Empresas costarricenses tienen más opciones de exportación a México

Firmas nacionales tienen opciones en sectores de agroindustria, automotores y productos gourmet

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /negocios/Exportaciones-Mexico_ELFCHA20130608_0008_5.jpg
    326x204
    Canales de distribución
    / 08 JUN 2013

index

Agroindustrial Montaña Azul tiene 12 años de comercializar sus enlatados de piña, yuca y palmito a México.

Fundada por Víctor Arias y María Benavides, esta empresa vio oportunidades en el mercado azteca y se tiró al agua. Allá vende palmito y piña como también lo hace en Estados Unidos, el Caribe, Centroamérica y Europa.

Otros exportadores han seguido los mismos pasos.

El concentrado de jugo de naranja de Grupo del Oro también llega a los hogares mexicanos así como las artesanías de Sr. y Sra Ese, las pinturas Sur, los envases de Comeca y el aluminio de Alunasa.

No obstante, los principales vendedores a ese país son Compañía Industrial Aceitera Coto 54, Coca-Cola, Allergan Costa Rica, Terramix y Bridgestone.

Empero, todo parece indicar que partir del 1° de julio, cuando entre en vigor el tratado de libre comercio único entre Centroamérica y México, el intercambio aumentará.

Los dos países, Costa Rica y México, tienen todos los elementos para trabajar juntos en el fortalecimiento de sus relaciones comerciales, admite Armando Álvarez Reina, embajador mexicano en nuestro país.

Con el nuevo tratado se abren opciones en las áreas de marca privada, partes para automóviles, plantas, follajes y otros productos alimentarios.

Costa Rica –dijo Reina– es el primer socio comercial en toda la región centroamericana.

Además, es el tercer inversionista mundial en el mercado tico. Aquí están, entre otras empresas, Grupo Gruma (marcas Maseca, Tortiricas, Demasa), Bimbo, Sigma Alimentos, Tropigás, Mabe, Colchones Selther, Cemex, Claro, Femsa y la cadena Walmart que cubre México y Centroamérica, y tiene su sede regional allá.

Costa Rica exportó $323 millones e importó $1.166 millones en el 2012 de esa nación. Es un escenario que podría cambiar con una mayor incursión de productos nacionales.

“El índice de globalización de México es del 65%, más que China o Brasil, y registra exportaciones diarias de $1.000 millones”, destacó Álvarez.

Aprovechar la coyuntura

Entonces, son buenos momentos para que el exportador tico explore opciones de penetración allá: si bien en el 2009 la crisis mundial redujo la actividad del comercio detallista, para el 2011 ya se había recuperado y sigue creciendo.

Los formatos de hipermercados y supermercados tienen la mayor participación en ventas y es visible la explosión de tiendas de descuento (17% más en el 2012 respecto al 2011).

En número, ganan las tiendas independientes (80% del canal retail ) aunque representan el 33% de las ventas en ese segmento.

Solo Walmart tiene 1.629 puntos de venta y tiene mayor número de tiendas.

Javier Castillo, coordinador sectorial de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), asegura que una de las posibilidades que se abren para compañías del sector alimentario es en el área de marca privada y dentro de esta, en la categoría de gourmet .

Las importaciones mexicanas en esta categoría sobresalen en alimentos congelados; enlatados y alimentos preservados; pastas y alimentos deshidratados.

Si no, que lo diga Pamela Arias, de Agroindustrial Montaña Azul. La firma vende directamente a un distribuidor, quien se encarga de colocar el producto en diferentes canales tipo retail .

Es un mercado en crecimiento, dijo Arias. “Se ha notado incluso que viene una tendencia hacia la presentación gourmet: el palmito entero en frasco”, agregó.

El interés de esta empresa tica es seguir explorando ese mercado y abarcar un mayor segmento. Arias reconoce que es un mercado que se mueve mucho por precio y, según sea el producto, se queda en desventaja, por ejemplo con piña, frente a China.

“El enfoque es llegar directamente a supermercados porque ellos quieren bajar sus costos. Buscar un distribuidor facilita el ingreso también a otros canales, dada la experiencia que tienen en la comercialización de marcas”, contó Castillo.

Otra ventana que se abre para Costa Rica es en la industria automotriz: en el 2012, México produjo tres millones de automóviles.

En este sector, Procomer estima que empresas ticas pueden incursionar en lo que la jerga técnica es el Tier2 y el Tier3, es decir, proveedores de segundo y tercer nivel, y esto tiene que ver con autopartes, componentes (cinturones, indicadores, paneles) que servirán para el Tier1 1 que se ocupa de la integración de sistemas y ensamblado.

Lo anterior está ligado a la obtención de certificaciones reconocidas internacionalmente.

Castillo asegura que existen opciones para empresas con productos menos intensivos en volumen como la electrónica y compañías vinculadas a procesos integrales de piezas terminadas.

Oportunidades también se le presentan a los sectores agrícola y agroindustrial, por ejemplo piña, plantas y follajes y las cuotas acordadas en el tratado con azúcar, carne de res, hierro y acero y bebidas y gelatina en polvo.

Desde 1995, cuando México y Costa Rica firmaron el acuerdo comercial bilateral, el comercio total creció un 13%.

De acuerdo con Ricardo Zúñiga, director general del Ministerio de Comercio Exterior, el número de empresas exportadoras costarricenses a México ronda entre los 67 y 72 para un total de productos comercializados de 548.

Nuevos beneficios se avecinan con el nuevo acuerdo comercial firmado en octubre del 2011 y pronto a entrar en vigencia.

Se amplía el área de libre comercio, se establecen reglas más uniformes y se incluye intercambios más allá de las mercancías, al normar el comercio electrónico, servicios, propiedad intelectual e inversiones, entre otros puntos.

Sostenbilidad y financiamiento