El rostro público de Uber

Mientras algunos líderes de esta empresa de transporte público se hacen a un lado debido a los escándalos, crece la influencia de Arianna Huffington, directora de dicha firma y fundadora de The Huffington Post

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En abril, Wan Ling Martello, la directora de Nestlé en Asia, se encontró sentada frente a Arianna Huffington, directora de Uber y fundadora de The Huffington Post , en la cafetería Union Square Cafe en Manhattan.

Durante la cena, las dos mujeres, que se habían conocido unos meses antes, charlaron sobre el retiro de las tiendas de un producto alimentario que Martello había manejado. A medida que Martello describía sus esfuerzos de rescate y recuperación, dijo, Huffington empezó a escucharla con más atención.

Huffington luego le preguntó si estaría interesada en ayudar a Uber, que estaba manejando una serie de escándalos, antes de sacar su teléfono para llamar a personas en la compañía de servicio de taxis.

Menos de dos meses después, Martello estaba a bordo.

“No esperaba que me preguntaran sobre Uber en esa cena, y no creo que estuviera en la agenda de Arianna”, dijo. Era solo su segunda reunión. “Todo el encuentro fue informal: vamos a pasar el rato”.

LEA: Travis Kalanick , fundador y presidente ejecutivo de Uber, obligado a dimitir

Reclutar a Martello es el tipo de rápido juego de poder detrás de bastidores que ha impulsado a Huffington para convertirse en el miembro del consejo independiente más influyente de Uber. En los 14 meses desde que se unió al consejo, ella ha actuado como la voz pública que aborda los escándalos laborales de la compañía, ha hablado con los empleados y ha ayudado a atraer a ejecutivos. También se ha convertido en uno de los confidentes más cercano de Travis Kalanick, director ejecutivo de Uber.

La influencia de Huffington en Uber está creciendo mientras la compañía maneja un vacío de liderazgo. Mientras Uber hace frente a las consecuencias de investigaciones sobre su cultura corporativa, incluidas denuncias de hostigamiento sexual y preguntas sobre su administración, Kalanick ha tomado una licencia de ausencia indefinida y dejado la gestión a un comité de ejecutivos. El consejo también está en cambio con la renuncia de David Bonderman, socio de la firma de capital privado TPG, después de que hizo un comentario sexista en respuesta a ella en una reunión de Uber.

Vista en perspectiva personal de la mano que sostiene un teléfono desde el cual se ordena un viaje de Uber, mientras que una tormenta de lluvia se avizora en el fondo . [side_to_side]

Tareas urgentes

Ahora corresponde a Huffington, Martello y Bill Gurley, otro miembro del consejo y socio de la firma de capital aventurero Benchmark, completar algunas de las tareas urgentes en Uber, como examinar candidatos para el puesto de director de operaciones. Los prospectos incluyen a David Cush, exdirector ejecutivo de Virgin America, según dos personas con conocimiento de las conversaciones, quienes pidieron no ser identificadas porque los procedimientos eran confidenciales. Cush no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El papel de Huffington ha causado cierta inconformidad. Algunos ejecutivos de Uber se han puesto recelosos de sus lazos estrechos con Kalanick, según tres empleados cercanos a las deliberaciones de los ejecutivos. (Huffington visitó recientemente el hospital donde el padre de Kalanick, quien resultó lesionado en un accidente náutico, estaba siendo atendido, según dos personas con conocimiento del hecho.) Cuatro exempleados de The Huffington Post también mostraron asombro ante la capacidad de Huffington para llegar precipitadamente y ganarse a la gente.

Otros elogiaron su efectividad. “Ella siembra las semillas de la confianza y te hace sentir que sus intereses están alineados con los tuyos”, dijo Fred Harman, socio de Oak Investment Partners, que invirtió en The Huffington Post. “Cuando se trata de tomar decisiones, uno puede enfocarse en lo persuasiva que es”.

En una entrevista, Huffington, de 66 años, dijo: “Saber cómo manejar las crisis sin sentirse abrumada. Mantener la cabeza mientras todos los demás la están perdiendo es la cualidad de liderazgo más importante. En tiempos de crisis, la gente a menudo reacciona exageradamente y entra en lugares muy oscuros donde pasan un mal momento viendo cómo salir”.

Uber declinó hacer comentarios para este artículo.

El ascenso de Huffington en Uber es el capítulo más reciente en una vida marcada por cambios de carrera drásticos que incluyeron ser experta en política, magnate de medios y componedora corporativa. Nacida en Ariadne-Anna Stasinopoulous, creció en circunstancias modestas en Grecia e Inglaterra, asistió a la Universidad de Cambridge con una beca y se convirtió en la primera extranjera en ser presidenta de la sociedad de debates de la Unión de Cambridge.

Picasso y Callas

Se mudó a la Ciudad de Nueva York en 1980 y escribió exitosas biografías de Pablo Picasso y María Callas. En 1986, se casó con el heredero petrolero Michael Huffington, a quien ayudó a impulsar a la política nacional. Ann Getty, la mujer de la alta sociedad que presentó a los Huffington, fue la madrina de bodas. El editor Mort Zuckerman, exnovio de ella, fue uno de los padrinos.

Después de divorciarse de Michael Huffington en 1997, Arianna Huffington alcanzó notoriedad por cambiar su lealtad de Newt Gingrich y el Partido Republicano al mundo de la sátira izquierdista. Se volvió un nombre conocido en 2005 con la fundación de The Huffington Post , una publicación en línea, con el capitalista aventurero Kenneth Lerer y Jonah Peretti, quien posteriormente creó BuzzFeed.

Aun cuando Huffington no tenía antecedentes en los medios tradicionales, dijo Peretti, su capacidad para reunir a políticos, empresarios y celebridades fue crucial. “Queríamos llevar esos mundos al Internet, y ella fue la persona perfecta para hacerlo”, dijo.

En el 2011, Huffington impulsó la venta de The Huffington Post a AOL por $315 millones. Había forjado una rápida amistad con Tim Armstrong, el director ejecutivo de AOL, a fines del 2010. Para enero, estaban negociando los detalles de la adquisición en Davos. El acuerdo fue anunciado en febrero.

Algunos miembros del consejo de The Huffington Post querían hacer pública la compañía, pero Huffington fue “persuasiva al convencer al consejo de que un pájaro en mano a una valuación cautivadora era el mejor camino”, dijo Harman, quien formaba parte del consejo.

Un año después, Huffington conoció a Kalanick en una conferencia de tecnología en Múnich, y los dos coincidieron en el potencial de Uber para solucionar los grandes problemas urbanos. “Me interesé no solo en lo que Uber había logrado, sino en su futuro”, dijo Huffington, quien luego fundó Thrive Global, una empresa de salud y bienestar, en el 2016.

Sostenbilidad y financiamiento