Turismo médico abre nuevos nichos

Grupo Galenvs Medical Tourism ofrece servicios no tradicionales, como el de implantes auditivos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El doctor Carlos Pereira, especialista en audiología, reunió a un grupo de colegas y a médicos de otras disciplinas en una organización para aprovechar el boom del turismo médico, pero atrayendo pacientes con servicios y productos no tradicionales.

Uno de estos servicios poco conocidos dentro del sector es el del implante cloclear (llamado también oído biónico) cuyo proceso costaría aquí hasta un 40% menos que si el paciente se lo hiciera en Estados Unidos. Allá, el implante tiene un valor aproximado de entre $60.000 y $70.000 mientras que aquí podría valer entre $35.000 y $45.000.

El grupo conformado hace seis meses se llama Galenvs Medical Tourism, cuenta con 20 miembros entre audiólogos, cirujanos plásticos, oftalmólogos, hoteles, empresas de transporte y servicios vinculados al turismo.

Es una organización independiente pero relacionada con el Consejo para la Promoción Internacional de la Medicina de Costa Rica (Promed), dijo Pereira.

Como se recordará, en sus inicios, el turismo médico costarricense basó su fortaleza en procesos quirúrgicos de cirugía estética, plástica, bariátrica y tratamientos dentales.

Más tarde, incursionó en otros ámbitos como la cardiología y la ortopedia y, junto con ellos, fueron madurando negocios de hotelería, clínicas privadas, agencias de viajes, centros de recuperación y transporte.

Segmentos por potenciar

Tanto Galenvs Medical Tourism como Promed comparten objetivos comunes como el interés por capturar el mercado de Estados Unidos y Canadá, mantener acuerdos con compañías aseguradoras extranjeras que le generen masa crítica y “vender” al país como un destino para procedimientos quirúrgicos de calidad y con precios competitivos.

De hecho, Pereira contó a EF que, en estos momentos, Galenvs mantiene negociaciones con una aseguradora de EE. UU. llamada Med Affort Global.

Además, firmó acuerdos con compañías fabricantes de audífonos y otras soluciones auditivas, entre ellas, con Sonova Group y Unitron.

El doctor reconoce que el país tiene un alto reconocimiento en el área de audiología, especialmente porque la Caja de Seguro Social se ha destacado en la colocación de prótesis y dispositivos auditivos.

Según sus datos, en Estados Unidos y Canadá, el 47% de los pacientes mayores de 70 años tienen problemas (o los tendrán) auditivos. En Costa Rica ronda el 42%.

Y hablando de buscar servicios no tradicionales, el propio Promed ha venido apoyando iniciativas para ampliar el portafolio de servicios que ofrece el país como destino de turismo en salud.

Su director ejecutivo, Massimo Manzi, explicó que durante los encuentros internacionales Medical Travel Summit se han presentado proyectos sobre el tratamiento de esclerosis múltiple, diabetes, Parkinson y manejo del dolor.

También se han tomado en cuenta segmentos novedosos como la ortopedia estética.

Manzi sabe que hay otros campos a los que se le puede echar mano. Por ejemplo, los costos de los medicamentos puede representar un negocio interesante para las farmacias.

Lo mismo sucede con el concepto de “salud y bienestar” que incluye opciones de relajación, spa y yoga, entre otros, y para el cual el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) estima el ingreso de más de 250.000 turistas cada año.

Son servicios con empresas detrás, entre ellas, Asclepios en Alajuela, Vista del Valle (hacia San Ramón) y hoteles como Tabacón, que incursionó en programas de nutrición, relajación y meditación.

Otra de los segmentos nuevos a los que apunta Promed es el de rehabilitación de adicciones y desórdenes síquicos como alcoholismo, drogas, estrés y ludopatía. Para estos, ya el hospital CIMA, Serenity House y TMS atienden pacientes extranjeros con estos padecimientos.

Un segmento al que Promed también apunta sus baterías es al de programas de bienestar para empresas.

La idea, dijo Manzi, es apoyar las estrategias empresariales de reducción de costos en la atención médica. Para esto se desarrollan programas de alimentación saludables, manejo de estrés y estilos de vida saludables.

“Según estudios realizados, representan un componente prioritario para el 70% de las empresas”, destacó.

Aprovechar ventaja-país

El interés de Pereira a través de la nueva entidad de turismo médico (Galennvs) es aprovechar la ventaja del país en el desarrollo de implantes auditivos.

Una punto alto es lo académico pues hasta el momento la única universidad que imparte la carrera es la Santa Paula.

El director de carrera, Gustavo Rojas, contó que al año se gradúan entre 30 y 35 especialistas en audiología, suficientes para satisfacer la demanda del mercado. Estima que existen entre 175 y 180 profesionales en este campo.

“Es una carrera joven. Desde la Santa Paula lideramos una serie de programas, entre ellos, uno dirigido a los recién nacidos a quienes se les hace un examen de audición y, si no cumple, se les manda hacer tres o cuatro pruebas para saber si requiere de implante cloclear”, comentó Rojas.

Las poblaciones de mayor riesgo son niños y adultos mayores.

Rojas estima que en el país hay unas 14 empresas dedicadas a los implantes clocleares.

Ahora bien, Pereira explica que en el país resulta más barato el implante porque los dispositivos se ensamblan aquí (se importan circuitos y otras piezas) en laboratorios especializados que construyen la prótesis a la medida del paciente.

“En general, no conozco ningún país que oferte para turismo médico el implante cloclear, no está tan desarrollado como otras áreas”, manifestó el médico.

La expectativa de Galenvs Medical Tourism es atraer a unos 100.000 pacientes durante el primer año de operación.

Pereira calcula que entre la seguridad social y el sector privado se colocan entre 12.000 y 15.000 unidades anuales. La CCSS, especificó, hace unas 40 cirugías clocleares por año.

EF intentó verificar este dato con personeros del Hospital México –la única institución pública que realiza este tipo de tratamiento–, pero no fue posible obtener respuesta.

Sostenbilidad y financiamiento