Comerciantes y constructores alegan que nueva normativa para varillas restringe al mercado

Gremios insisten en  que se restringirá la posibilidad de utilizar calidades inferiores del acero para estructuras que no son antisísmicas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Cámara de Comercio de Costa Rica se sumó este jueves a la disputa que desde hace varias semanas sostienen la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) y la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) por la aplicación de un nuevo reglamento sobre la calidad de las varillas para la construcción.

La posible limitación para la comercialización y el uso de varios tipos de varilla preocupa a los gremios de los comerciantes y los constructores porque consideran que el reglamento dejaría por fuera a varias calidades de varilla que se usan en el país, pero que no necesariamente se utilizan en la construcción "sismo-resistentes".

"Así como los consumidores tienen derecho a adquirir productos de calidad, también tienen derecho a acceder a estos productos al menor precio posible, objetivo que no se logra con menores niveles de competencia como impondrá este nuevo reglamento", afirmó Francisco Llobet, presidente de la Cámara de Comercio.

Esta tesis la apoyó Gonzalo Delgado, presidente de la CCC, quien teme que la aplicación del reglamento complique la compra de algunos insumos que no son necesarios en estructuras que no deben cumplir con la normativa antisísmica.

"Un ejemplo de esto son las viviendas prefabricadas, que se utilizan para interés social, pues no cumplen con todas las normas que tiene el Código Sísmico, pero sí con sus fundamentos", explicó Delgado.

Visión contrapuesta

En la Cámara de Industrias la visión se contrapone a la que exponen los comerciantes y constructores.

A su juicio, la reglamentación técnica que exige la nueva normativa no debería ser un obstáculo para el comercio, pues son requisitos mínimos para salvaguardar la seguridad de las personas.

Para Juan Ramón Rivera, presidente la CICR, la competencia no debería basarse en la calidad de los insumos.

El MEIC, por su parte, insistió en que el reglamento no incluye requerimientos nuevos, sino que refuerza la verificación del cumplimiento de estas disposiciones técnicas.

Sostenbilidad y financiamiento