REFORMAS AL CODEX ALIMENTARIUS

Nuevas normas mejorarán etiquetado y calidad de alimentos

Cambios se concentran principalmente en especificaciones de empaques, inocuidad y componentes dañinos. 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Más detalle sobre el contenido de sodio y grasas, así como la eliminación de componentes cancerígenos son parte de los cambios más recientes incorporados en el Codex Alimentarius a nivel mundial, que también se aplica en Costa Rica. 

Este órgano de las Naciones Unidas es el responsable de regular los alimentos a nivel mundial. Este mes acordó nuevas normas para proteger la salud de los consumidores en todo el mundo, entre ellas, algunas referentes a las frutas y hortalizas, pescado y productos pesqueros, indicó la FAO en un comunicado

También se incorporaron códigos para la prevención y reducción de los niveles de ocratoxina A (un contaminante cancerígeno) en el cacao, directrices sobre la manera de evitar la contaminación microbiológica de las bayas y la obligación del uso de la etiqueta "sin sal añadida" en los envases de alimentos para ayudar a los consumidores a elegir alimentos saludables, entre otros cambios. 

Mario Montero, vicepresidente de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), explicó que lo que suceda en el Codex afecta la legislación de Costa Rica porque en él se basa nuestra normativa de alimentos.

¿Qué aporta?

Los cambios se concentran principalmente en especificaciones de empaques, inocuidad y componentes dañinos. 

Las bayas frescas, por ejemplo, pueden formar parte de una alimentación sana, pero sufren fácilmente contaminación microbiológica y se han asociado a varios brotes de enfermedades de transmisión alimentaria causadas por virus (hepatitis A, norovirus), bacterias (E. Coli) y protozoos.

El nuevo texto del Codex ofrece asesoramiento para los productores y los consumidores sobre la manera de prevenir esa contaminación.

Montero agregó que se aprobaron los valores diarios de referencia para grasas saturadas y para sodio, que no existían. Se estipularon 20 gramos para ácidos grasos saturados y 2.000 miligramos para sodio.

"Vamos a poder ver en las etiquetas nutricionales cuando un alimento aporte un porcentaje con respecto a estos valores", externó.

Además, se aprobaron nuevos valores de referencia para vitaminas y minerales, y lineamientos para poder declarar en la etiqueta cuando un alimento no contiene sales de sodio añadidas.

También se aprobaron límites máximos para el uso de ciertos plaguicidas y para aditivos alimentarios, esto quiere decir que los productos nuestros que se exporten al extranjero deben cumplir con estos nuevos límites para no ser rechazados.

Sostenbilidad y financiamiento