FIRMA RELANZADA VE POTENCIAL EN MERCADO NACIONAL Y REGIONAL

Consultora Grant Thornton pule estrategia de servicio mientras Deloitte absorbe ICS Abogados

German Morales, socio director de Grant Thornton, asegura que se separarán de los servicios estandarizados y tercerizados


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Grant Thornton Costa Rica apostará por la personalización de los servicios y la atención del mercado local como su estrategia para comenzar a competir en Costa Rica y la región.

Por su parte, Deloitte anunció este martes 5 de setiembre que la continuidad de sus servicios tributarios se dará mediante la absorción del bufete ICS Abogados.

Este es el resultado de la renuncia simultánea de 57 profesionales tributarios de Deloitte, este lunes 4 de setiembre, mismo día en que Grant Thornton anunció el relanzamiento de sus operaciones en el país.

Quienes salieron de Deloitte pasaron a la firma relanzada. Solo cuatro personas, de las 57, retiraron su renuncia.

LEA: Renuncian 57 personas de Deloitte en el área de Impuestos y Legal

German Morales, socio director de Grant Thornton Costa Rica y quien hasta este lunes 4 de setiembre fue socio de Impuestos y Legal de Deloitte Costa Rica, afirmó que la nueva operación buscará diferenciarse mediante la personalización de los servicios.

"Es un servicio más específico, más orientado al parque empresarial que está en el país, pero con mayor valor y dárselo sin otros condimentos que son los que ponen algunas firmas que no son tan importantes, que son de forma y no agregan valor (...) A veces uno no tenía la extensión, el tiempo, para ampliar en esa respuesta al cliente. Lo que queremos es ser más amplios en las respuestas, agregar más valor", afirmó Morales. 

Mario Hidalgo, socio del área de impuestos de Grant Thornton y también exfuncionario de Deloitte, complementó sobre la diferenciación argumentando que habrá más flexibilidad.

"Las empresas hoy están más orientadas al costo, pero necesitan una orientación más precisa, más puntual, y buscan un traje a la medida, dicen 'tengo presupuesto para esto'. En otras estructuras o modelos de negocio, es más difícil ajustarse a las necesidades del cliente. La fórmula que buscamos pretende dar esa respuesta", explicó.

El serivicio cara a cara y la ejecución de las asesorías en el territorio en el que opera el cliente (sin procesos subcontratados a oficinas fuera del país), son otras de las diferencias señaladas por los asesores.

En la otra acera, Alan Saborío, socio director de Deloitte, afirmó que sus conversaciones con el abogado tributario Francisco Villalobos (cabeza de ICS Abogados) habían comenzado previo a la salida de los socios de Impuestos y Legal, pero este acontecimiento las aceleró y permitió la integración de operaciones.

"Todavía estamos haciendo ajustes, alguna de la gente que se había ido de la firma afortudamente regresó y entendemos que otra gente va a regresar y es impresionante la cantidad de ofrecimientos de profesionales muy respetables que quieren trabajar en Deloitte y tener una oportunidad con nosotros (...). Esperamos hacer otros anuncios (de incorporaciones) la semana que viene. La gran mayoría de los clientes, no le puedo hablar de unanimidad, cuando han sido contactados o nos han llamado, nos han manifestado el deseo de continuar recibiendo los servicios de Deloitte", relató. 

Al consultarle si Deloitte habría perdido cercanía con sus clientes, Saborío rechazó esa posibilidad y fue enfático al señalar que la salida de los socios se dio por diferencias de visión del negocio, particularmente en los procesos de integración de operaciones en América Latina y Estados Unidos.

"En este tipo de procesos que las empresas como la nuestra viven, hay gente que no logra soportar la presión por rentabilidad, la presión por excelencia, pero sobre todo hay gente –y esto ocurrió hace poco en otro país de Suramérica– que no es capaz de enfrentar los retos de la globalización", afirmó. 

Saborío afirmó que las herramientas tecnológicas facilitan el uso estratégico de los recursos en operaciones regionales, y marcan estándares de calidad dentro de la industria, en beneficio del cliente.

"El límite ya no son las fronteras de Costa Rica, el límite es América. Eso yo creo que es lo que marca la enorme diferencia entre gente que es capaz de vivir en el siglo XXI y gente que simple y sencillamente pretende quedarse haciendo las cosas como se hacían hace 10 años", comentó.

Más allá de las Big Four

Deloitte es una de las llamadas "Cuatro Grandes" firmas consultoras del mundo, con PwC, EY y KPMG.

El periódico especializado Financial Times publicó en 2014 un estudio en el que se estimaba en 67% la cuota de mercado global del negocio de contabilidad acaparada por las cuatro grandes. El resto se divide entre empresas consideradas de "mediano perfil", entre las que figura Grant Thornton, muchas veces mencionada como la quinta o sexta más grande.

Sobre el riesgo de renunciar a una de las Cuatro Grandes y lanzar su nueva operación el mismo día, Morales aseguró que lo valoraron y lo atendieron respetando sus compromisos laborales y legales con Deloitte hasta el último día.

"Uno quisiera que fuera diferente, pero todos los días renuncia gente, se va gente de las empresas, y no pasa nada. Creo que lo importante es que hasta el último minuto que trabajé en la empresa anterior lo hice con ahínco. Si uno es claro, haciendo las cosas así, no creo que haya hecho algo incorrecto (...) Tiene riesgo pero también hay una gran oportunidad. Las compañías son menos rentables, los márgenes de utilidad se han caído, entonces están buscando consultorías que les ayuden en esa misma línea", afirmó.

Rafael González, socio de impuestos de Grand Thornton, asegura que la valoración de su calidad como profesionales fue clave.

"Difícilmente cuando un vínculo se termina es porque las cosas van perfectas. Se termina por alguna razón. Y por lo general sobre todo cuando hay una sana competencia empresarial puede haber resquemor, pero lo que nos ha ayudado muchísimo es que vemos en esto una actividad profesional, somos clientecéntricos y además es un orgullo profesional de sentirme yo un profesional reconocido y en consecuencia ver este grupo como profesionales capaces de arrancar un proyecto nuevo, relanzando una marca de prestigio mundial."

Grant Thornton Costa Rica comenzó su operación en el país hace 55 años, concentrada en servicios de auditoría. Con su relanzamiento, ampliará el alcance y quiere un rol protagónico como consultor.

Sostenbilidad y financiamiento