.336).

Siguiendo la tendencia, Subarú y Peugeot apuntan a cerrar con aumentos en ventas del 40% y 160%, respectivamente.

A esto hay que agregarle que la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema) –la cual reúne a 25 distribuidores de autos nuevos– estima un crecimiento promedio del 15%.

Las altas expectativas corresponden en parte, al impulso que hacen las empresas de marcas con poca participación de mercado como JAC, Subarú y Fiat u otras que han quedado rezagadas como Peugeot.

Se intentó conocer los planes de Grupo Q (Hyundai), Grupo Rudelman (Suzuki y JAC), Quality Motor (Mazda y Kia) y Honda Faco, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

Nuevas sucursales

Los planes de crecimientos van acompañados de una fuerte expansión de sucursales.

Veinsa y Danissa proyectan la inauguración de al menos dos sedes. La primera firma lo hará fuera de la Gran Área Metropolitana, mientras que la segunda apostará por San Carlos y el oeste capitalino.

También hacia esa zona se dirige Disitali, que pretende operar al segundo semestre del año un nuevo showroom de sus marcas. Además, la empresa está por inaugurar oficialmente su nuevo edificio de 6.000 m² en La Uruca, ubicado dentro de las antiguas instalaciones de Canada Dry.

Por su parte, Purdy Motor abrirá en julio una sala de exhibición marca Lexus de 1.500 metros cuadrados dentro del complejo Avenida Escazú y, además, aplica un reacomodo de sus 11 puntos de venta, que incluye el cierre de la sucursal en Paseo de las Flores y el traslado de punto de Paseo Colón al oeste de San José.

Para el distribuidor de Ford y Volkswagen, la meta será un cuarto local de ventas, mantenimiento y repuestos al este de San José, aseguró, Mariano Guardia, presidente de la compañía.

Entretanto, Peugeot Costa Rica remodelará su única sucursal en Heredia y construirá allí una plaza comercial.

Un año retador

Aunque las expectativas son más que positivas, esta industria enfrenta retos a los que deberá poner atención.

De acuerdo con datos del Ministerio de Hacienda, el año pasado se importaron 56.111 unidades, un 18% menos que en 2012. El golpe fue causado principalmente por los automóviles usados que cayeron un 36%, mientras que en los nuevos la disminución fue de 5,1%.

El fracaso de Expomóvil 2013 y el colapso de la infraestructura vial del país (caída de puentes, presas y otros) destacan entre factores que los mismos distribuidores reconocen como causas de la caída.

Para Liliana Aguilar, directora de Aivema, aunque el sector de autos nuevos aún no llega a los recórds del 2008, el movimiento es positivo.

“La tendencia a la adquisición de vehículos nuevos se viene reflejando desde el 2012. Esperamos se mantenga, sobre todo porque confrontando enero con las importaciones del mismo periodo en 2013, se demuestra un incremento del 7%”, dijo Aguilar.

Empero, la devaluación del colón frente al dólar, el incremento de las tasas de interés y las políticas crediticias de los bancos serán retos adicionales.

De hecho, las firmas ya están reaccionando al primer factor. Por ejemplo, Veinsa lanzó recientemente una promoción en la que congela sus precios en dólares, a un tipo de cambio de ¢500 por dólar en un momento en que las expectativas crecen ante la realización de Expomóvil 2014.

“La accesibilidad de los créditos sigue disponible en el mercado y es muy amplia tanto en dólares como en colones, así como leasing financiero u operativo”, explica Ana Vargas, de Danissa.

Entretanto, el país sigue recibiendo nuevas marcas de autos como es el caso de la británica Morris Garages (distribuido por Royal Motors).

La competencia es fuerte, pues según los datos de Hacienda, Toyota y Hyundai dominan claramente el mercado, tanto de usados como de nuevos.

El desafío de los usados

Javier Quesada, dueño de la venta de vehículos usados Autos Joley, en Grecia, ha visto como al menos cuatro negocios vecinos han desaparecido en los últimos dos años. En ese cantón, incluso, dejó de operar la Asociación de Importadores de Vehículos de Grecia. Su propio presidente, Alfonso Fernández, dejó el negocio.

No es para menos. La caída en importación que sufrió este sector en 2013 ha sido la más alta desde la crisis del 2009, cuando decreció casi 45%.

Nuevas disposiciones para importadores del sector en relación con el valor fiscal de las unidades, los odómetros (medidores de kilometraje), las pérdidas totales y los nuevos dispositivos en seguridad afectaron las ventas.

Para Quesada, este enero se ha comportado mucho mejor que el pasado; su esperanza es que el resto del año continúe así.

Sostenbilidad y financiamiento