SERÍA REEMPLAZADO POR JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ- PALLETE, SU NÚMERO DOS

César Alierta deja presidencia de Telefónica

Bajo su mandato, la compañía inició una época de grandes adquisiciones y profundizó en su expansión internacional


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Madrid. - El presidente del gigante español de las telecomunicaciones Telefónica, César Alierta, abandonará la presidencia de la compañía y propondrá para sustituirle a su número dos y actual consejero delegado, José María Álvarez-Pallete.

"El Consejo de Administración de Telefónica estudiará, en su próxima reunión del 8 de abril, el nombramiento de José María Álvarez-Pallete como nuevo Presidente Ejecutivo de la Compañía", informó la compañía en un comunicado.

Alierta, de 70 años y que ocupa la presidencia de Telefónica desde el verano de 2000, ha propuesto a Álvarez-Pallete por ser "el directivo más preparado para afrontar con éxito los retos que impone la revolución digital", según la misma fuente.

El propio Alierta había ya nombrado a Álvarez-Pallete como consejero delegado de la compañía en 2012.

Expansion

Bajo el mandato de Alierta, que sustituyó a Juan Villalonga al frente de Telefónica, la compañía inició una época de grandes adquisiciones y profundizó en su expansión internacional.

En sus años al frente de Telefónica, Alierta compró activos de Bell South en Latinoamérica reforzando su presencia en la región, donde también se afianzó en Brasil adquiriendo el 50% del operador Vivo.

En Europa, se hizo en 2005 con el operador O2 lo que le permitió introducirse en el Reino Unido, Alemania e Irlanda.

Alierta también tomó decisiones "como la amortización de las licencias UMTS o la creación de Telefónica Digital", según la compañía.

Sin embargo, la crisis económica mundial y la pesada deuda de la compañía llevó a la empresa a iniciar desde 2012 una serie de ventas retirándose de países como Irlanda, República Checa o Italia.

También está cerca de salir del Reino Unido tras vender en marzo del pasado año O2 al conglomerado hongkonés Hutchinson Whampoa por 10.250 millones de libras esterlinas (unos 14.000 millones de euros).

Según Telefónica, con Alierta, la compañía pasó a ser un "líder en los principales mercados que han supuesto su apuesta estratégica: Brasil, Alemania, España e Hispanoamérica".

Cambio de guardia

Ahora el presidente de Telefónica cede el cargo al que considera "el directivo mejor preparado para favorecer el relevo y posicionar una vez más a Telefónica en la vanguardia, esta vez del sector digital", afirmó la compañía.

Álvarez-Pallete entró en la compañía en 1999 como director de finanzas de Telefónica Internacional, y luego se convirtió en director general de finanzas corporativas.

En 2002, fue nombrado presidente de Telefónica Internacional y después de Telefónica Latinoamérica, donde se mantuvo hasta 2011, cuando fue nombrado presidente ejecutivo de Telefónica Europa.

Apenas un año después fue designado consejero delegado de Telefónica, convirtiéndose en el número dos de Alierta.

Alierta seguirá formando parte del consejo de administración de Telefónica y mantendrá el cargo de presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica.

En 2015, la compañía registró un beneficio de 2.745 millones de euros, lo que supuso una bajada del 8,5% respecto al año anterior, debido a las provisiones para un plan de partidas voluntarias en España.

Sostenbilidad y financiamiento