Empresas costarricenses mantienen su atractivo para el capital extranjero

En promedio, 1,4 firmas locales han sido vendidas total o parcialmente en el último quinquenio

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Tener una significativa porción del mercado, un buen posicionamiento de marca y gran conocimiento de las operaciones de la industria son aspectos que seducen a multinacionales que buscan comprar empresas fuera de sus casas matrices o para expansión.

Asimismo, la tropicalización, una buena administración y la calidad del recurso humano generan interés por parte de las compañías extranjeras que ponen en la mira una adquisición mayoritaria o total de otra firma.

Esos aspectos habrían sido claves para que 1,4 compañías grandes costarricenses se hayan vendido en promedio por año a alguna transnacional entre el 2010 y este 2015.

Así lo determina una recopilación realizada por EF sobre las principales adquisiciones de empresas nacionales (en su mayoría familiares) que han decidido concretar ventas parciales o totales en ese periodo.

Tal es el caso de la Corporación de Supermercados Unidos (ahora Walmart), Corporación Cefa, Pipasa, Gollo, Heladería Pops, Punto Rojo y, más recientemente, TicoFrut y Ópticas Visión.

No obstante, antes del 2010, se presentaron también compras que marcaron transiciones significativas. Por ejemplo, cuando el grupo belga Aliaxis compró Durman Esquivel en $200 millones, en diciembre de 2006.

Siete meses antes, Nutresa, mediante su empresa Grupo Nacional de Chocolates de Colombia, adquirió la fabricante de galletas Pozuelo, por un monto de al menos $119 millones.

Asimismo, en la década de los 90 se culminó la venta parcial de una de las marcas más renocidas en suelo nacional: Gallito Industrial, adquirida en junio de 1994 por Kraft Foods. No obstante, la parte de Gallito Comercial se quedó en manos de socios ticos.

En manos ticas

Hay una serie de empresas nacionales que tienen el perfil para ser altamente cotizadas, inclusive que han recibido muestras de interés de compra, pero han preferido mantenerse en manos ticas.

El libro Un siglo de cambios: Familias empresarias y grandes empresas y grupos familiares en América Latina y España , en el que participan por Costa Rica los autores Juan Carlos Leiva y Erick Guillén, analiza las 20 mayores empresas familiares de rotación, hasta el 2012.

De la veintena que investigó la publicación, aún destacan 18 como tales, entre estas Purdy Motor, Grupo Monge, Grupo Constenla, Constructora MECO, Grupo Farmanova Intermed, Distribuidora Pedro Oller, Banco Improsa y Alimentos Jack’s de Centroamérica. .

Se deben sumar cadenas que han logrado enfrentar con alta competitividad a las multinacionales, diversificando y marcando diferencia en sus segmentos, con fuertes estrategias de expansión tanto dentro como fuera del país.

Algunas son Auto Mercado (100% costarricense), Florida Ice and Farm Company (Fifco, una sociedad con más de un 95% de socios nacionales), Café Britt (con 80% capital costarricense y 20% internacional), Grupo Universal y la centenaria librería Leh- mann.

Por otra parte, otros socios costarricenses también han estado por 65 años al frente de la fabricante de plástico Yanber y esa sigue siendo su intención, pese a que la semana pasada anunció que atraviesa una complicada situación financiera.

Esta empresa nacional se acogió a un convenio preventivo, proceso especial que procura evitar el cierre mediante un arreglo con sus acreedores.

Legado tico

Juan Carlos Leiva explicó que, de acuerdo con la investigación, hay varios aspectos que influyen en que varias empresas familiares sigan siendo nacionales o hayan cambiado de opinión.

“Las empresas que han logrado sobrevivir aplicando diferentes estrategias de profesionalización, en algunos casos se les exige a los hijos o nietos una carrera universitaria, una preparación y hasta experiencia para estar al frente”, comentó.

Además, actualmente hay un patrón de cumplir con protocolos familiares, reglas claras y políticas gerenciales que, inclusive, designan funciones esenciales a personas externas a la familia, para obtener una mejor visión, gestión y resultados.

También, las empresas nacionales están buscando la diferenciación así como salir del mercado costarricense, con el fin de diversificar y ampliar operaciones.

Algunas que lo están haciendo son Grupo Monge, Constructora MECO, Purdy Motor, Fifco, Grupo Britt y Alimentos Jack’s.

Leiva resaltó que para muchas es esencial el legado no solo familiar, sino el económico y social que significan para el país.

Purdy Motor es una de las que desea trascender como empresa costarricense y mantenerse como líder integral en su industria.

Jesús Castro, su director general corporativo (CEO), dijo que el Grupo ha buscado trascender y garantizar la permanencia de la empresa por muchísimos años por lo que a mediados de los años 90, y con una visión a futuro del negocio, se creó una junta directiva externa, compuesta por personas con mucha experiencia en el campo de negocios.

El crecimiento promedio anual de los ingresos de esta empresa ha sido alrededor de un 150% en los últimos cinco años.

Auto Mercado es una empresa que se mantiene tras cuatro generaciones y también le apuesta a mantener la esencia con la que se creó en 1960.

“Costa Rica nos ha privilegiado con su lealtad. El éxito durante más de cinco décadas es resultado de combinar diversos factores. El principal, son nuestros colaboradores, trabajamos fuertemente en capacitarlos y desarrollarlos integralmente para que ofrezcan el mejor servicio en cada supermercado”, manifestó Diego Alonso Naranjo, vicepresidente comercial Auto Mercado.

Andrés Pozuelo, presidente de Alimentos Jack’s, externó que mantenerse independiente requiere de mucho esfuerzo organizacional, así como de una innovación constante. “En Jack’s, la adaptación tecnológica es parte del ADN organizacional”, resaltó.

Justamente, la innovación también va de la mano de Fifco, empresa que resalta el trabajo y el enriquecimiento del portafolio de productos como fuerte estrategia, lo cual les ha permitido tener un crecimiento anual promedio de ingresos de 17% en los últimos cinco años.

Las que han vendido

Tomar la decisión de vender una compañía puede darse por diversos motivos o intenciones.

Leiva resaltó el caso de los empresarios que llegan a dicho acuerdo para obtener un fuerte capital y asegurar un futuro o distribuirlo entre sus familiares.

También se presentan casos en los que los dueños quieren cambiar y entrar en nuevos mercados, creando compañías con nuevas unidades multinegocios.

Tal es el caso de Cuestamoras (de la familia Uribe, quienes vendieron Masxmenos a Walmart en 2010) y ahora trabaja en urbanismo, energía y hotelería. Además, la semana pasada, anunció que comprará la mayoría de acciones de Cefa-Fischel.

Otro caso es el de Durman Esquivel, que vendieron y después crearon Grupo Montecristo para diversificar en otros ámbitos.

“Hay otras familias que no se ponen de acuerdo en vender la totalidad de la marca y deciden ceder solo una parte como ocurrió con Gallito”, dijo Leiva.

Entre ticos

Las 20 mayores empresas locales

Grupo Monge
Purdy Motor
Grupo Constenla
Constructora MECO
Grupo Nación
Grupo Farmanova Intermed
Grupo HA (Humberto Álvarez)
Distribuidora Pedro Oller
Banco Improsa
Alimentos Jack's de Centroamérica
Volio & Trejos Asociados
Envases Comeca
Extrusiones Aluminio (Extralum)
Grupo Britt
Sardimar
Canal 7 Televisora de Costa Rica
Constructora Van der Laat y Jiménez
Irex de Costa Rica

Fuente Juan Carlos Leiva.

Sostenbilidad y financiamiento