Grupo Poma revela sus frentes de inversión en Costa Rica

Analizan proyectos de vivienda en altura, entrar con más fuerza al mercado automotor y de energía

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El conglomerado salvadoreño Grupo Poma apunta a invertir en proyectos habitacionales, en el sector automotor, el financiero y en energía renovable a futuro, tanto en Costa Rica como en la región.

Así lo dieron a conocer el presidente del grupo, Ricardo Poma, y su hijo y director ejecutivo, Alberto Poma, en una entrevista con EF.

En este momento, el consorcio maneja Grupo Roble en bienes raíces, Real Hotels & Resorts en hotelería, Grupo Solaire en el área industrial de construcción, Excel Automotriz y la división Financiera AutoFacil para el área de financiamiento de autos.

Tiene operaciones que van desde Miami hasta Colombia, pasando por República Dominicana, el Caribe y Centroamérica.

En Costa Rica, Poma llegó en 1993 a construir Multiplaza Escazú.. Posteriormente, desarrolló en el perímetro del centro comercial el Hotel Real Intercontinental (1994), el centro corporativo de oficinas Plaza Roble (2000), el Club Tower Costa Rica (2008), y el Escazú Corporate Center (2012).

También tienen el Hotel JW Marriott Resort & Spa en Guanacaste (2008), Multiplaza Curridabat y El Paseo, donde se encuentra el Hotel Quality y el Hotel Real San José, construido por Grupo Roble en el 2000.

Ricardo Poma aseguró que hasta ahora todos estos proyectos han sido rentables y están contentos con las inversiones que han hecho en Costa Rica, país que sigue siendo muy atractivo.

“Costa Rica es un país que tiene condiciones sanas y estables, un Estado de derecho, una seguridad jurídica que nos parece atractiva y creemos que tiene las condiciones para hacer esas inversiones que son por naturaleza de largo plazo y para seguir viéndolo como un lugar para seguir creciendo”, externó Poma.

Áreas de interés

Entre el radar de inversión futura de Grupo Poma está el urbanismo nacional.

Visualiza la construcción de vivienda en altura, es decir, torres residenciales en terrenos aledaños al complejo de uso múltiple que ya administra en Escazú, para complementar un concepto más integral.

Rándall Fernández, gerente general de Colliers Internacional de Costa Rica, dijo que este tipo de desarrollos vienen marcando una pauta que tiene que ver con la realidad urbana del país, el tráfico y la densidad de la población en ciertos sectores.

“Hay un tren en el estilo de vida del tico que trata de tener todo cerca y la tendencia es armonizar la inversión con este requerimiento”, comentó Fernández.

Para él, el Grupo Poma está en la dirección correcta si realmente piensa desarrollar ese concepto integral, en este caso, agregando la opción residencial.

Comentó que el diagnóstico en la inversión en proyectos de uso mixto es promisoria, y apenas está en crecimiento, por lo que hay gran potencial.

Según datos de Colliers Internacional, en este momento, hay cuatro grandes proyectos o miniciudades en Costa Rica y ocho en etapa de construcción.

Acelerador en la mira

Poma también anunció que quiere entrar con más fuerza en el sector automotor, invirtiendo y ampliando la distribución de la marca francesa de autos Renault, la cual trabajan hace cinco años.

Para Ricardo Poma, la distribución de dicha marca en Costa Rica no es lo suficientemente grande, entonces realmente están estudiando fortalecerla.

“Es bastante pequeño, y salimos bien, pero no tiene la dimensión que necesitamos”, dijo.

Alberto Poma resaltó que no descartan trabajar con otras marcas en este sector.

La Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema) ve una buena oportunidad de crecimiento de la línea Renault, ya que actualmente comercializan con fuerza solo dos tipos de autos.

Carlos Aguilar, vocero de Aivema, añadió que, pese a que la competencia es agresiva, en este momento el mercado puede ampliarse en algunas marcas que todavía no están plenamente consolidadas.

“Creo que la posibilidad de crecimiento de la marca Renault es impresionante, es una de las marcas con el mayor despliegue de nuevas líneas de vehículos de trabajo, de transporte, compactos, sedanes, con mucha trayectoria y con muchos segmentos que pueden encontrar nichos en el país”, externó Aguilar.

Un aspecto que podría favorecer a los inversores interesados en esta industria, es que según un reciente análisis de Aivema, la calidad de los combustibles ha mejorado, por lo que los importadores pueden aspirar a traer mejores tecnologías de calidad.

No obstante, hay otros temas como la infraestructura vial que se debería mejorar.

Financiamiento y energía

El otro negocio en el que Poma quiere invertir a futuro es en el área financiera, pero en pequeños nichos, como el financiamiento de autos, con su división AutoFacil.

“En Costa Rica estamos iniciándonos en el tema de financiamiento de vehículos. Pero esa tecnología y experiencia acumulada nos puede servir después para financiar otras cosas”, comentó el presidente del emporio.

A los Poma les parece interesante el tema de la energía renovable, que podrían desarrollar en algún momento en la región, pero, no están pensando en ser operativos, sino que participarían como inversores.

En Centroamérica los mercados más competitivos en esta área son Guatemala, Panamá y El Salvador, ya que tienen menos restricciones al desarrollo privado, a diferencia de Costa Rica que aún funciona más como monopolio, explicó Mario Alvarado, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Productores de Energía (Acope).

Sostenbilidad y financiamiento