INVERSIÓN DE GRUPO HONDUREÑO

Popeyes y Dairy Queen preparan nuevos locales en Heredia y Curridabat

Se espera que inauguraciones estén listas en diciembre próximo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El grupo de capital hondureño que maneja las franquicias estadounidenses de comida rápida Popeyes Lousiana Kitchen (especializada en pollo) y Dairy Queen (helados y snacks) operará nuevos puntos de venta de ambas marcas en Costa Rica a partir de diciembre próximo.

En el caso de Popeyes, se trata de un local free standing de 450 metros cuadrados localizado en Heredia, el cual será construido desde cero y generará 40 empleos directos. El restaurante tendrá espacio para 170 comensales, parqueo para 50 vehículos aproximadamente, autoservicios, play, vídeojuegos, entre otros, según confirmó a EF Virya Navarro, gerente de mercadeo de la firma.

"Heredia es una provincia con una población interesante, con alta densidad, en la cual no teníamos presencia y estamos buscando cobertura en las provincias", agregó Navarro.
Entretanto, Dairy Queen utilizará un espacio localizado justo a la par del restaurante de Popeyes en Curridabat.

Ambas marcas, manejadas en Costa Rica por los hondureños Miguel, Frank y Juan Carlos Hernández, destinarán $1,3 millones en las aperturas.

Este 2014, Popeyes también llegó a Alajuela con un punto de dimensiones similares al de Heredia, el cual fue reconocido a nivel mundial por la franquicia y cuyo diseño fue seleccionado para ser la imagen de Popeyes Lousiana Kitchen a nivel mundial.

Actualmente, Popeyes Lousiana Kitchen suma 6 locales en el país ubicados en Avenida Escazú, Mall San Pedro, Curridabat, Lincoln Plaza, Avenida Central (calle 0) y Alajuela. 

Por su parte, Dairy Queen opera tres en Paseo de las Flores, Multiplaza Escazú y Avenida Central (calle 0). 

Cierres y aperturas

Mientras marcas como Carl's Jr., Mc Donald's y Subway anunciaron recientemente la apertura de nuevos restaurantes en Heredia (las dos primeras cadenas) y San Pedro (Subway), nombres como Wendy's parecen estar en problemas.

Hace dos semanas, la cadena especializada en hamburguesas, informó sobre el cierre de dos de sus locales más grandes en el país, ubicados en Paseo Colón y Cartago. La razón que dio la franquicia tuvo que ver con la necesidad de mantener su rentabilidad y presencia en Costa Rica.

"Definitivamente el mercado de comidas rápidas es muy competitivo. Este año ha sido difícil para la economía costarricense. Ante la situación del mercado, algunas franquicias optan por el cierre de locales para mantener su rentabilidad", comentó Virya Navarro, de Popeyes.

La lucha por mantener precios bajos y capturar nuevos clientes ha hecho que las marcas inviertan en el rediseño de menús como el caso reciente de Quiznos Sub, ampliación de horarios durante el fin de semana, inclusión de menú de desayuno e implementación de nuevas tecnologías, que incluyen cajeros automáticos para autoservicio, videojuegos y pantallas electrónicas, entre otros.

Sostenbilidad y financiamiento