Crece nicho de comunicación digital

Grandes agencias de publicidad crean sus propias unidades, mientras pymes compiten por un lugar  


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Varias agencias publicitarias y de comunicación del país han fundado sus propias unidades para dar servicios de mercadeo y comunicación digital.

Baum es una pequeña agencia de comunicación digital formada en el 2004 por el ingeniero industrial y administrador de empresas Alfredo Rojas.

Él decidió crear la propuesta cuando detectó la necesidad de las compañías de personalizar sus servicios de mercadeo y comunicación digital.

Luego de una inversión inicial de $50.000, hoy cuenta con 15 colaboradores y un portafolio de clientes que ha incluido a Credomatic, Phillip Morris, Grupo Zermat, Diageo (Haycom) y Walmart, entre otros.

Sitios web promocionales, manejo y creación de identidad corporativa a través de redes sociales, desarrollo de software y aplicaciones, generación de pautas en medios digitales y administración de bases de datos destacan entre los servicios que empresas como Baum están ofreciendo.

“Las marcas se han dado cuenta de que los medios digitales producen resultados medibles, son de bajo costo y segmentan perfectamente a su público meta”, dice Rojas.

Otro ejemplo de una pyme involucrada en este sector es Darwin Zone.

Su director, Sergio Restrepo, cuenta que la aventura comenzó hace dos años con una inversión de $200.000, que incluyó capital humano (emplea a 45 personas), software y hardware especializado e instalaciones físicas.

De acuerdo con el ejecutivo, los servicios más solicitados en su empresa tienen que ver con desarrollos de plataformas web, compra de medios digitales y administración de proyectos interactivos.

Livecom, Tres60 Redes Sociales, The Big Web Noise, Diseño Web Costa Rica y Mamsha también son parte de la creciente lista de pymes costarricenses dedicadas a esta industria.

El publicista y gerente regional de la empresa Media Gurú –de Ibope Media–, José Francisco Correa, estima que fue a partir del 2008 que el crecimiento del nicho tomó fuerza.

Además de un asunto de moda, el público menor de 40 años ha aumentado su consumo e impulsado así la tendencia.

En cuanto al precio de estos servicios, el rango depende del alcance, tiempo de ejecución de cada proyecto y la agencia que utilice el cliente.

Por ejemplo, en Baum, los trabajos de menor complejidad pueden costar desde $1.500. Sin embargo, cuando se trata de campañas para compañías multinacionales que se verán a nivel regional, el precio podría sobrepasar los $10.000.

En boga

Las grandes agencias publicitarias y de comunicación del país no se han quedado atrás en la tendencia y han fundado sus propias unidades digitales.

Jotabequ Grey lo hizo con Rocket, Grupo Tribu con Bosz Digital, Publimark con La Wepa, HWP con BIT y Comunicación Corporativa con Cocoa Interactive.

Garnier BBDO también posee su propia agencia web desde el 2004 (BBDO Lab), la cual es atendida por 9 de sus 102 colaboradores.

Sergio Leiva, director de Estrategia e Innovación de la compañía, dijo que el auge responde a un requerimiento más especializado de los clientes.

“Estamos pasando de una etapa en la que los objetivos más comunes de los clientes era la cantidad de fans de sus marcas, al interés por los niveles de interacción o engagement de sus usuarios”, explicó Leiva.

Festival Imperial, Pilsen, Sardimar y Pizza Hut han sido parte de las marcas que han buscado a Garnier para sus estrategias.

Por su parte, Grupo Tribu anunció hace unos meses la inversión de $8 millones en un nuevo edificio dedicado exclusivamente a su división digital.

José Coto, gerente general de Bosz Digital, adelantó que la empresa espera contratar 200 personas más en los próximo dos años y así llegar a los 500 colaboradores.

Bosz anda en busca de diseñadores, desarrolladores web y especialistas en Java, .Net y aplicaciones sociales.

A excepción de Bosz, el resto de agencias dedica poco personal a las labores digitales.

En La Wepa, de Publimark, 12 de 105 empleados trabajan en este tipo de proyectos, mientras que BIT de HWP, lo hace con 10 personas.

De hecho, es común que algunas grandes agencias subcontraten a otras más pequeñas para proyectos interactivos, según cuenta Alfredo Rojas, de Baum.

Otra muestra de la fortaleza de este segmento es la llegada de transnacionales especializadas en el sector.

AvVenta, The Hangar Interactive, Digital Arbor y Schematic destacan entre las de capital foráneo.

La estadounidense The Hangar Interactive se instaló en Barreal de Heredia en noviembre del 2008 y hoy emplea a unas 70 personas que dan servicio a clientes norteamericanos y europeos.

Por su parte, Schematic abrió puertas en el 2007 y hoy funciona bajo el nombre Possible Worldwide.

¿Digitalizar su estrategia?

Si está pensando en contratar a una de estas agencias para su empresa, lo mejor es que antes examine qué espacios digitales encajan con sus usuarios.

No dejarse llevar por el “hay que estar en redes sociales” sin una investigación previa es la recomendación de los expertos.

Marcela Alfaro, vocera de Cocoa Interactive, recomienda considerar que, una vez en la Web, la empresa tendrá que responder inmediatamente a las dudas y quejas de sus consumidores y manejar temas con potencial de generar crisis de opinión.

Para ser digital...

Preste atención a algunos consideraciones para su estrategia web.

Análisis previo: Estudie el panorama digital de sus marcas y de su mercado antes de dar cualquier paso. Dejarse llevar por la moda no es lo óptimo.

Objetivo tangible: Defina lo que quiere lograr con su plan: generación de seguidores, creación de bases de datos, branding, promoción, etc.

Sea creativo: No basta con pautar anuncios en las redes sociales ni con la réplica de anuncios usados para otros medios en la Web.

No es solo Facebook: El verdadero medio son las personas, independientemente de la plataforma social en la que estén.

Converse: La interacción con los usuarios es fundamental, pero la empresa se arriesga a tratar temas que podrían generar crisis de opinión.

Fuente Consulta a agencias y expertos.

Sostenbilidad y financiamiento