Huertas y paisajismo productivo impulsan creación de nuevas empresas

Expertos convierten zonas verdes en sistemas productivos para casas, hoteles, municipios y otros

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El arte de convertir espacios verdes en jardines y huertas productivas ha cosechado nuevos negocios en suelo nacional.

Huertas Donde Sea, Simbiosis y Molinos Verdes de Moringa son algunas de las empresas que dan este servicio en lugares como instituciones, casas, hoteles, municipalidades, centros educativos u organizaciones comunales.

Dichas compañías trabajan en el diseño, implementación y mantenimiento del paisajismo con agricultura orgánica u otras técnicas con principios de permacultura, que embellecen y conservan el entorno natural.

También dan capacitaciones y talleres a los clientes sobre el mantenimiento y aplicación de las diversas áreas de la permacultura, que constituye un sistema proyectado sostenible que integra armónicamente la vivienda y el paisaje, ahorrando materiales, produciendo menos desechos y conservando recursos naturales.

Futuro promisorio

Santiago Miranda, fundador y dueño de Molinos Verdes de Moringa, informó que, según un registro propio, en el país hay seis empresas en este segmento, por lo que se trata de un nicho apenas naciente.

Este animador digital y permacultor creó la Red de Huertos Urbanos de Costa Rica, en donde se registran 35 proyectos que van desde pequeños espacios donde las personas con macetas decoran y crean sus huertas, hasta proyectos más grandes.

No obstante, la red está conformada por 492 miembros de todo el país que participan en diversas actividades ya sea de capacitación , ejecución o intercambio de conocimientos sobre las distintas técnicas de permacultura.

“El mercado está creciendo muchísimo. A futuro se observa como un modus vivendi “, manifestó Alejandro Arango, arquitecto y copropietario de Huertas Donde Sea.

Itai Hauben, dueño de Simbiosis, considera que hay un crecimiento continúo de la consciencia en las personas (comunidades, empresas, residencias, instituciones y otros) de la importancia de aprovechar los espacios verdes y convertirlos en sistemas productivos, y eso se nota en una mayor demanda de sus servicios en los últimos cuatro años, es decir, desde que inició operaciones.

Negocio con sustento

Las empresas han venido ampliando su oferta de servicios mientras que mantienen sus principios sociales y éticos que promueven y procuran facilitar estilos de vida que mejoren la calidad de vida de los habitantes.

Por eso, sus dueños coinciden en que los sistemas que implementan incluyen productos altamente alimenticios y con bajo costo de mantenimiento, en el caso de los proyectos comestibles.

También lo aplican en los jardines o paisajismo, aprovechando especies nativas, combinando varias que ya existen en el sitio o que se adaptan con facilidad al clima del lugar.

En este segmento de negocio, las cotizaciones de los trabajos varían, ya que dependen mucho de lo que el cliente solicite y del diseño que requiera, tomando en cuenta el espacio por trabajar.

“Cada proyecto es muy diferente, el nivel de diseño y la identidad. A como puede tratarse de uno muy pequeño pero detallado, a la vez puede ser un espacio muy grande como una finca, que solo requiere de algo muy específico o que ya posee muchos elementos que facilitan la labor”, explicó Hauben, de Simbiosis.

Añadió que en promedio esta empresa cobra unos $350 por una evaluación de un proyecto grande donde se realiza una visita, se analiza el espacio, las necesidades y se da un informe con las recomendaciones.

Huertas Donde Sea, por ejemplo, cobra en promedio $25 por metro cuadrado de un huerto productivo, ya que requiere de mayor preparación de la tierra, en ocasiones de productos orgánicos que le den la productividad.

Y el paisajismo puede rondar los $15 el metro cuadrado, dependiendo del tipo que solicite el cliente y que se pueda ejecutar.

Puede tratarse de paisajismo comestible o convencional, que es el que combina las diferentes escalas: árbol, arbusto y planta. Y puede involucrar plantas medicinales o para preparación de tes.

Jardines Sékema es otra empresa similar a estas que tiene diversidad de servicios, los cuales se caracterizan por el uso exclusivo de materiales y productos, así como técnicas orgánicas.

En agricultura orgánica, se identificó a Talleres Ecológicos Gandul, Green Beds, Asesoramiento de Huertas Orgánicas Nuevo Mundo y Biohuertas.

Se complementan

En común. Estas empresas tienen un importante enfoque social, ambiental y sin exclusión. Buscan el acceso a una sana alimentación a bajo costo.

Capacitan. Los precios de cursos dependen del tipo de taller.

Contactos. Para contrataciones se pueden escribir a Molinos Verdes de Moringa (mvmoringa@gmail.com), Huertas Donde Sea (huertasdondesea@gmail.com) y Simbiosis (ecoitai@gmail.com).

Fuente Empresas consultadas.

Sostenbilidad y financiamiento