Luis Rodríguez y Camilo Vargas, del ICE, fueron la guía detrás del Reventazón


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Luis Roberto Rodríguez y Camilo Vargas encabezaron la mayor obra de infraestructura hecha en el país: el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón (PHR).

Este complejo de ingeniería estuvo bajo la dirección general de Rodríguez y la jefatura de Vargas en la construcción.

Los resultados dejan una obra sin precedentes para el país, construida con estricto cumplimiento de cronogramas administrativos y de desarrollo, superada en Centroamérica solamente, en volumen e inversión, por el Canal de Panamá.

Por esto, EF reconoce a los ingenieros Rodríguez y Vargas como los funcionarios públicos del 2016.

Calidad internacional

El PHR contó con auditorías y consultorías externas de expertos mundiales, además del seguimiento local de entes como Scotiabank, entidad encargada del fideicomiso que cubrió parte de los costos de la obra.

En todos los casos, las expectativas se cumplieron e, incluso, algunos de los especialistas extranjeros afirmaron que se trata de uno de los mejores desarrollos de su tipo en el mundo.

El trabajo de Rodríguez y Vargas, desde la gerencia y la gestión, fue clave para que un desarrollo –que empleó más de 4.500 personas– se construyera con los estándares adecuados y en el tiempo previamente definido, a pesar de enfrentar inconvenientes como la escasez de mano de obra especializada y las sorpresas del clima, propias de la región.

“Me siento sumamente orgulloso y agradecido con Dios, porque se está reconociendo el trabajo que durante prácticamente seis años logramos concretar en muchos campos”, afirma Rodríguez.

El director general del proyecto se refiere a los aspectos complementarios de la construcción, y que agregaron complejidad a la obra: el componente social, arqueológico y biótico; el proceso de alquileres y adquisición de materiales, equipos y maquinaria –siguiendo las reglas del sector público– y la logística y financiamiento, y el trabajo de comunicación, ingeniería y áreas involucradas (geología, geotécnica, hidráulica y estructuras, entre otras).

En el trabajo de campo, Vargas destacó el esfuerzo de gestionar el talento de grupos humanos trabajando simultáneamente, con diferentes formaciones académicas y experiencias, pero con un objetivo único.

“Nos llena de mucha satisfacción que un medio de comunicación tan importante destaque el trabajo gerencial realizado por el ICE y su capacidad como empresa pública de llevar adelante y concretar estas obras, con el fin de ofrecer un servicio eléctrico de primera calidad a toda la población costarricense”, comentó.

Ambos funcionarios atribuyen las bases de este logro a la estructura del Instituto Costarricense de Electricidad y a la experiencia adquirida en el desarrollo de proyectos menores en volumen y costos, pero similares en su complejidad y en el requerimiento de balancear diferentes áreas, profesiones y conocimientos.

Para los ingenieros, este camino recorrido ha dejado lecciones fundamentales para el desarrollo de megaobras de infraestructura en el país, pensando en las necesidades del futuro.

Categoría Funcionarios Públicos

Sostenbilidad y financiamiento