SANDOR B. TUPI, CEO ELITE HOTELS & RESORTS

Gran Hotel Costa Rica se remodela y será cinco estrellas cuando abra a finales del 2017

Proyecto incluye disminuir la cantidad de habitaciones de 107 a 80

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Todas las facilidades de un hotel de cinco estrellas pero en un edificio construido hace 86 años será la propuesta del Gran Hotel Costa Rica para finales del 2017.

Esta edificación, declarada Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica en 2004, cerró en marzo pasado para ser sometida a un intenso proceso de remodelación que se prevé inicie en los próximos tres o cuatro meses.

LEA: Firma estadounidense Gencom compró mayoría de acciones de Península Papagayo Resort

Su operador, Elite Hotels & Resorts, reconoce que tiene en su poder una joya sin pulir que, en su comienzo respondió las exigencias y expectativas de empresarios, dando paso a una incipiente industria turística nacional, según cita la declaratoria.

Aunado a esto, el edificio incorpora influencias arquitectónicas de varios lenguajes vigentes en esa época, entre ellos, el historicismo, el racionalismo temprano y el llamado estilo caribeño.

Por estas y otras razones, la firma hotelera realiza el plan de remodelación de la mano del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

Hasta la fecha, se desconoce la totalidad de cambios que se realizarán y la inversión, datos que estarán disponibles cuando la entidad gubernamental apruebe la totalidad del proyecto.

Sandor Tupi, CEO de Elite Hotels & Resorts, conversó con EF sobre este proceso y sus expectativas al reabrir las puertas de uno de los sitios más significativos de la capital nacional.

¿Desde cuándo valoraban hacerle mejoras al hotel?

La idea de remodelar el hotel se sabía desde la compra del edificio en junio del 2013. La sustancia del hotel estaba antigua. El dueño anterior hizo algunas cosas realmente necesarias como instalar tableros eléctricos, se puso un elevador nuevo y cosas así, pero se sabía que en algún momento iba tocar una remodelación más profunda.

“Luego nos preguntamos qué producto vender ya que sabíamos que hay hoteles cercanos, como Hotel Presidente o Balmoral. Entonces, viene la idea de poner un producto realmente de lujo, de cinco estrellas, que tome en cuenta la historia y la importancia que tiene el hotel para el país.

“Ahora estamos viendo los diseños interiores y Patrimonio está muy metido con nosotros. La idea es empezar dentro de tres o cuatro meses la remodelación y abrir entre octubre y diciembre del próximo año”.

¿Cuáles son algunos de las variaciones que le realizarán a las instalaciones del hotel?

Lo primero es que vamos a reducir el tamaño del hotel. Hoy en día tiene 107 habitaciones y planeamos que van a quedar 80. Segundo, el lobby y el bar se van a trasladar al quinto piso.

“Lo que está hoy abajo se va a ir para arriba. Abajo únicamente habrá una entrada con dos elevadores que llevará a la recepción, a un lodge tipo bar con un restaurante más sencillo, con salones; se mantiene casi en su totalidad el salón principal que da hacia la Plaza de la Cultura.

“El gimnasio también va estar en el quinto piso y habrá un lodge ejecutivo al que podrán acceder quienes estén en un cierto nivel de habitación, ahí va a haber desayuno y unas bocas en la tarde con tragos y ese tipo de cosas.

“La fachada queda más o menos igual. también en el quinto piso habrá una muy bonita terraza, que es parte del bar, viendo así el Teatro Nacional.

“Asimismo, en las arcadas habrá un restaurante nuevo que será la segunda opción para el cliente, quien al final decidirá si almuerza o cena ahí o en el bar de arriba”.

¿Cómo quedarán las 80 habitaciones disponibles ?

Habár más o menos tres tipos de habitaciones que ahora sí tendrán aire acondicionados; antes, el hotel era uno de los pocos en el centro de San José que no tenía aire acondicionado.

“Se va mantener la suite presidencial, que se llama John F. Kennedy, porque cuando vino, se hospedó ahí. Patrimonio exige que se mantenga tal y cual en su diseño pero vamos a usar muebles nuevos pero siempre recordando que él estuvo hospedado ahí”.

¿Con cuál marca operará Gran Hotel Costa Rica?

El hotel estará afiliado a través de un contrato de franquicia con Hilton Worldwide para la marca Curio Collection de Hilton. Son básicamente hoteles históricos que se convierten a una marca Hilton pero sin que ellos interfieran mucho con estándares.

“En este caso, no dicen cuántos metros cuadrados debe tener o que la habitación cumpla exactamente con lo que piden como pasa con otras marcas. Lo que sí exigen es seguridad como detectores de humo y salidas de emergencia, así como un buen Internet y otros aspectos”.

Con estas características, ¿a qué tipo de público apuntarán?

El hotel está enfocado, en su mayoría, a los viajeros de placer y algunos corporativos que buscan hoteles de lujo y cinco estrellas.

¿Cómo será la estrategia para atraer ese tipo de huésped?

Tenemos una agresivo plan de mercadeo que se pondrá en funcionamiento por lo menos unos seis meses antes de la apertura.

“Pero no hay una receta mágica, es una combinación de factores: una excelente marca, un excelente personal, unos inversionistas y propietarios que apoyan la gestión de operación y el área comercial, donde entramos a buscar los diferentes mercados.

“Consideramos que con la ubicación, con ese producto con la franquicia de Hilton y por la experiencia que tenemos aquí (con el Hilton Garden Inn), nos va ir muy bien, no tengo la menor duda. El hotel va despegar rápido”.

¿Mantendrán el personal que laboraba en el hotel antes de cerrarlo a inicios de año?

Lo que se podía se absorbió y el resto fue liquidado por lo que antes de reabrir vamos hacer un plan de reclutamiento nuevo porque las exigencias de un producto a otro, de como estaba antes y como va estar, han cambiado.

“Vamos a necesitar entre 60 y 70 personas así que publicaremos la disponibilidad de puestos y la gente puede someter sus hojas de vida, así empezaremos un proceso de selección largo.

“Pero también uno u otro que vemos que aquí (en el Hilton Garden Inn) destaca por un buen trabajo se va trasladar allá, dándoles un ascenso. Estos ya están más o menos señalados.

¿Cuál es el principal reto en este proceso de remodelación?

Creo que es mantener realmente la historia viva, lo que ese hotel era o es y combinarlo con el confort de un viajero del día de hoy, que busca sus comodidades como si viajara a otro sitio. Unir esas dos cosas en un producto.

LEA: The Westin Playa Conchal es el primer hotel de Latinoamérica con operaciones carbono positivo

“Después viene el reto del personal, que tenemos muy buen recurso aquí en Costa Rica, sin embargo, aprendimos durante todos estos años que tenemos que enfocarnos en un mayor nivel de entrenamiento. Productos nuevos, como este, deben cumplir ciertos estándares”.

Sostenbilidad y financiamiento