Mega espectáculos generan ingresos por $12 millones anules en Costa Rica

Megaespectáculos recaudan taquilla anual de $12 millones; vinculan hoteles, boleterías y patrocinios

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si el espectáculo Varekai, de la compañía canadiense Circo del Sol, vende todas las entradas de sus 41 funciones en Costa Rica, estará marcando un récord de recaudación de taquilla en el país en los últimos años.

La Municipalidad de Alajuela calcula que la organizadora del show, Ocesa Costa Rica, tendría que pagar un monto cercano a los ¢400 millones ($795.000), correspondientes al 5% de impuestos municipales por boleto vendido.

Así las cosas, la taquilla total del espectáculo ascendería a los $15,9 millones.

A esto habría que sumarle lo que se genere durante el año por los otros eventos masivos que se realicen en el país, cantidad que en los últimos 24 meses ha rondado los $12 millones anuales.

El último cálculo se realizó a partir de datos proporcionados por la Dirección de Tributación del Ministerio de Hacienda a solicitud de EF, los cuales indican que el fisco recibió declaraciones de ¢832,9 millones ($1,6 millones) en el 2011 y ¢752,1 millones ($1,5 millones) en el 2012 por concepto del 13% del impuesto de ventas a a la taquilla total de los eventos.

Según la entidad, los montos corresponden al control de 30 megaespectáculos públicos en cada periodo. Antes de esa fecha, la Dirección no unificaba tales datos.

Empero, el negocio es mucho más que la taquilla. Estos megaspectáculos también producen ganancias para hoteles, estadios y centros de eventos, empresas de venta de boletos en línea y de transportes, operadoras de parqueos y obreros particulares; además de vincular a grandes marcas patrocinadoras.

Encadenamientos

Impulsada por el auge de espectáculos en el país, la agencia de publicidad Publicity lanzó en el 2009 su división Publitickets.com, con el fin de ofrecer servicios de venta de boletos en línea a los productores de eventos.

De acuerdo con Axel Brenes, gerente comercial, hoy la empresa administra y distribuye la taquilla de 60 eventos por año.

Publitickets brinda además – a través de sus 25 colaboradores– asesoría de comunicación en diseño gráfico, videos, mercadeo, branding interactivo y manejo de redes sociales, entre otros servicios.

El buen momento que vive la industria hizo que, recientemente, abriera operaciones en Guatemala, con lo que espera crecer un 50% en ventas este 2013.

Por su parte, Roger Brenes, gerente comercial de Specialticket.net, aseguró que cuando se creó esta empresa en el 2003, no había competidores en el nicho.

Sin embargo, actualmente otros sitios como Laboletería.co.cr (de Producciones Talamanca Verde) y el lanzado en marzo anterior, Eticket.cr (de Credomatic), quieren su porción del mercado.

Estos cobran un cargo fijo a las productoras que oscila entre los ¢500 y ¢2.000 por entrada.

El surgimiento de más organizadoras de eventos fortalece la dinámica. Según datos recolectados por EF, en los últimos años el país ha registrado la operación de al menos 25 productoras.

Evenpro y Ocesa destacan entre las de origen internacional; mientras que RPMTV, Arceyut Producciones e Interamericana de Producciones son de trayectoria y capital ticos.

One Costa Rica, Flevent, Love Fest, Magic Dreams y Salomón Producciones forman parte de las empresas de reciente entrada.

De acuerdo con Ernesto Arceyut, gerente general de Arceyut Producciones (organizadora de los conciertos de Elton John, Marc Anthony y Chayanne), un evento promedio puede generar ingresos directos a 700 personas.

Más vínculos

Otros negocios también se ven beneficiados del desarrollo de esta industria en Costa Rica.

Ese es el caso de los hoteles. Por ejemplo, el Wyndham Herradura, en Heredia, hospedó a 220 personas del equipo del Circo del Sol, según comunicó Gustavo Araya, presidente del hotel.

De la misma forma, el Wyndham Garden, en Escazú, ha recibido durante este año a seis artistas internacionales, entre ellos, Maribel Guardia, Joan Sebastian y Fonseca.

Alberto Orlich, director de proyectos de la empresa Kirebe –operadora del hotel–, explicó que un artista de mediano o alto perfil puede significar la ocupación de unas 20 habitaciones con tarifas que rondan entre $65 y $150 por cuarto.

¿El beneficio para el hotel? En el corto plazo, los ingresos por el hospedaje y, a mediano plazo, un empuje para el mercadeo de la marca.

El alquiler de un recinto para el evento (desde $10.000 en el Gimnasio Nacional hasta $100.000 en el Estadio Nacional) y la tercerización de servicios como la operación de parqueos, seguridad, limpieza y montaje de luz y sonido también forman parte de esta cadena de negocio.

Un caso excepcional como el del Circo del Sol ha vinculado incluso a la empresa de Transportes Marvi, que ofrecerá servicios de traslado ida y vuelta a Hacienda Espinal, lugar donde el pasado viernes se empezó a llevar a cabo el evento.

Por otro lado, las organizadoras tratan de generar más ingresos por medio del patrocinio de marcas y canjes de servicios o espacios publicitarios.

Ejemplo de ello es la compañía española de telecomunicación Telefónica (Movistar) que negocia patrocinios de forma regional.

Matías Señorán, vocero de la empresa en Costa Rica, prefirió reservarse el monto del presupuesto destinado al rubro, pero dijo que era una porción “importante”.

“Además de resaltar los valores de la marca, buscamos generar branding y awareness de nuestros productos y servicios”, comentó Señorán.

A pesar de los beneficios, el mercadólogo y profesor del TEC Gustavo Cubillo aconseja a las marcas que van a patrocinar eventos que se aseguren de que se trata de espectáculos organizados seriamente, pues una cancelación o fallo del evento podría afectar su imagen.

¿Sobreoferta?

“Definitivamente en los últimos dos años, la oferta (de espectáculos) ha sido mayor que la demanda”, dice Axel Brenes, de Publitickets.

Con él coincide Ernesto Arceyut, quien explica que fue en el 2008 cuando empezó a detectarse un auge en la industria, que llevó a nuevos organizadores a aventurarse en el sector.

Solo en San José, el año pasado se gestionaron 68 autorizaciones sanitarias para concentraciones masivas gratuitas y pagadas, de acuerdo con datos de la Dirección Regional de Rectoría de la Salud Central Sur.

¿Por qué el impulso? Para Gustavo Cubillo, el dinamismo tiene que ver con la estabilidad económica del país, el uso de Internet como medio de comunicación y venta del espectáculo, facilidades económicas para adquirir las entradas (ventas con tarjetas de crédito) y la posibilidad de atraer mercados de otros países centroamericanos.

La inclusión de nueva infraestructura para realizar eventos, como la inauguración del Estadio Nacional, ha contribuido al impulso.

Juan Carlos Campos, de la productora One Costa Rica, apunta además que la caída en las ventas de discos llevó a la industria artística a enfocarse más en la realización de conciertos. Gracias a su ubicación geográfica, el país se ha ganado un lugar importante en la visita de las estrellas.

No obstante, la situación parece estar cambiando. A excepción de Ocesa y el Circo del Sol, las productoras y tiqueteras consultadas no prevén gran movimiento para este año.

Por ejemplo, Arceyut organizó nueve eventos en el 2012 y para este año no tiene previsto ninguno.

Las razones tendrían que ver con la sobreoferta y la cantidad de impuestos y trámites que los organizadores deben pagar y efectuar.

Los impuestos de venta (13%), de derechos de autor (6,5%), al Teatro Nacional (6%) y el municipal (5%) son cobrados por el Estado sobre la taquilla.

Otra de las preocupaciones del sector es la presencia de empresas productoras informales, que en algunos casos estarían vinculadas con el lavado de dinero.

“Somos la segunda industria que más impuestos paga en el país, lo cual ha provocado evasión y que perdamos shows de primer mundo”, añadió Campos.

Sostenbilidad y financiamiento