Jorge Oguilve Araya

Sobre sus hombros pesa la responsabilidad de lograr un funcionamiento óptimo del motor de plasma que desarrolla la empresa Ad Astra.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El ingeniero Jorge Oguilve, director de operaciones de Ad Astra Rocket Company, es la muestra de por qué el Estado debe invertir más en la educación científica.

Graduado del Colegio Científico de Pérez Zeledón, a sus 34 años de edad, este hijo de padre ingeniero y de madre ama de casa, trabaja a diario en el desarrollo del motor Vasimr.

La idea de ese nuevo propulsor es del exastronauta y CEO de Ad Astra, Franklin Chang, quien contrató al ingeniero apenas abrió la subsidiaria de Liberia.

La labor de Oguilve es afinar los sistemas térmicos y mecánicos capaces de poner a convivir en el motor elevadas temperaturas como las que convierten la materia en plasma, con imanes enfriados por criogenia para controlar la energía.

De resultar exitoso, el motor impulsaría a la humanidad a Marte en una aventura inédita.

Oguilve dice que si le ofrecieran la posibilidad de viajar en esa misión, contestaría que sí.

Empero, afirma que, por ahora, su objetivo es ver al Vasimr operando en el espacio.

“Lo tengo en el radar (ir a Marte), pero hay objetivos principales a los que hay que ponerles atención en este momento”, aseguró.

No sería extraño que logre dejar su huella en el planeta rojo.

La vida así se lo ha demostrado. Científico, pero con corazón de ingeniero, Oguilve sabe aprovechar las vueltas del destino.

Con 23 años, mientras se licenciaba como piloto privado de aeronaves, conoció a la hermana de Franklin Chang, Elsa, quien lo presentó con el exastronauta, abriéndole la puerta a su futuro.

Ya en Ad Astra fue escogido junto con su compañero, Juan Ignacio del Valle, para probar un componente del Vasimr en gravedad cero.

Así se convirtió en el primer científico en realizar experimentos en la NASA con la bandera costarricense en su hombro.

Ese sentimiento se le desborda cuando cuenta la experiencia, que, empero, no nubla su visión.

Jorge Oguilve adelanta que en el futuro piensa dedicarse a compartir sus conocimiento a través de la docencia y mediante asesorías a empresas de alta tecnología y aeroespaciales.

No es egoísta; sabe que es producto de una sociedad que necesita más personas como él.

Formación: Ingeniero mecánico (UCR) con maestría en sistemas de manufactura (ITCR).

Estado civil: Casado.

Trayectoria profesional: Director de operaciones de Ad Astra Rocket Company, ingeniero en Baxter y en Intel, profesor UCR.

Edad: 34 años

Sostenbilidad y financiamiento